Buscar este blog

7 de junio de 2016

Cuando fumar era glamuroso.

Hubo un tiempo en que fumar era un sinónimo de glamour. Los artistas de Hollywood popularizaron este hábito en el siglo XX al dotarlo de sofisticación y encanto. La publicidad también contribuyó asociando el fumar al placer, a la elegancia, al estatus social, a la belleza, a la juventud, a la virilidad y a la aventura. Su objetivo principal se basaba en movilizar sentimientos, emociones y valores.
La primera gran campaña de publicidad del tabaco fue efectuada a principios del siglo pasado por la marca Lucky Strike para conseguir que las mujeres fumasen; y lo hizo asociando este vicio a la pérdida de peso. La campaña logró hacer ver a los cigarrillos como un complemento de la dieta, algo que quedó grabado en el subconsciente de las norteamericanas durante muchos años.

"Reach for a Lucky instead of a sweet" "Toma un Lucky en lugar de un dulce"

Elegancia o Virilidad



Lucky Strike era sinónimo de elegancia. Al contrario que  Camel, la otra marca de tabaco que copaba el mercado en esos años,  que se asociaba a la gente ruda de los puertos y sus estibadores.







Fumando espero.
Publicidad y Tabaco
Los famosos anuncios con vaqueros prometían hombría y valentía; los que enseñaban a chicas ligeras de ropa ofrecían sensualidad,  y hasta había anuncios con bebés que decían: «Antes de cargarme mami, por favor enciende y disfruta tu Marlboro». El eslogan de los anuncios de Pall Mall decía: «El aroma a hombre que encanta a las mujeres»


Los “Marlboro Man” fueron muy populares. Surgieron gracias a Leo Burnett, ya que la marca, asociada al público femenino, quería acercarse al masculino.  La campaña de publicidad fue un éxito.
Hoy se sabe que cinco de aquellos “vaqueros” que prestaron su imagen  murieron por problemas derivados del tabaquismo. 






Tabaco y Cine

El tabaco fue un elemento imprescindible en el cine, el arte o la moda en el siglo XX. Hoy en día cuesta encontrar una sola película de aquellos tiempos sin humo de cigarrillos. Especialmente llamativo son las películas de cine negro, en las que los protagonistas resolvían sus casos con un cigarrillo en los labios.


De hecho, desde los años 50 hasta finales del siglo pasado, cuando la sociedad percibió el efecto nocivo del tabaco, el hecho de fumar era considerado cool, un signo de modernidad y distinción que hoy, con el paso del tiempo y la llegada de las restricciones y las campañas sanitarias, se ha transformado en símbolo de decadencia y mala salud.





Durante la etapa dorada de Hollywood, en la década de 1950, las grandes tabacaleras norteamericanas pagaban grandes fortunas a las actrices y actores de la época para publicitarse. Carole Lombard, Barbara Stanwyck, Myrna Loy fueron algunas de esas actrices a las que compañías como Lucky Strike llegó a pagar sumas de hasta 10.000 dólares, unos 7000 euros.









El cine sigue siendo una gran influencia para los jóvenes y los niños. Un estudio reciente ha revelado que los adolescentes son más propensos a empezar a fumar si han visto a las estrellas de cine haciéndolo. Es por ello que las películas que presenten  a actores fumando  deberán contener la misma clasificación de edad  que las cintas que contengan sexo y violencia.

¿Tienes fuego?







Las industrias tabaqueras han sabido explotar la potencialidad sexual del cigarrillo y su relevancia simbólica en la construcción de la imagen sexual femenina.




Fumar Mata

7 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Lo que han cambiado las cosas en el tema de fumar, lo que antes era glamuroso y sexy ahora es horrible, lo mismo que con otras cosas como la coca-cola o el café.
Extraordinario tu reportaje, Raquel, me ha encantado.
Muchos besos.

Ligia dijo...

