Buscar este blog

22 de mayo de 2012

SALA
DE
LECTURA



1984 – George Orwell





Sinopsis:

1984 sitúa su acción en un Estado totalitario. Como explica O’Brien, el astuto y misterioso miembro de la dirección del partido dominante, el poder es el valor absoluto y único: para conquistarlo no hay nada en el mundo que no deba ser sacrificado y, una vez alcanzado, nada queda de importante en la vida a no ser la voluntad de conservarlo a cualquier precio. La vigilancia despiadada de este Superestado ha llegado a apoderarse de la vida y la conciencia de sus súbditos, interviniendo incluso y sobre todo en las esferas más íntimas de los sentimientos humanos. Todo está controlado por la sombría y omnipresente figura del Gran Hermano, el jefe que todo lo ve, todo lo escucha y todo lo dispone. Winston Smith, el protagonista, aparece inicialmente como símbolo de la rebelión contra este poder monstruoso, pero conforme el relato avanza está cada vez más cazado por este engranaje, omnipotente y cruel. Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, 1984 es una de las novelas más inquietantes y atractivas de este siglo.

Originariamente, la novela llevaba el título de El último hombre de Europa (The Last Man in Europe en inglés). Pero los editores tanto del Reino Unido como de Estados Unidos, en donde fue lanzado el libro de forma simultánea, cambiaron el nombre a Mil novecientos ochenta y cuatro por motivos comerciales. En ese año transcurre la acción narrada en el libro. Publicado inicialmente el 8 de junio de 1949, el grueso de la novela fue escrito por Orwell en la isla de Jura en Escocia en 1948, aunque Orwell había estado escribiendo pequeñas partes desde 1945.
El título 1984 es el resultado de intercambiar la posición de los dos últimos dígitos del año en el que se escribió el libro, 1948.
Aunque hoy en día se le considera un libro de culto, 1984 de  George Orwell fue censurado  por considerarse pro-comunista y contener material sexual explícito.
La novela fue un éxito en términos de ventas y se ha convertido en uno de los más influyentes libros del siglo XX.
Se la considera como una de las obras cumbre de la trilogía de las distopías de principios del siglo XX (también clasificadas como ciencia ficción distópica), junto a la novela de 1932 Un mundo feliz  de Aldous Huxley, y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Algunos consideran a esta novela un plagio de la obra Nosotros escrita por Yevgeni Zamiatin en 1921. Por su parte Orwell reconoció la influencia de la misma en su novela.

Hace mucho tiempo que tenía pendiente leer este libro, que  tan incansablemente me habían recomendado. Sinceramente me ha gustado, a pesar de que es difícil de digerir por su temática  y  por algunos tramos algo densos.  Creo que es uno de esos libros que hay que leer, seas lector asiduo o no, porque es muy actual a pesar de haber sido escrito en 1948, y por toda la crítica que hace sobre una sociedad que a mediados del siglo XX podía resultar más ficticia, pero que hoy en día es mucho más viable, ya que hoy en día vivimos mucho más vigilados y controlados que hace sesenta años.
Un libro angustioso, al menos a mi me lo resultó,  pero imprescindible.
Aún a riesgo de ser encerrado en la habitación 101, siempre es mejor pensar por uno mismo.


"Estarás hueco. Te vaciaremos y te rellenaremos de... nosotros".

"Hasta que no tengan consciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema".

"Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro, figúrate una bota aplastando un rostro humano... incesantemente".

"Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro."

"- ¿Cuantos dedos ves aquí, