Buscar este blog

16 de noviembre de 2015

La voz del metro. Mind the gap.



Durante cuarenta años la voz de Oswald Lawrence fue escuchada a diario por millones de personas en el metro de Londres; su modulada voz advertía a los despistados de que tuvieran cuidado de no caer en el hueco entre el vagón y la plataforma. “Mind the gap” sonó en los  andenes,  hasta que en el año 2012 la voz de Oswald fue reemplazada por una grabación digital.
Oswald Lawrence había muerto quince años atrás pero durante ese tiempo su viuda no dejó de frecuentar la estación de Embankment cada día esperando sentada en un banco, entre la multitud acelerada, para oír aquella voz familiar y reconfortante. Algo que le hacía sentirse más próxima a su marido fallecido. Por eso cuando dejó de escucharla se sintió devastada, como si lo hubiera perdido por segunda vez. Uno de los empleados de la estación se enteró y decidió grabarle en un Cd aquella frase. Poco después la empresa de trasportes públicos de Londres decidió que la grabación de Oswald Lawrence tenía que seguir sonando al menos en una estación, en la estación más cercana a la casa de su viuda, para que así ella pudiera escucharle como siempre había hecho, sentada en un banco, reconfortada por la voz familiar de la persona a la que había amado.



Este mismo año Luke Flanagan presentada en el London Short Film Festival este año el corto que podéis ver a continuación basado en esta emotiva historia.


7 comentarios:

Ana Bohemia dijo...

Preciosa historia, muy emotivo el vídeo. La terapia para su dolor era escuchar la voz de su marido, una manera de sentirlo.
Besos
;)

Montse Martínez Ruiz dijo...

Una bonita historia de amor, de esas sencillas que nos llegan al alma. El vídeo refleja muy bien esa historia.
Muchos besos.

Ligia dijo...

Preciosa historia, muy emotiva. Abrazos

Carol Torrecilla García dijo...

¡Raquel! Siempre sorprendiéndonos con tus historias (francamente: eres muy buena descubriéndonos estas bellezas) que nos golpean el corazón y nos despiertan más aún para salir de nuestro propio yo, mirar a nuestro alrededor y empatizar con la humanidad....
Gracias por este hermoso regalo de Navidad.
Es una anécdota que espero no olvidar nunca.
Abrazos de tu amiga:
Carol

amparo puig dijo...

Qué maravillosa historia de amor. Voy a ver el corto. Feliz año!!!

amparo puig dijo...

Qué maravillosa historia de amor. Voy a ver el corto. Feliz año!!!

Raquel dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios. Espero que este año podamos seguir encontrándonos por aquí.
Feliz año a todas :)
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...