Buscar este blog

20 de junio de 2012

La aspirina  es uno de los fármacos más consumidos del mundo. El inventor de la molécula de la aspirina  fue el químico francés Charles Fréderic Gerhardt mientras  buscaba un remedio para aliviar la artritis reumatoide de su padre. Fue él el primero que realizó, en 1853, la síntesis del ácido acetilsalicílico en su forma estable, al que más tarde se daría el nombre de aspirina.
La firma farmacéutica alemana Bayer patentó en 1899 la marca "aspirina", por lo que se considera a menudo como inventor de este medicamento a su químico Felix Hoffmann, pero éste en realidad se inspiró de los resultados de Gerhardt para crear una versión menos cara y más fácilmente realizable  a escala industrial. Hoffmann utilizó lo que Gerhardt había hecho, mejoró la síntesis y encontró las propiedades terapéuticas.
El químico Gerhardt conocía el ácido salicílico del sauce blanco, ya utilizado en decocción por Hipócrates para aliviar el dolor 400 años antes de Cristo, pero no estudió las de su derivado, el ácido acetilsalicílico, del que Bayer precisó las propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
Primeramente se comercializó en forma de polvo y después se pasó a ser en tableta. Actualmente se usa para aliviar el dolor, como antipirético ya que reduce la fiebre y disminuye la posibilidad de sufrir una embolia, ataque de corazón o cualquier otra patología que causan los coágulos de sangre. Aproximadamente se producen 50 millones de toneladas al año y se consumen al día unos 100 millones de unidades.

s

En Argentina se consume la cuarta parte de todas las Aspirinas del mundo. En el año 1997 se vendieron en el país 2.625 millones de comprimidos y por año, cada persona toma una media de 80 comprimidos.



La aspirina es recetada incluso en cardiología y ciertas investigaciones señalan su eficacia en la prevención del cáncer del colon. Potencialidades insospechadas para Gerhardt en 1853

Nunca un medicamento tan pequeño fue tan poderoso. Un comprimido de Aspirina tiene un diámetro de 1,2 cm, un grosor de 6mm., y un peso de 0.650 g.

Aunque la canción dice “… tres cosas hay en la vida…” para la popular y prestigiosa revista estadounidense Newsweek hay 5 inventos del siglo XX sin los cuales no se podría vivir: el automóvil, la bombilla, el teléfono, el televisor y la aspirina.


Si se colocaran una encima de otras las 2500 Aspirina que se consumen cada segundo en todo el mundo la columna alcanzaría una altura de 30 metros. Es decir, en una hora se podrían construir 3.600 columnas de Aspirina y, en todo un día 86.400 columnas de 30 metros.

La Aspirina llegó a la Luna 72 años mas tarde que el científico Félix Hoffman la descubriese.  No podía faltar en el botiquín según lo decidió la NASA.

Si se colocaran en filas los comprimidos de Aspirina que se consumen en España, cubriría la distancia que separar Madrid de Nueva York, 7.200 Km.



Se han fabricado 350 billones de comprimidos de Aspirina desde 1899, año en que comenzó a comercializarse.

Si las personas afectadas en todo el mundo por enfermedades circulatorias utilizasen Aspirina de forma regular, podrían salvarse unas 100.000 vidas.



La aspirina forma parte desde hace tiempo de la cultura popular debido a su gran éxito y aceptación social. Numerosos escritores han hecho alusión al famoso comprimido en sus novelas, como el filósofo Ortega y Gasset, que califica nuestro siglo como la "Era de la Aspirina". Gabriel García Márquez también la menciona  en “Crónica de una muerte anunciada”: “La había despertado cuando trataba de encontrar a tienta una aspirina en el botiquín del baño”.

La palabra Aspirina pasó a ser un sustantivo en 1936 cuando la aceptaron en la Real Academia Española y su definición dice: “Cuerpo blanco cristalizado en agujas y muy poco soluble en el agua”.


3 comentarios:

Ligia dijo...

Muy bueno el post. Dicen que la aspirina es como el vino, uno al día y vejez asegurada, ja, ja. Abrazos

Carol Torrecilla García dijo...

Me encanta saber tantas cosas sobre un medicamento que todos creemos conocer tanto. Es como descubrir un iceberg.
Gracias, Raquel.
Saludos, amiga.

Ana dijo...

Esta entrada se la tenemos que leer a abuela Lola. A ver si decide de una vez asociarse con Bayer, le saldría mas rentable, ¿no?
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...