Buscar este blog

9 de agosto de 2008

El niño con el pijama de rayas

Estimado lector, estimada lectora:

Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.

No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.

El editor.

Cuando terminé de leer el libro me embargó una sensación extraña; un desasosiego interno del que no me libre hasta muchas horas después. La historia de Bruno, narrada con una sencillez que llega a resultar un tanto desesperante, me había dejado un regusto amargo.

Me habían hablado muy bien de esta pequeña obra y mis expectativas eran altas. Por eso no niego que, en el fondo, sentí cierta decepción.

Es un libro bien escrito; y el enfoque que utiliza el autor para desentrañar la trama es original. Pero en ocasiones resulta desconcertante la “ingenuidad” del protagonista, y la opacidad con la que ciertas cosas quedan vagamente esbozadas.

La historia de Bruno comienza cuando éste tiene que dejar su fabulosa casa de cinco pisos de Berlín para irse junto a su familia a una nueva casa junto a una valla. A Bruno aquella nueva situación, y sobre todo el tener que separarse de sus mejores amigos, no le gusta nada. Además, aquel lugar extraño y horrible está muy aislado por lo que sus posibilidades para hacer nuevos amigos parecen escasas. Pero un día, casualmente, descubre a un niño que vive justo al otro lado de esa valla a la que casi no ha prestado atención; un niño que viste un pijama a rayas.

John Boyne, nos lleva de la mano y sin titubear directamente hasta un perturbador y, por otro lado, predecible final. Nada sobra, porque todo está medido. Y es justo por ese final por lo que “El niño con el pijama de rayas” resulta un libro digno de leer.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Raquel:

Acudir a tu blog procura siempre un grato sosiego. Es precioso.

No he leído aún este libro que ya ha sido llevado al cine, creo. Por lo que cuentas parece un poco un plagio de "El tambor de hojalata" de Günter Grass. Visioné la magistral película, pero aún no he encontrado ocasión de leer el libro. Creo que antes leeré "El tambor..." y si se tercia el del niño con pijama de rayas.

Muy féliz verano, Raquel !!!

Un besote, reina,

Gemmayla

Raquel dijo...

Gracias, Gemmayla.

Pues precisamente dentro de muy poco, en Septiembre me parece, se estrena la película "El niño con el pijama de rayas".

Feliz verano.

Un beso

Gemmayla dijo...

Hola Raquel:

Para mi cumpleaños me había pedido el libro de nuestro amigo INCUUS del Foro Tintero Virtual de Terra, "La espina de la amapola". Pero no me lo han podido regalar. No pasa nada. Me lo autorregalaré en cuanto me sea posible.
Me regalaron curiosamente "El niño con el pija de rayas". Este libro no me lo habría comprado nunca "motu proprio". Pero como la persona que me lo ha regalado es uno de los seres más queridos, este fin de semana, - aprovechando una especie de lumbalgia que padezco por haberme pasado jugando al tenis y al ping pong con mi hijo - me repanchingué en la cama, ya que en el sofá o en una silla no podía parar quieta de dolor y comencé la lectura del libro. Voy por la mitad. Aunque se lee rápido y es muy fácil de seguir. Me he tomado mi tiempo. Me está pareciendo a la par que muy previsible, muy cautivador por lo sencillo y entrañable. Entrañable tampoco es el calificativo correcto. Tiene algo Bruno que cautiva. Aún no sé explicar bien qué.Supongo que cuando llegue al final lo podré averigüar.

Muy buena semana, Raquel !!!

Gemmayla

Raquel dijo...

Hola Gemma.

No sabía lo del nuevo libro de Incuus; me quedé con aquel de "La crin de Dámocles".
He estado buscando a ver de qué trata y me he encontrado con esto:

http://www.youtube.com/watch?v=du-PcBUkaLA

Tiene buena pinta.

Me pasó lo mismo; Bruno tiene algo que cautiva; el libro te cautiva poco a poco a pesar de todo lo previsible. Es curioso, porque sin ser una gran novela se queda ahí en la memoria.

Espero que estés mejor del dolor de espalda; yo también se lo que es eso y no hay nada peor.

Un abrazo.

Gemmayla dijo...

Hola Raquel:

Muchas gracias por poner el enlace de Periodista Digital. Desconocía que existiese esta entrevista a INCUUS. Me está costando poderla visionar y escuchar entera. Se corta y se fragmenta y resulta hasta cómico y divertido, juasjuas y mira que habla de un drama tremendo.
Como he visto que has tenido la amabilidad de acudir a mi blog, ya no explico aquí lo que me ha parecido el final del libro "El niño con pijama de rayas".

Muy féliz día, Raquel !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...