Buscar este blog

26 de marzo de 2012

Extra Cine XXIV



Mi semana con Marilyn

“Mi semana con Marilyn” se basa en un libro de memorias de Colin Clark, donde se relatan los problemas que tuvo Laurence Olivier con Marilyn Monroe durante el rodaje de la película “El príncipe y la corista” (1957). Sir Laurence Olivier (Kenneth Branagh) va a rodar una película en Londres. Colin Clark (Eddie Redmayne), un joven estudiante de cinematografía, se las arregla para trabajar en la producción. La llegada a Londres de la rubia explosiva Marilyn Monroe (Michelle Williams) para el rodaje revoluciona la ciudad, al mismo tiempo que Olivier trata de atender sus múltiples exigencias y manejar sus inseguridades a la hora de interpretar. Colin se siente atraído por la actriz, que también se interesa por él y le abre su mundo interior, donde lucha con su fama, su belleza y su deseo de convertirse en una gran actriz.
No fue la mejor actriz. Tampoco la más guapa ni la más elegante de la meca de Hollywood y sin embargo nadie marcó tanto al público como ella, cuyo nivel de magnetismo alcanzaba, siempre que aparecía en pantalla y fuera de ella, cotas muy altas. Ella fue uno de los iconos del siglo XX. La sex-symbol de figura curvilínea y fama de rubia tonta. La mujer triste, inestable, siempre necesitada de afecto. La que se hacía esperar. La que todo el mundo quería ver.  Porque después de todo ella era en si misma, y a su pesar, un espectáculo digno de verse.
Todo esto se ha reflejado muy  bien en la película, que hace una aproximación a la persona, igual que  al personaje, muy respetuoso. La actriz Michelle Williams fue la encargada de meterse en la piel de Marilyn, y su interpretación es brillante. Es en la versión original donde mejor se pueden apreciar todos los matices de su trabajo, que no sólo se basan en su caracterización, gestos y movimientos, sino sobretodo en su voz; esa voz dulce y melosa que era el sello de identidad de Marilyn Monroe. La Marilyn de Williams es un ser más delicado, ingenuo e inseguro, menos mujer sexy, más desvalida.
Un gran trabajo también el de los actores secundarios, en especial el de Kenneth Branagh como Laurence Olivier, y la genial Judi Dench, aunque sus personajes están muy desaprovechados.
Su frescura, la agilidad y simpleza de la trama se agradecen, pero también hacen de la película un producto disperso, demasiado ligero, que no llega a profundizar en la figura de Marilyn más allá de lo superficial, ni tampoco en las anécdotas del rodaje de la película que rodó junto a Laurence Olvier en los míticos estudios Pinewood, más allá de las manías conocidas de la actriz; sus retrasos, su inseguridad enfermiza a la hora de actuar y aprenderse un guión, etc. Aunque si se trasmite ese respeto y admiración por los actores, por los dos grandes actores que fueron Marilyn y Olivier. Muy recomendable. 6.4


Ghost Rider: Espíritu de venganza
Nicolas Cage retoma el papel de Johnny Blaze en “Ghost Rider: Espíritu de venganza”. En esta nueva visión del personaje, Johnny sigue luchando con la maldición de ser el cazarrecompensas del Diablo, pero puede que lo arriesgue todo al unir fuerzas con el líder de un grupo de monjes rebeldes (Idris Elba) para salvar a un niño de las garras del Mal e intentar librarse de una vez  por todas de su propia condena.
Pues sí, para que  vamos  a engañarnos, ya la sinopsis no augura nada bueno. Esta claro por donde va a ir la película  incluso antes de verla, y sigue ese camino de principio a fin, sin desviarse ni un poco; casi como la primera parte pero multiplicado por dos. Acción, sin pararse   a construir una excusa a la altura que la justifique; lo de menos es el guión. Acción y más acción envuelta en vistosos efectos especiales. El reclamo del 3D para los que quieran sumar emoción, y mareo, a la  experiencia, y por supuesto Nicolas Cage más pasado de rosca y botox que nunca. Una película frenética, tan hueca y previsible que no se puede decir mucho más sobre ella. Lo único a destacar los paisajes de Capadocia. Para pasar el rato, nada más. 2



La invención de Hugo

En “La invención de Hugo” conoceremos a Hugo, un niño huérfano, relojero y ladrón que vive entre los muros de una ajetreada estación de trenes parisina. Nadie sabe de su existencia hasta que le descubre una excéntrica niña junto a la que vivirá una increíble aventura.

