Buscar este blog

9 de agosto de 2013

Los monstruos SÍ existen

Pez tigre Goliat

Vive en África y sus treinta y dos dientes, afilados como navajas, junto a su corpulencia y su descomunal tamaño, le convierten en uno de los peces más peligrosos del mundo. Su dieta se basa en crías de cocodrilo o cocodrilos de pequeño tamaño a los que ataca por sorpresa.
Sólo su nombre intimida; al pez Tigre Goliat le gustan las aguas turbulentas, porque en ellas los peces menos dotados se convierten en presa fácil. Además de poseer una vista excelente, es capaz de detectar vibraciones de baja frecuencia. Nada se le escapa. Se les conoce como “la piraña de África”, aunque es todavía más voraz que sus primas de Sudamérica.






Anglerfish

Algunos lo llaman Anglerfish pero su nombre científico es Melanocetus johnsonii. Se llame como se llame no cabe duda de lo feo que es. Todo un monstruo de las profundidades abisales del trópico. Vive a 4000 metros de profundidad pero es capaz de subir a los 1000. De ahí que sea tan raro de ver. De su nariz surge una especie de linterna que usa como señuelo para atrapar a sus presas. Su boca, llena de dientes de aspecto amenazante, le hace muy poco fotogénico. 






Tortuga Matamata

Se la puede ver en América del sur, sobre todo en los ríos Amazonas y Orinoco. Tiene protuberancias por todas partes, una cabeza triangular y achatada, un hocico alargado, y es una predadora muy paciente. Puede pasar horas bajo el agua sin moverse si está acechando una posible captura. Es bastante fea, pero los bultos  que salen de su cuerpo tienen una función, le ayudan a camuflarse haciéndola casi invisible. Ya lo dice su nombre, ojo si os topáis con una tortuga Matamata; tienen muy mal genio.






Aye Aye

Aunque no lo parezca estos extraños seres de ojos demoniacos y orejas puntiagudas están emparentados con los primates, y también con nosotros, los humanos. Son endémicos de Madagascar, y pasan la mayor parte de su vida colgados de los árboles en la selva tropical. Son nocturnos. Comen únicamente larvas e insectos. Pero a pesar de su inofensiva dieta están gravemente amenazados. Muchos indígenas creen que el aye aye trae malos augurios, así que los matan nada más verlos. Su estrafalaria apariencia hace que se le considere el principal responsable del origen de la palabra "lémur", que en latín quiere decir "espíritu nocturno".




Topo nariz estrellada

Si hay un animal raro, pero raro raro, seguramente éste se lleve la palma. Es difícil de mirar y además esa extraña nariz inquieta bastante. Puede decirse que es un espécimen único. Se le puede localizar en la costa nordeste de EEUU. Alcanzan un tamaño de 15 a 20 cm y pesan alrededor de 55 g. su sello distintivo son sus 22 tentáculos muy sensibles que tienen al final del hocico, y que están directamente unidos a su sistema nervioso. Comen insectos, gusanos y crustáceos, y poseen el record de velocidad; son capaces de engullirlos en 120 milisegundos una vez detectados. Además son unos animales muy glotones; comen lo equivalente a su peso cada día. Su privilegiada nariz les permite incluso oler bajo el agua.




Regaleco

Los pescadores escandinavos creían que este animal fabuloso era una serpiente de mar, al que  llamaban “rey de los arenques”, y al que se le suponía poderes mágicos. Estos supersticiosos marineros creían que para vengarse de los hombres que le molestaban alejaba a los bancos de arenques de su ruta normal, espantándolos, privando así de todo recurso a las pesquerías noruegas y danesas.
Hoy en día esta “serpiente legendaria” se conoce bajo el nombre de regaleco. Su cuerpo, comprimido en forma de cinta, puede alcanzar una longitud de seis a siete metros. Sus primeros radios dorsales, como filamentos, le han valido, entre los anglosajones, el nombre de “oarfish” (pez remo). Vive en las aguas profundas de casi todo el mundo, ondulando como una gran serpiente azul bordeada de rojo.



Fangtooth

Este “amistoso” pececillo vive en los mares de todo el mundo  a profundidades abisales. Se le conoce con el nombre de anoplogaster. Fangtooth, su nombre inglés, hace referencia a sus enormes colmillos, tan grandes que necesitan una cavidad dentro de su boca para alojarlos. La forma de sus fauces, vueltas hacía dentro, impiden que las presas escapen.




3 comentarios:

Ana Laura dijo...

¡Pero mira que son feos!!! Como que no es necesario ir al cine para asustarse uno... y al niño ahora en vez de hacerle apagar la televisión hay que prohibirle abrir el bestiario nomás, ¡no vaya a ser que sueñe!

Realmente interesante, un gusto pasarme por aquí. Saludos :)

Ana dijo...

Encantadores.
Son feítos pero me ha causado que la mayoria son inofensivos, sólo comen larvas, insectos u otros peces, así que no son para tanto.
Que penita lo del Aye Aye, cuantas supersticiones con el bichito, pero eso si, es el mas mono de esta lista de monstruitos, a mí se me recuerda en algo a un peque peludo que tenemos en casita, jaja.
:D

Raquel dijo...

Hola Ana Laura, un gusto recibirte, vuelve cuando quieras.
Saludos :)

Es curioso, son feos y tienen un aspecto amenazador y sin embargo no son carnívoros, sólo comen larvas. Aunque al pez tigre no quisiera verlo de cerca de mí, menudos dientes, aunque lo de menudos no sea el adjetivo que más le peguen, ni mucho menos.
Un abrazo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...