Buscar este blog

24 de noviembre de 2010

Pequeños lugares pequeños

La casa más pequeña



La casa más pequeña del mundo se encuentra en Gran Bretaña, y es una de las principales atracciones turísticas de Conwy, Gales. Se le llama “House Quay” y sus medidas son de tan sólo 3.05 metros por 1.08. La casa fue utilizada como vivienda desde el siglo XVI hasta 1900. Su último inquilino fue un pescador llamado Robert Jones, que medía nada más y nada que menos que 1.89 cm. Las habitaciones eran demasiado pequeñas para que pudiera permanecer de pie por lo que se vio forzado a marcharse cuando fue declarada no apta para la habitabilidad. Actualmente, esta diminuta casa roja es propiedad de la nieta de Robert Jones, Margaret Williams, a la que es habitual ver junto a la casa recibiendo calurosamente a todos los turistas que se animan a visitarla. (la casa sólo se abre al público desde abril a octubre) La casa sólo tiene espacio suficiente para albergar una estufa, agua potable, una mesilla de noche y una cama.




La prisión más pequeña.



La prisión de Sark se encuentra en la isla de Sark en Guernsey, y fue construida en el año 1856. Es capaz de albergar a dos prisioneros por espacios muy cortos de tiempo -una noche, dos a lo sumo- quienes serían trasladados a otros centros en caso necesario. Actualmente se sigue utilizando para pernoctar.




El hotel más pequeño



El hotel Punta Grande figura en el libro Guinness de los récords por ser el más pequeño del mundo. Las instalaciones de este lugar se encuadran dentro de una superficie de 600 metros cuadrados y un techo de nueve metros de altura. El hotel se encuentra en la isla del Hierro. Antaño fue una oficina de aduanas que no superó la crisis del comercio marítimo entre América y España. Siendo testigo de numerosos naufragios y decomisos, los objetos que adornan el hotel proceden de ellos. Cartas de navegación, brújulas y hasta un traje de buzo se exhiben en algunas de sus habitaciones.




El Hotel Eh’haeusl, ubicado en Alemania, posee tres pisos repartidos en 56 metros cuadrados. Cuenta la historia que en 1782, todas la parejas que deseaban casarse debían poseer una casa para poder registra la boda. Ante la imposibilidad de muchas de ella, el propietario del hotel Eh´haeusl decidió adaptar el lugar para alquilarlo a los novios y que estos pudieran realizar la posterior fiesta a la ceremonia y que los novios pudieran pasar la luna de miel en ella. Actualmente el Eh’haeusl sigue en completa vigencia, aunque ya no con el mismo servicio de épocas pasadas, por lo que no es considerado como un hotel en todo el sentido de la palabra.




El aeropuerto más pequeño.



Juancho Yrausquin Airport es, con sus 400 metros de longitud, el aeropuerto comercial mas pequeño del mundo. Se encuentra en la isla de Saba, perteneciente a las Antillas Neerlandesas ( Holandesas).Debido a su pequeño tamaño, en el aeropuerto solo prestan servicio los aviones tipo STOL ( Short Take-Off and Landing - despegue y aterrizaje cortos ), concretamente los Dehavilland Twin Otter.




La calle más estrecha.

Parliament Street (en español Calle del Parlamento) es una calle situada en Exeter, Inglaterra, que une la High Street con Waterbeer Lane y data del siglo XIV. Antiguamente era llamada Small Lane, tiene su nombre actual desde que el ayuntamiento decidió que se pasase al Proyecto de Ley de Reforma de 1832. Tiene aproximadamente 1,2 metros en su parte más ancha y menos de 64 centímetros en su parte más estrecha. Según el Libro Guinness de los récords, esto hace que en la actualidad sea la calle más angosta del mundo.

 

5 comentarios:

Ligia dijo...

Gran curiosidad la que nos muestras hoy. Sólo conozco el pequeño hotel del Hierro. Besos

Natalia Ortiz dijo...

Qué curioso es todo :)
Sinceramente, no conocía a ningún pequeño lugar de los que describes.
El hotel Punta Grande me gusta tal y como se ve jeje. Y la casita parece acogedora así a primera vista desde fuera.
Leeré la entrada de Harry Potter y comentaré cuando me vea la película jaja, que estoy en ello.
Un beso ^^

Ana dijo...

Que sitios tan cucos, jaja, que bonita la primera casa, parece de muñecas, seguro que dentro de ella te puedes sentir como tal... y es súper practica porque todo queda a la mano ;) Pero claro ¿que pasa con las visitas?
Un beso
:)

Prometeo dijo...

Curiosidades con al sonrisa en los labios; toda una leccion de que las cosas pequeñas tambien valen o como decia el amado Groucho "A mi me ecanta las cosas pequeñas, un pequeño yate, un pequeño palacio, un peuqeña descapotable..." lo del mini aereopuerto es de miedo...un fuerte abarzo.

Raquel dijo...

Gracias a los cuatro por vuestros comentarios.
Un beso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...