Buscar este blog

29 de marzo de 2012

Prototipo de mujer fatal y peligrosa agente, hoy en día figura como una víctima de los servicios secretos, con una nula preparación como espía y un más que limitado talento para la danza.

Margaretha Geertruida Zelle nació en Leeuwarden (Países Bajos), el 7 de agosto de 1.876. Hija de un sombrerero y una javanesa, se casó a los 18 años con Rudolf Campbell McLeod, oficial de la Marina Holandesa que había puesto un anuncio en un periódico buscando esposa.
Vivieron en Java y en Sumatra, destinos militares de su marido, entre 1.897 y 1.902. En esta época tuvo dos hijos, siendo el varón envenenado por un sirviente, en venganza contra su marido. Esto fue el final para el matrimomio.
De regreso a Europa, ya separada, inició una carrera como bailarina con el nombre de Mata Hari (Ojo del Día). Su belleza oriental y su ausencia de complejos a la hora de lucir sus encantos contribuyeron a hacerla famosa bailando danzas hindúes y javanesas, que conocía muy superficialmente.
La fama le proporcionó muchos admiradores y amantes, algunos de ellos oficiales del ejército francés. Esto no pasó desapercibido al espionaje alemán, que la contrató en 1.916.
Parece ser que dio a los alemanes informaciones sin interés, y con conocimiento del espionaje francés, para quienes también trabajaba y a quienes informaba sobre la Bélgica ocupada por los alemanes.
Fue denunciada por los británicos como doble agente y detenida por los franceses el 13 de febrero de 1.917.
Tras un proceso en el que no llegaron a presentarse pruebas concluyentes, fue fusilada en París el 15 de octubre de 1.917.
Se cuenta que se despidió de sus ejecutores lanzándoles un beso.



5 comentarios:

Ana dijo...

La mas famosa de las espias. Creo que al final intentó mostrarse seductora, como una manera de apelar al corazoncito del pelotón de fusilamiento, pero no funcionó, por muchos besos que les mandara. Lo que esta claro es que querian quitarla de en medio...
;)

Carol Torrecilla García dijo...

Qué mujer tan valiente, tan increíble, sin miedo, con tanto coraje. Ojalá lo del beso sea verdad. Tirar un beso ante sus propios asesinos sí que es la Revolución, y no apuntar con armas.
Me has emocionado con esta biografía, Raquel, y te lo agradezco muchísimo.
Besos, amiga.

Raquel dijo...

Sí, yo creo que si fue verdad lo del beso, le pegaba mucho eso de intenatr seducir al lotón que la iba a fusilar, lastima que no se apiadaran de ella.

Gracias a las dos por visiatr mi blog y comentar, se agradece.

Besos :)

Natalia Ortiz dijo...

Qué vida la de esta mujer. Curioso que se hiciera tan famosa cuando no tenía mucho conocimiento de los bailes... y cuando era tan mala espía. Supongo que la belleza es bastante importante, al igual que las compañías.
Me pregunto por qué elegiría el nombre de Mata Hari... Suena hermoso el significado, pero suena si no traducimos, pienso yo.
Es curioso aprender :) Creo que la conocí hace unos días, un poco, gracias a tu hermana y su especial jaja. Un beso =)

Raquel dijo...

Ella no bailaba bien, pero tenía una actitud que la hacía irresistible, así que imagino que compesaba su poco talento con mucha cara :)
Sí, mi hermana tambiñen habló de ella, esto de ser gemelas es lo que tiene , tenemos conexión incluso en los temas que ponemos en el blog :)
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...