Buscar este blog

21 de noviembre de 2010

Harry Potter y Las reliquias de la muerte

Título Original: Harry Potter and the Deathly Hallows: Part I
Año: 2010
Duración: 146 min.
País: Reino Unido.
Director: David Yates
Guión: Steve Kloves (Novela: J.K. Rowling)
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Eduardo Serra
Reparto: Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint, Alan Rickman, Helena Bonham Carter, John Hurt, Timothy Spall, Rhys Ifans, David Thewlis, Jason Isaacs, Ciarán Hinds, Tom Felton, Ralph Fiennes, Robbie Coltrane, Bonnie Wright, Michael Gambon, Maggie Smith, Brendan Gleeson, Jamie Campbell Bower, Bill Nighy, Miranda Richardson, Helen McCrory, Warwick Davis, Julie Walters, Evanna Lynch, Toby Jones, Matthew Lewis, David O'Hara, Clémence Poésy, Rade Serbedzija, Toby Regbo, Imelda Staunton, Fiona Shaw, Stanislav Ianevski, Dave Legeno, Natalia Tena
Productora: Warner Bros. Pictures / Heyday Films
Género: Fantástico.
Sinopsis: Primera parte de la adaptación al cine del último libro de la saga Harry Potter, "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte". La historia continúa desde el punto en el que terminó "El príncipe mestizo": Una tarea casi imposible cae sobre los hombros de Harry: deberá encontrar y destruir los horrocruxes restantes para dar fin al reinado de Lord Voldemort. En el episodio final de la saga, el hechicero de 17 años parte junto con sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley en un peligroso viaje por Inglaterra para encontrar los objetos que contienen los fragmentos del alma del Señor Tenebroso, los cuales garantizan su longevidad. Pero el camino no será fácil pues el lado oscuro adquiere más poder con cada minuto que pasa y las lealtades serán puestas a prueba. Harry deberá usar todos los conocimientos que gracias a Dumbledore ha adquirido sobre su enemigo para poder encontrar la forma de sobrevivir a esta última aventura.





El viernes pasado estaba marcado en mi agenda desde hace tiempo. Desde que se iniciara la saga de Harry Potter he visto todas sus películas en el cine, así que no podía faltar a la cita; al gran estreno de Harry Potter y las reliquias de la muerte. Fui acompañada de mi hermana y las dos lo pasamos fenomenal. Cuando salí del cine tras más de dos horas me sentí contenta, y más que satisfecha con el espectáculo que acababa de ver. Me quedé con ganas de ver el desenlace, y creo que se me hará largo tener que esperar hasta julio para verlo. Sin duda disfruté mucho, como hacía tiempo que no hacía. Las películas anteriores no habían resultado ser todo lo buenas que podría esperarse, pero esta es muy diferente. Recupera la atmósfera mágica de las primeras películas y además añade emoción y aventura.



 



Al tratarse de una adaptación fragmentada del séptimo libro mi duda estaba en si conseguiría aguantar el nivel sin aburrir, ya que la conclusión de la historia se mostrará en la segunda parte, y debido a esto podría dar la sensación de que no pasa nada, o de que lo que pasa es algo ya visto. Sin embargo no fue así, esta es una película de detalles, de enseñanzas y de emociones, que por decirlo de alguna forma nos prepara para la última. Nos presenta el tablero y las piezas de lo que será la batalla final. Es una película que agradará a los fan de la saga, entre los que me incluyo, ya que han respetado el libro sin mutilar escenas importantes, siendo fieles a la historia de JK. Rowling.
Ya su inicio es muy prometedor, con un expresivo y enérgico Bill Nighy en el papel del nuevo ministro de magia Rufus Scrimgeour, y mantiene la expectación en la siguiente escena con Harry y Hermione preparándose para los cambios que deberán afrontar. Especialmente emotiva la secuencia de despedida de Hermione. Todos los acontecimientos posteriores, incluyendo la amenazadora reunión de los mortifagos, se desarrollan con la misma soltura.



 



A pesar de su duración, 146 minutos, la película no se hace larga; y aunque hay momentos de menor tensión, de transición, éstos se agradecen. En este viaje, con reminiscencias a El señor de los anillos, los paisajes juegan un importante papel. De hecho una de las cosas que más me gustaron de la película fueron sus paisajes, impresionantes todos ellos. Su fotografía, la ambientación, y los escenarios merecen elogio. Realmente bien conseguida la atmósfera opresora y tenebrosa, necesaria para acompañar las imágenes; las más violentas y oscuras de la saga. La banda sonora es muy buena, con un toque diferente a la labor que había desempeñado John Williams en los trabajos anteriores pero no por ello peor. Las melodías de Alexandre Desplat, oscuras, épicas, intensas, llenan cada fotograma de forma sobresaliente.