Me ha gustado mucho el post sobre el hábito de fumar, parece mentira como han cambiado las cosas, hoy se ve hasta mal a la gente que fuma y a veces hasta pixelan los cigarros en las películas, qué cosas!! Abrazos

Ana Bohemia dijo...

Los tiempos cambian, antes fumar estaba asociado con elegancia, juventud, virilidad, rebeldía, sofisticación... Recuerdo haber leído sobre los vaqueros del anuncio de Malboro, no sé si estoy en un error pero creo que alguno denunció a la compañía por aficionarles al hábito.
El cigarrillo era para Bette Davis otro recurso interpretativo.
Yo siempre recordaré a algunos profes fumando en clase o en el pasillo, y los médicos en el hospital, ayy...
Muy interesante Raque.
:)

El rincón de Nata y Diegolate dijo...

Cada vez está peor visto que la gente fume y las campañas antitabaco son más duras. Estuve viendo estos meses atrás varios anuncios de tabaco y de bebidas alcohólicas de hace unos años y la mayoría trataban de gente joven feliz y sonriente, dando una imagen de felicidad total.

Sin embargo, lo que muestras en la entrada son campañas de publicidad muy diferentes que asociaban al tabaco diferentes significados, y que al ser más antiguas, lo cierto es que no las había visto y es interesante poder ver y comparar la diferencia.

Un beso :)

Raquel dijo...

Como hemos cambiado, y en este caso para mejor. Fumar es un hábito que trae muchas complicaciones para la salud, incluso para aquellos que aspiran el humo de forma pasiva. Es curioso asomarse a esas épocas pasadas y ver que hasta los médicos recomendaban marcas de cigarrillos.
Muchas gracias Montse.
Un abrazo!

sí, hoy en día está muy perseguido y se ve muy mal a los fumadores que no respetan el aire de los no fumadores. Un gran avance poder entrar a una cafetería y no llenarse de humo como antes. Pero aún ahora el cine sigue sacando fumadores en las películas, aún se pueden ver aunque menos.
Un abrazo Ligia!

Pues creo recordar algo de eso, porque nadie le había avisado de que podía crear adicción y gracias a eso se comenzó a poner esa frases de "fumar mata" en las cajetillas.
Bette Davis salía fumando en casi todas sus películas igual que Humphrey Bogart, era una extensión de su interpretación casi.
Es verdad y salías de allí con la ropa y el pelo oliendo a nicotina.
Gracias Ana.
Un beso!

Sí, la publicidad tiende asociarlo a la juventud, a la vitalidad cuando fumar es, diría yo, todo lo contrario.
En esas épocas era elegante, o un signo de rebeldía. Qué peligro tiene la publicidad que crea hábitos.
Un beso Natalia!

Carol Torrecilla García dijo...

Estoy de acuerdo con todos vosotros. Me gusta que las personas cada vez fumen menos y vean el gran peligro del tabaco, pero creo que sanidad no se esfuerza igualmente con el alcohol, una droga blanda que deja a un montón de adolescentes tirados en el suelo con coma etílico. Han empezado a tomar medidas, pero en casi todas las pelis los personajes toman copas, es como se conocen, y nadie advierte de ese riesgo. Es peor que el café. Es verdad, además, que la Coca cola light y la Zero tiene ingredientes cancerígenos (me lo dijo un médico), así que da miedo ya casi todo. Loque me preocupa mucho, que ha resaltado Raque, es la violencia que se muestra, y cada vez más, en las películas que ven los adolescentes. Es un interesante post de concienciación, Raque. Me ha gustado mucho y, bueno, el descafeinado está buenísimo y el té tiene muchas propiedades. ¿Quién quiere hacerse daño? El agua es lo que quita la sed..., así que, visto lo visto, dieta sana..... =)
Gracias, Raque. Nos ha venido muy bien a todos. Con tu permiso, comparto.

Blogger dijo...

Are you paying more than $5 per pack of cigarettes? I'm buying all my cigarettes from Duty Free Depot and this saves me over 50%.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...