Buscar este blog

17 de marzo de 2012

Maruja Mallo


Maruja Mallo (Viveiro, Lugo, 5 de enero de 1902 – Madrid, 6 de febrero de 1995), fue una pintora surrealista.

Su formación comenzó en Avilés, en la Escuela de Artes y Oficios. En Asturias comenzó a exponer antes de trasladarse a Madrid para completar su formación en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando. Allí se relaciona con artistas, escritores y cineastas como Salvador Dalí, Federico García Lorca, Margarita Manso, Luis Buñuel, María Zambrano o Rafael Alberti, con el que mantiene una relación hasta que aquel conoce a María Teresa León.
Durante la década de 1920 trabaja para numerosas publicaciones literarias.
En 1932 obtiene una pensión de la Junta de Ampliación de Estudios para ir a París donde conoce a René Magritte, Max Ernst, Joan Miró y Giorgio de Chirico y participa en tertulias con André Breton y Paul Éluard. Allí comienza su etapa surrealista. Su pintura cambia radicalmente alcanzando la maestría.
En 1933, Maruja Mallo comprometida con la República, se dedica a enseñar dibujo y cerámica en el abulense Instituto de Arévalo.
A partir de 1936, comienza su etapa constructiva, mientras que sigue exponiendo con los pintores surrealistas en Londres y Barcelona. A los pocos meses le sorprende la Guerra Civil y huye a Portugal. Toda su obra cerámica de esta época es destruida. Poco tiempo después, su amiga Gabriela Mistral, embajadora de Chile, la ayuda a trasladarse a Buenos Aires, donde sigue pintando, dando clases y cultivando amistades, entre ellas, Pablo Neruda.
En Argentina recibe un rápido reconocimiento. De su paso por Buenos Aires, el Museo del Dibujo y la Ilustración, atesora en su colección dos temperas sobre papel.
A los 37 años publica el libro Lo popular en la plástica española a través de mi obra (1939), y empieza a pintar especialmente retratos de mujeres, cuyo estilo es precursor del arte pop estadounidense. En cuanto se instaura el peronismo en Argentina, Maruja deja el país y se traslada a Nueva York, para regresar a España en 1965, tras veinticinco años de exilio.
La que fuera una de las grandes figuras del surrealismo de preguerra es casi una desconocida en su tierra y su vida pública desaparece. Pero no le importó, se instaló en la calle Núñez de Balboa de Madrid, y casi como un símbolo dibuja de nuevo la portada de la Revista de Occidente.
En 1979, comienza su última etapa pictórica con Los Moradores del vacío, tenía ya 77 años, pero aún conservaba esa frescura y vitalidad que la acompañaría durante toda su vida.
En la década recibe la Medalla al Mérito en las Bellas Artes y el Premio de Artes Plásticas de Madrid.
El 6 de febrero de 1995, muere en Madrid a los 93 años.

Federico García Lorca dijo de su obra:

"Maruja Mallo, entre Verbena y Espantajo toda la belleza del mundo cabe dentro del ojo, sus cuadros son los que he visto pintados con más imaginación, emoción y sensualidad."











Fuentes: Wikipedia.
Imágenes: Google.

8 comentarios:

Natalia Ortiz dijo...

Siempre es triste lo del exilio... por desgracia, fueron muchos los que es vieron obligados a irse durante una buena temporada... o incluso, hasta el final de su vida.
Me alegro de que le dieran el premio, se lo merecía :) y veo que tuvo una vida bastante larga. Ya la tengamos todos, y además la vivamos estando bien.
Por lo que veo le gustaba dibujar a la gente real y con curvas, en lugar de tanta anorexia a la que estamos acostumbrados.
Me gustan especialmente la primera imagen con tanto detalle en el pelo que tiene la mujer y el maquillaje... la tercera con tantas personas y tanto color, y la última que se ve tan geométrica.
La penúltima me resulta extraña, parece una mujer muy alta y fuerte, con buenas piernas... no sé jaja, cuando quizás debería pensar que la cabra se ve muy grande, pero me gusta bastante como está dibujada.
Un beso, Raquel. Gracias por compartirlo :)

Prometeo dijo...

Debo reconocer que no gusta su pintura pero toda una mujer de su tiempo, comprometida, luchadora, rompiendo moldes...y, ademas, con la tragedia de un exilio forzado, todo un hermoso personajes en este mes de las mujeres.
Un abrazo.

NoSurrender dijo...

Mujer y exiliada política. Qué vida más dura para ser artista española. Tiene todo mi reconocimiento.

Gemmayla dijo...

http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-maruja-mallo/966721/ No te pierdas este enlace, Raquel.

Muchas gracias por esta entrada magnífica.

Fascinante Maruja Mallo. Siempre me ha gustado el nombre "Maruja"

Las dos mujeres corriendo en la playa (1922) de Picasso que es portada de "Mujeres que corren con lobos" de Clarissa Píkola Estés, siempre me ha parecido cuadro de Maruja Mallo y no de Picasso.

Beso

Ana dijo...

Un trabajo genial, siempre he creído que el surrealismo es complicado, mas libre, mas imaginativo, mas especial. Sus trabajos tienen pinceladas que me son familiares.
Gracias por darla a conocer mas.
uN BESO
:)

Raquel dijo...

a veces no les quedaba de otra, una pena sin duda que por culpa de guerras, ideales politicos, colores y prejuicios artistas como Maruja tuvieran que exiliarse y vivir lejos de sus raices.
De su obra me llama la atención las formas, my angulosas.
Un saludo Natalia :)


Reconozco que no es mi pintora favorita, pero sin duda rompió moldes como bien dices.
Un saludo Prometeo :)


Es muy triste tener que exiliarse de esa forma, verse obligado a huir como un criminal y ver además como parte de tu obra es destruida.
Fue una mujer fuerte y excepcional.
Un saludo :)

Gracias a ti por el enlace. Genial.
No hay mucha información en Internet sobre sus obras, no son muy conocidas, así que me ha gustado especialmente el reportaje.
Muchas gracias!!
Pues lo parece, de verdad. Tiene mucho de la obra de Maruja.
Un saludo :)


Mucho más complicado, porque es algo que se tiene que buscar en lo más hondo de uno mismo.
So obra es contundente, de formas muy definidas.
Un beso Anita :)

Carol Torrecilla García dijo...

Qué maravillosa artista, Raquel. Otra mujer, y se añaden y sumamos, admirable y tan fuerte y valiente.
Son posts los tuyos interesantes y mucho.
Gracias por presentar las obras, porque me han gustado mucho.
Me encanta la pintura.
Me pregunto a veces de dónde saca la gente tanta valentía y tanta fuerza.
Gracias.
Carol

Raquel dijo...

Excelente artista, y toda una pionera.
Yo creo que la valentía es algo que todos llevamos dentro. Tal vez creemos que no lo somos, que no actuariamos igual, pero en situaciones limite seguramente sacariamos fuerza y valentía de lo más profundo. Todos somos valientes si nos tocan lo que más nos importa, al menos yo quiero creer que es así. Que si vieramos amenazado algo que es muy importante para nosotros reaccionariamos de todas todas.
Gracias a tí Carol.
Un abrazo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...