El cine, la materia de la que están hechos los sueños. Eso es  La invención de Hugo, simplemente una película mágica. Una película que posee el poder del cine bien hecho; ese que te cautiva, te abstrae de la realidad y te transporta a otros mundos fantásticos, donde todo lo que imagines es posible.
Sin duda, La invención de Hugo es una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo. Todo encaja a la perfección, como un mecanismo de engranajes que se acoplan y hacen funcionar una complicada maquinaria. Nada chirría, todo está bien engrasado. Todo fluye con buen y acompasado ritmo.
La invención de Hugo es un homenaje sentido y nostálgico al cine, a los que fueron sus  precursores y a los que con su imaginación lo alimentaron y le dieron alas. Aquí están  los Lumière y George Méliès. Artífices de la magia del cine en sus primeros años.  
Una película muy visual; esa película que de niñ@  hubiera sido tu favorita, la que hubiera ocupado un lugar especial en la estantería de cintas. A pesar de sus fallos, que los tiene, tiene un mensaje muy a tener en cuenta; lo roto se puede arreglar, y eso incluye también a las personas.
Una fabula que te hará sonreír. 8



Chronicle

“Chronicle”, dirigida por Josh Trank, nos cuenta la historia de tres adolescentes que, tras entrar en contacto con una misteriosa sustancia en el bosque, comienzan a desarrollar extraordinarios poderes. Los jóvenes trabajan de forma conjunta para perfeccionar sus nuevas habilidades, si bien todo se complica cuando sus problemas personales y familiares provocan disputas entre ellos.

A veces pasa que una película se convierte en un éxito mucho antes de llegar a las masas. Todo el mundo habla bien de ella, los críticos la ponen por las nubes, hay mucha expectación y luego la realidad es muy distinta. Esta es la típica película inflada para hacer taquilla que no puede esconder que en realidad es marketing puro y duro. Una fachada que esconde una estructura defectuosa. La idea es buena, no lo niego, con muchas posibilidades, pero la puesta en escena es pésima. Lenta, aburrida, tramposa porque te ves el tráiler y no tiene nada que ver. Para empezar está rodada como si fuera un documental, cámara en mano, algo así como  La bruja de Blair, lo que la hace poco creible y realista en muchos momentos. Sin embargo no es la única película que parece haber inspirado a su autor. Chico pardillo, al que todo el mundo margina, le pegan cada dos por tres sin venir a cuento, tiene un padre que le hace la vida imposible, pero un día descubre que tiene un poder impresionante, puede mover objetos con la mente… además sus poderes van aumentado casi tan gradualmente como su ira contra todo lo que le rodea. Una versión masculina de Carrie. Y con idéntico final.  Ya lo decía el eslogan de una famosa saga de superhéroes, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y si ese poder cae en manos equivocadas pueden pasar cosas muy malas.  El principio es muy flojo, y aunque el final es una explosión de efectos especiales y tiene un ritmo más ágil, la película es mala. 3.5


7 comentarios:

Prometeo dijo...

Estoy de acuerdo contigo al cien por cien; mala, muy mala la del amigo Cage, una pena porque ese personaje podria dar mucho juego, como en los comic;lo mismo que Chronicle, penosilla....por otro dos maravillas como bien dices "La invencio de Hugo" todo un canto a la magia del cine y la de mi neurois con Marilyn...
Un fuerte abarzo.

Ana dijo...

