Buscar este blog

28 de diciembre de 2013


Aunque la biblia es uno de los libros, o conjunto de libros, mas bellamente literarios que se hayan escrito, ha habido celebres errores de traducción que le han valido imágenes imborrables que perfeccionan o enriquecen aún más algunos de sus textos. Es el caso de la famosa cita del Nuevo Testamento: "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos". El texto original del que parte este error estaba en griego y fue traducido al latín por San Jerónimo de modo erróneo. En el original griego no había ningún camello en la frase, sino una cuerda, cable o maroma; en griego “kámilos”. Pero el editor confundió la grafía entendiendo “kámelos”, camello o rebaño de camellos.





1 comentario:

Ana dijo...

Toma errata, y lo que ha dado de sí esta expresión. Pero bueno viene a decir lo mismo, ¿no? Ni un camello ni una cuerda pasarían por el ojo de una aguja.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...