Buscar este blog

4 de junio de 2012



Sir Arthur Conan Doyle (1859 - 1930), escritor británico que pasará a la historia por ser el creador de Sherlock Holmes y de su ayudante el Dr. Watson siempre contaba la misma anécdota de cómo le recibieron en Suiza.
Al llegar a la ciudad de Zurich, tomó un taxi y llegado el momento de ir a pagar la carrera, el taxista le dijo:
—No me debe usted nada. Prefiero que me dedique un libro suyo.
Conan Doyle se quedó de piedra y le dijo al taxista:
—¿Como sabe usted que soy escritor?

—Eso es muy fácil  —le respondió el taxista —. Está usted en Zurich, pero sus zapatos están cubiertos de un polvo que no es de Zurich. Por el diseño de los zapatos veo que son ingleses. Luego, es polvo de Londres. Tiene usted una mancha de tinta en los dedos, luego, es usted escritor y escritor británico.
Es usted más listo que Sherlock Holmes  —le interrumpió asombrado Conan Doyle.
—Si señor, además en sus maletas está escrito claramente Arthur Conan Doyle.

4 comentarios:

Ana dijo...

Elemental, querido taxista...
Jaja, una buena anecdota.
Besos
:D

Prometeo dijo...

Muy bueno...esta gracia la utilizo tambien magistralmente Mendoza en su detective medio loco...un abrazo.

Raquel dijo...

Más que listo era observador este taxista :)
Un beso Ana.


No lo sabía :)
Un abrazo Pormeteo, gracias por visitarme.

Carol Torrecilla García dijo...

jajajajaja, qué divertido....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...