Buscar este blog

27 de agosto de 2013

Siete años y seiscientas entradas



Siempre se dice eso de parece que fue ayer, pero es que es así. Parece que fue ayer cuando comencé a construir este blog y ya han pasado siete años. Fue un día 13 de febrero de 2006. Debía ser un experimento. Lo cierto es que no tenía intención de tener un blog, y mucho menos de dedicarle todo el tiempo que le he dedicado desde entonces, pero...
Al principio olvidé que lo tenía, pero cuando lo redescubrí, al encontrar la dirección y contraseña en uno de los papeles que guardo en mi abarrotada gaveta de libretas, me gustó la idea, y la verdad es que me sirvió de terapia. Para mí era más que un entretenimiento; sentía que daba vía libre a mi creatividad, y al mismo tiempo descubría cosas muy interesantes, y por supuesto me daba la oportunidad de conocer a otros blogueros que se interesaban por lo que publicaba.
Han sido siete años, pero ha habido largos periodos de inactividad; algunos necesarios, y otros por necesidad. Pero siempre he terminado volviendo al desván. Incluso en los momentos en que he sentido ganas de tirar la toalla.
Desde el 2012 han pasado cosas en mi vida y eso me ha hecho estar más distante del blog y también, aunque ojalá no hubiera sido así, de otros blogs amigos.
Desde entonces, otras circunstancias, como quedarme sin Internet, y durante un tiempo también sin ordenador, me han puesto difícil dedicarle todo el tiempo que normalmente le dedicaba a este espacio. De hecho casi no podía dedicarle tiempo.
Aún así, el cariño que siento por este blog me ha hecho seguir aunque hubiera sido más fácil cerrarlo. Sé que algún día llegará ese momento. Todo tiene un comienzo y un final. Pero esta no es una despedida, ni mucho menos, porque esta es la entrada número 600, y como ya es tradición quiero celebrarla contigo.
600 entradas y siete años.
Gracias por haber estado, por haberte interesado, por no dejar de volver aunque el camino no siempre esté visible en este desván secreto.

Sin ti no hubiera sido lo mismo. 

6 comentarios:

Ligia dijo...

¡Qué pasada!! Enhorabuena, Raquel, desde luego por experiencia sé lo que cuesta mantener un blog durante tanto tiempo y sobre todo, con tanta calidad en los posts como el tuyo. Abrazos

Nieves dijo...

Siete años nada menos Raquel ¡enhorabuena! es mucho tiempo y tiene mucho mérito seguir aqui, a pesar de esos momentos en que habrías tirado la toalla, pero esto engancha y te entiendo perfectamente.

Espero que sigas por aqui y tenerte de compañera y amiga bloguera durante muchos años más, aunque a veces te tomes algún tiempo sabático. Tienes un gran blog y eres una gran profesional, muy trabajadora y que sabes elegir, hacer y preparar unas entradas muy buenas e interesantes.

¡Y no te olvides de pedir un deseo al soplar las 7 velitas!

Un abrazo muy fuerte Raquel,

Raquel dijo...

Muchas gracias Ligia, por acercarte siempre que puedes y darme tu opinión sobre lo que publico; la verdad es que mantener un blog requiere ganas y voluntad, y para mi ha sido un reto mantenerlo tantos años; no sé cómo lo he hecho pero sin duda he aprendido mucho por el camino.
un abrazo :)


Muchas gracias, Nieves.
Esto engancha, es verdad, y mira que a veces dices "lo cierro", o "se acabó", pero a la hora de la verdad da pena, sobre todo porque siempre hay cosas que decir, que publicar, que compartir.
Viniendo de ti esas palabras me siento muy halagada, porque tu blog es uno de los más interesantes y currados que visito, así que de nuevo gracias, me anima mucho leerte.
soplaré fuerte y no olvidaré pedir mi deseo.
Un abrazo fuerte :)

Anónimo dijo...

¡¡¡Buahh!!! ¡¡7 añazos!! Pues muchas felicidades, Raquel. Reconozco que me sorprende esa veteranía tuya, más que nada porque tu blog respira una novedad y una sorpresa que me hacían pensar en una dedicación más reciente. Es algo absurdo, ya lo sé, pero conozco a mucha gente que al par de años ya tira la toalla.

Por eso mismo, creo que ahora miraré con mayor cariño a este desván, a este superviviente. Un desván que sigo desde hace unos cuantos meses y que me ha descubierto cosas interesantes y diferentes; un desván donde siempre has tenido palabras para tus comentaristas, rompiendo de esa forma ese halo frío y difuso de internet. ¡Fíjate lo difícil que es "intercambiar comentarios" con algún editor de blogdecine xDD!

Así que nada, solo decirte que cumplas muchos más, si eso es lo que quieres y necesitas. Espero ser un fiel internauta y seguir en esta larga aventura, como uno de esos oyentes de radio nocturnos que se apoyan en el dial (que diría Sabina), y que no vuelvan a surgir ningún tipo de interferencias, ni técnicas ni de ánimo. Un beso, Bellve-Raquel; a ver qué preparas para los 700 ;)

PD: a todo esto, el menda escribidor: Minnesotas.

Ana dijo...

Vaya camino que ha recorrido este blog... siete años de vida y tan lozano, con ese aire fresco, interesante y juvenil que tiene, que a mi me enganchó´desde el principio y que fue el responsable de que yo también emulara a mi hermanita y me hiciera mi propio blog. Y 600 entradas nada menos todo un logro porque sé lo que te ha costado no abandonar este espacio, no ha sido fácil pero aquí sigues y espero que por mucho tiempo. pase el tiempo que pase yo siempre estaré por el desván.
Un besito y felicidades por tu dedicación.
:D

Raquel dijo...

Muchas gracias Minnesotas.
Tampoco yo me creo que lleve ya siete años escribiendo este blog, el tiempo pasa volando; parece que fue ayer, pero ni siquiera me he dado cuenta porque esto me lo he tomado como un entretenimiento, una afición para desconectar, y por eso he seguido tantos años.
Me gusta intercambiar opiniones con los lectores que deciden comentar, aunque sean unas pocas palabras; eso es lo más enriquecedor de tener blog. Este desván nunca ha sido muy frecuentado, tengo pocos comentaristas, y por eso me gusta agradecerles que se pasen, que me visiten y se involucren.
No sé cuanto seguiré con este desván secreto, por ahora me ha llenado mucho, pero me imagino que algún día lo cerraré; este año ha sido difícil porque no he tenido acceso a internet durante algunos meses más que por la biblioteca, y no es lo mismo. Y por el lado de los ánimos tampoco han estado en su mejor nivel. Siempre hay alguna interferencia pero la vida es así, lo importante es superar esos baches y seguir.
Un beso y un abrazo, Minnesotas :)


Muchas gracias Anita.
Siempre has estado conmigo, es que es inevitable, porque compartimos muchas cosas; aficiones, puntos de vistas, gustos… para algo somos gemelas 
Sin ti no hubiera sido lo mismo, la verdad. Sobre todo durante los últimos tiempos. Me alegra mucho tenerte a mi lado siempre, porque es reciproco.
Un beso grande :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...