Buscar este blog

16 de diciembre de 2013

Extra Cine XLV



Carrie

Carrie White es una joven marginada por sus compañeros de instituto y sobreprotegida por su religiosa y fanática madre. Una joven que acaba desatando el terror con su poder telequinético en el pequeño pueblo donde vive cuando es llevada al límite en el baile de fin de curso.

Hace casi 40 años, en 1974, Stephen King publicó su primera novela. Una novela que a punto estuvo de no ver la luz. Fue la esposa de King quien rescató el borrador del cubo de la basura, y convenció al escritor para que le diera una segunda oportunidad. Así lo que había empezado como un relato corto se convirtió en una novela; una novela bastante floja en mi opinión, pero que fue la culpable de convertir a Stephen King en todo un fenómeno editorial.
Desde entonces los libros de King son uno de los filones (aparentemente inacabables) que mejor han sabido explotar desde Hollywood.
La primera adaptación cinematográfica de “Carrie” se hizo en 1976 a cargo de un director novato, Brian De Palma, el cual consiguió mejorar la novela notablemente; tanto que la película se convirtió instantáneamente en un clásico del género de terror.
La película de 1976 cumplía su objetivo, y no sólo eso, mejoraba el material con el que partía a pesar de las limitaciones técnicas de la época que impidieron rodar ciertas escenas. Sissy Spacek y Piper Laurie están maravillosas. La primera, frágil al principio y despiadada al final, en una transformación que pone los pelos de punta. La segunda impecablemente sobreactuada en la piel de la perturbada y fanática madre de Carrie. Luego en 1999 se pensaron que era necesario hacer una nueva versión que incluyera las escenas que no pudieron rodarse en los años 70, y se hizo “Carrie 2: La Ira”. El fracaso fue de órdago.  
Así que cuando me enteré que se preparaba este “remake” el escepticismo fue mi respuesta. Además no veía en el papel protagonista a la actriz elegida, Chloë Grace Moretz. Mi apuesta hubiera sido Mia Wasikowska, creo que su físico encaja mejor con el personaje de Carrie White.
Aún así me decidí a verla y puedo decir que para mí es un remake totalmente innecesario y prescindible. No aporta nada. Además del poco mérito de su directora, Kimberly Peirce, que se limita a copiar lo que ya hizo De Palma en 1976. Pero es que además de copiar casi todo le quita fuerza y dinamismo a la historia, hasta hacerla sosa y tediosa.
Él único punto con el que consigue desmarcarse un poco de la original es con el personaje de Margaret White, al que hace más inquietante si cabe. Un punto a favor también para la actriz que le da vida; una “despelujada”  y siniestra Julianne Moore.
No quiero decir con esto que Chloë no esté bien, está muy correcta, pero en ningún momento llegué a creerme que fuera Carrie White, porque después de tantos años, y por la increíble interpretación que hizo en su momento, Carrie White es y siempre será Sissy Spacek.
Otro flojo remake  por cortesía de Hollywood. 3



Turbo

Turbo es un caracol que milagrosamente adquiere el poder de la supervelocidad. Pero tras hacerse amigo de una peculiar pandilla de caracoles callejeros tuneados y obsesionados con la velocidad, Turbo aprenderá que nadie llega a tener éxito por sí solo. Así que coloca su corazón y su concha en la línea de salida dispuesto a ayudar a sus colegas a lograr sus sueños, antes de intentar alcanzar su sueño imposible: ganar las 500 millas de Indianápolis.

Me encantan las películas de animación, y aunque vayan destinadas a un público muy infantil, como en este caso, yo me lo paso pipa viéndolas. Y es que el día en que decidí disfrutarla, en casa, fue un día de mucha lluvia. Aquí en Tenerife estaba cayendo la del pulpo; alerta roja por vientos, y previsiones de lluvias y tormentas con aparato eléctrico que derramaron sobre las islas una cantidad exagerada de agua y truenos. No apetecía otra cosa que coger una manta y empurrarse en el sofá,  y eso hice. Y tengo que reconocer que “Turbo” me hizo olvidar de la borrasca y de las goteras. No es que brille precisamente por su originalidad, es la típica historia de amistad, de superación personal dirigida al público más pequeño. Pero el diseño de los personajes, su banda sonora, con temas como “Eye of Survivor” o “Goin' Back To Indiana” de los Jackson 5, me hicieron la película muy amena.
Nunca se es demasiado pequeño  para soñar y perseguir nuestros sueños. 6



Capitán Phillips


La película cuenta la historia real de Richard Phillips, el capitán del carguero norteamericano Maersk Alabama, que fue asaltado en 2009 por varios piratas somalíes. El hombre se ofreció como rehén a cambio de que dejaran libre a su tripulación, de ahí que pasara varios días con sus captores en un pequeño bote antes de que fuera liberado por fuerzas militares estadounidenses.