En cuanto a las interpretaciones gran trabajo del trío protagonista, en especial de Emma Watson, “Hermione”, y Rupert Grint, “Ron”. Alan Rickman, “Snape”, Helena Bonham Carter, “Bellatrix”, Ralp Fiennes, “Voldemort”, bordan sus personajes. No hay más que mirar la cara de Helena para ver a Bellatrix.



 



Podría destacar muchas escenas, pero hay dos que me gustaron especialmente. La primera el magnifico cuento de Las reliquias de la muerte. Una animación que evoca la estética de las sombras chinescas y que me hizo recordar una de las mejores series de mi infancia, El Cuentacuentos. Este cuento popular de tres hermanos que bien podría ser obra de los hermanos Grimm o de Hans Christian Andersen me fascinó. La otra escena, y aquí pongo el aviso de spoiler para quien no haya leído los libros, es la muerte de Dobby, el elfo doméstico. Alguna lágrima se me escapó en ese momento.



 



Definitivamente la saga de Harry Potter ha dejado de ser una película para niños. La temática desde luego que no es de niños, las imágenes -demasiado oscuras- tampoco, y dudo mucho que un chiquillo pueda seguir la compleja trama sin perderse.



 



Pero aún así se trata de una buena adaptación, teniendo en cuenta las chapuzas que se hicieron con las últimas películas, y aunque resulta imposible recrear al cien por cien la magia del libro, esta película se aproxima mucho. Personalmente considero que es una de las mejores películas de la saga, porque sus fallos son también los del libro, y porque cada escena está teñida de una emotividad muy palpable. Tal vez porque se ve el final próximo y las despedidas siempre dan pena.
Sólo puedo decir que disfruté, que viví la trama, y que espero impaciente el desenlace de una historia que me ha hecho soñar e ilusionarme.


5 comentarios:

Ana dijo...

¡Que puedo decir que no hayas dicho! Genial, me gustó mucho, pero claro soy seguidora de estos libros y pelis, así que creo que no soy parcial.
Me gustó mucho el tono. En especial esa sensación que el director supo trasmitir muy bien de estar perdido y sin rumbo, de no saber para donde tirar, de que los acontecimientos te superen. Después de todos ya no los vemos así pero son niños escapando de un peligro muy grande, luchando con el y tomando decisiones sobre la marcha. Habla un poco de madurar y del deber. La magia de la niñez está pero no es igual, ya no hay inocencia, hay muerte y destrucción.
Me gustaron los paisajes, y la música es perfecta, muy evocadora y triste a la vez.
Y ya queda menos para el final... pero tendremos que esperar, ¡claro!
Un beso
:)

இலை Bohemia இலை dijo...

Las veré porque me gusta el universo de Harry potter, si me hubiese pillado de niña seguro que hubiese sido una fanática...Lo que no me gusta es eso de que haya dos partes...marketing saca pasta...

Bss

Raquel dijo...

Sí yo también percibí esa sensación de estar perdido y no saber que hacer porque los acontecimentos te superan.
Estoy de acuerdo en todo lo demás.
Y que ganas de ver ya el desenlace.
Un beso grande :)



Cuando dijeron que iban a dividir la última película en dos pensé lo mismo, que era para hacer caja, pero ha sido un acierto porque hay cosas que no se explicaron bien en las últimas películas y era necesario explicarlas un poco mejor. Pero descarado que es para seguir exprimiendo la gallina.
Besos.

Prometeo dijo...

Me quede en la tercera y deberia retomar la serie pero me da pereza...un abrazo.

Natalia Ortiz dijo...

Ya he podido leer la entrada porque vi la película el fin de semana jajaja.
La verdad es que me gustó bastante :)
Los paisajes son muy bonitos y variados. Sin embargo, están todo el rato huyendo y no se me hizo largo ni pesado. Incluso, me pareció corta la película...
Pero no entiendo uno de los momentos en los que huyen, que en vez de transportarse, corren. Y como no me leí los últimos libros de la saga, voy a las películas intentando que nadie me descubra nada jaja. Para que no se pierda el misterio :)
Había niños muy pequeños viendo la película. Y sí, Harry se ha hecho mayor y las películas están enfocadas para otro público, por la trama, por lo oscuras que son las escenas, porque hay muertes... por todo. No creo que comprendan de qué va.
Esperando la segunda parte ^^
Un beso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...