Buscar este blog

10 de junio de 2011

Frank Epperson inventó el helado de hielo conocido como polo en 1905, cuando tenía once años. Un día mezcló agua con soda, pero en lugar de bebérsela, la olvidó en el porche, con la cucharilla dentro del vaso. Esa noche heló, y a la mañana siguiente se encontró con algo muy similar al polo actual. En 1923, dieciocho años después, este estadounidense creó una compañía para fabricar estos helados de siete sabores frutales, Popsicle. Unos años más tarde, y gracias al éxito que obtuvieron sus paletas heladas, Epperson vendió la patente a otra empresa; y así fue como gracias a su pequeño despiste  Epperson se convirtió en millonario.






Quieres conocer el origen de los helados. ¿Te lo perdiste cuando lo conté en El desván secreto? Pincha aqui.

4 comentarios:

Ana dijo...

Jo, ¿por qué no tendré yo despistes de esos que te hagan millonaria? Los míos son simples y normales, jaja.
Me encanta esta historia, con 11 años vio la luz lo que le ayudó para su futuro. Curioso, ¿eh?
Un beso
:D

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: Iba a escribirte pero me he dado cuenta de que tenía el mismo pensamiento que Ana :)Tendré que asociarme con ella :)

Gracias por la información. Como siempre pues jamás me voy de aquí sin aprender algo nuevo.

Brisas y besos.

Malena

Natalia Ortiz dijo...

Interesante e inusual forma de inventar un alimento, ¿verdad?
Supongo que se lo encontró a la mañana siguiente, y lo probó incluso. Hoy en día, igual nos lo pensaríamos más jaja. Lo que me extraña es que tardara 18 años en crear la compañía, pero quizás no tenía dinero, posibilidades... Quién sabe.
Me ha gustado mucho, Raquel :)
Un beso

Raquel dijo...

Este es un descubrimiento/invento que me gusta mucho, porque todo se debe a la casualidad, a un simple olvido. Y mira por donde que gracias a ese despiste se hizo millonario.

Un beso a las tres :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...