2 de cal y 2 de arena, jeje. He visto las cuatro y pues me quedo con "La invención de Hugo" y "Mi semana con Marilyn". La primera porque tú lo has dicho, es un homenaje al cine, a los sueños, y porque la ambientación es maravillosa. Y la segunda por la actuación de Michelle Williams, en versión original se aprecia su voz, todo muy calcado a Marilyn...
Nicolas Cage hace lo que puede, pero claro es todo demasiado sobre actuado, que angustia...
La de Chronicle le falla la formsa, muy mal lo de camara en mano, que no te lo crees ni tú que grabas a todo el que toca a tu puerta aunque sea el cartero, un fallo gordo, quizás si lo hubiese hecho a la manera convencional tuviera un pase, así falla todo mucho, pero la idea es buena, podría haberse hecho algo mejor. Y si, has dado en el clavo. Y si, es Carrie pero en chico...
Besos
:D

Raquel dijo...

la verdad es que no conozco el personaje de comic pero seguramente será mucho mejor que el motorista fantasma de las pelis, peor es imposible.
He leído muy buenas criticas a la peli de Chronicle y la verdad me sorprenden, yo lo que vi no me gusto mucho.
Las otras dos me gustaron mucho más, en especial la de Hugo.
Un abrazo Prometeo, y gracias por seguir por aqui :)


Esta equilibrada la cosa, dos buenas y dos malas :)
Michelle no es exactamente a Marilyn pero hizo un trabajo increíble, está muy bien.
a mi la de Chronicle me decepcionó. Tiene muchos fallos, algunas lagunas, cosas poco creíbles, como por ejemplo lo que dices de salir a la puerta cámara en mano y grabarlo todo, pero bueno supongo que sería para hacerla más actual.
Un beso grande Anita, mi lectora más fiel :)

Carol Torrecilla García dijo...

No he visto ninguna. ¡Qué mal voy habiendo sido tan cinéfila en la pasada década! ¿Has leído cómo queda eso? Ahhhhhhhhhhh.
En fin. Sigo siendo cinéfila, pero casera. ¿Eso cuenta, Raquel?
El caso es que quiero ver la de Marylin, la de Hugo y todas, jejejeje.
Gracias por las reseñas.
Besos, amiga, y abrazos.

Raquel dijo...

De nada, Carol. Yo también soy cinéfila casera; lo importante es disfrutar del cine que te gusta.
De estas cuatro te recomiendo Hugo y Mi semana con Marilyn. Si tienes ocasión de verlas seguro que no lo lamentas.

Besos Carol.

Natalia Ortiz dijo...

No he visto ninguna :S
En cuanto a la de Marilyn, no he leído nada de ella además de lo que has escrito tú, no sé cómo estará. Tú dices que bien, así que me fío jaja. Sin embargo, a esta mujer por mi edad y por todo, apenas la conozco, y lo poco que sé de ella es que lo debió de pasar muy mal, por lo que vi en un artículo... Pobre mujer. Pero oye, luego se hizo bien famosa, y esperemos que fuera feliz.

Me quedé con ganas de ver Ghost Rider... Parece para pasar una tarde y poco más, sí, que después de la primera, que a mí me gustó mucho, parece que esta sobra. Si puedo ya la veré en el ordenador, aunque sea por curiosidad.

Con la de Hugo me quedé con ganas de ir a verla porque se veía con buena pinta y se ha oído muchísimo. Por todo lo que nos cuentas tengo que verla donde sea, pero tengo que verla jaja.

Y Chronicle no me decía nada, sinceramente :S

Un abrazo! :)

Raquel dijo...

Creo que nunca lo fue, al menos es lo que parece. Era insegura a pesar de que todo el mundo la consideraba una sex symbol y era admirada e imitada. Si estuviera viva tendría la edad de mi abuela, pero es un icono. De hecho su imagen sigue vendiendo y creando expectación. Te recomiendo la pelí, es entretenida, aunque a lo mejor si no conoces muy bien a Marilyn puede que no te interese.
Ghost Rider mejor verla en el ordenador, es lo que hice yo ;)
Un abrazo Natalia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...