En el 2009 el buque carguero “Maersk Alabama”  fue abordado y retenido por piratas somalíes. Se encontraban en aguas internacionales, a unas 145 millas de la costa de Somalia, en uno de los caladeros de atún más importantes de la zona.
El capitán del buque, Richard Phillips, jugó un papel determinante en el secuestro al negociar con los piratas e intentar mantener al margen al resto de su tripulación de las amenazas de los somalíes.
Hacía más de 200 años que un barco con bandera norteamericana no era secuestrado. Pero en aquella semana  de abril de 2009  el “Maersk Alabama” fue  el sexto buque en ser asediado por piratas. La tripulación había recibido un entrenamiento antipiratería que fue decisivo y evitó males mayores, pero fue el capitán Phillips el héroe de la función al ser tomado como rehén. Salió vivo de tan traumática experiencia y como resultado de ese angustioso suceso escribió un libro,  "A Captain's Duty: Somali Pirates, Navy SEALS, and Dangerous Days at Sea”.
Paul Greengrass ha adaptado al cine la historia del capitán Richard Phillips y ha contado con un actor magnífico, Tom Hanks.
Tom lleva décadas demostrando lo buen actor que es, y aunque últimamente su carrera parecía estancada, aquí vuelve a demostrar toda su valía. Está increíble, y no lo tiene nada fácil, ya que durante las dos horas de metraje que dura la película, un poco más en realidad, toda la acción y la tensión dramática recaen sobre él. Aguanta muy bien el tipo, hace muy creíble su personaje sin que parezca que está actuando. Igual de creíble se muestra el líder de los piratas somalíes, Muse, Barkhad Abdi, quien antes de dedicarse a la actuación conducía limusinas; la verdad es que su naturalidad y expresividad son de elogiar.
La tensión se refuerza gracias a la banda sonora, y sin grandes alardes ni de efectos especiales  de ningún tipo la película consigue mantener el interés a pesar de su extensa duración.
Recomendable, sobre todo por la genial interpretación de ese actorazo que es Tom Hanks. 8




Frozen: El reino del hielo


Cuando una profecía condena a un reino a vivir un invierno eterno, la joven Anna, el temerario montañero Kristoff y el reno Sven emprenden un viaje épico en busca de Elsa, hermana de Anna y Reina de las Nieves, para poner fin al gélido hechizo.

Hace  208 años nació un hombre excepcional. Dedicó casi toda su vida a hacer felices a los niños, usando para ello únicamente las palabras y su increíble imaginación. Vivió 70 años y escribió 168 cuentos. Se llamaba Hans Christian Andersen y fue uno de los cuentistas más célebres del mundo.
En 1901 nació otro hombre excepcional que vivió dedicado exclusivamente al entretenimiento infantil. Fue una de las personalidades más influyentes del siglo XX, y hoy en día su nombre sigue facturando cientos de millones de dólares. Fue Walt Disney, un genio que vivió únicamente 65 años pero que dejó un legado impresionante en el campo de la animación.
Walt siempre soñó con adaptar “La reina de las nieves”, pero el proyecto nunca se hizo. Hasta hoy. Porque “Frozen” se basa en este famoso cuento de Hans Christian Andersen. Seguramente si los dos pudieran ver el resultado se sentirían muy orgullosos, porque “Frozen” es un pedacito de magia envuelto en copos de resplandeciente nieve; algo verdaderamente irresistible.
No es la primera vez que Disney adapta un cuento del danés. En 1989 ya lo hizo con “La sirenita”, logrando un increíble éxito, que hizo que la compañía viviera una etapa dorada.
El resplandor de aquellos tiempos vuelve a brillar en “Frozen”. Impecable el diseño de los personajes, mérito del equipo creativo; la nieve, el hielo, o los vestidos de Elsa,  son un ejemplo de la extraordinaria labor que han desempeñado.
Además aunque se le achaca que la historia sea algo simple, a mí me han encantado varios detalles, como que las princesas no sean simplemente un elemento decorativo más. La historia de las dos hermanas, la soledad de Elsa y el peso de su poder, el enorme corazón de Anna, y que por primera vez sea más importante el amor fraternal que el romántico le suman puntos. También están las canciones, imprescindibles, pero reconozco que no suelen gustarme demasiado estos momentos cantados; aún así se pueden disfrutar, aunque tampoco seas muy amante de los musicales. Ah, y los trolls me han encantado, realmente graciosos, como ese muñeco de nieve llamado Olaf.
La verdad es que la he disfrutado mucho. Totalmente recomendable para estos días festivos navideños. 7,5


3 comentarios:

Ana dijo...

Que bien, he visto las cuatro. Y ya veo que le has puesto buena nota a todas menos a la de Carrie, y no puedo sino estar de acuerdo. Un remake flojo, sólo se salva Julianne Moore, porque el personaje esta muy bien levado, la prota correcta pero sin chispa. La del capitán te mantiene tenso durante las dos horas que dura. De las dos de animación prefiero la de Frozen, a pesar de las canciones desafinadillas, jaja.
Un beso Ra
:D

Nieves dijo...

Yo no he visto ninguna de las cuatro, estuve a punto de ver la del Capitán Phillips, pero al final nos metimos a ver la de El Mayordomo, que nos encantó, aunque desde luego Tom Hanks es un genial actor y haga lo que haga es una garantía de éxito.

Y las de animación que dices, la verdad es que te da cierto pudor de ir a ver alguna de estas infantiles si no tienes la coartada de algún acompañante infantil (en forma de sobrino, por ejemplo) pero lo cierto es que las de animación siempre me encantan y me hacen salir con una sonrisa en los labios del cine.

Un abrazo Raquel,

Raquel dijo...

Ya sabía yo que te quedabas con la de Frozen, es más el tipo de cine que te gusta. El capitán Phillips también es buena, Tom sobresale.
Un beso Anita :)

Yo tengo pendiente la de El mayordomo, he leído opiniones muy distintas pero creo que está muy bien.
Te recomiendo la de Capitán Phillips, sobre todo por la actuación que realiza Tom Hanks.
Me encantan las pelis de animación, siempre me dejan con una sonrisa.
Un abrazo Nieves :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...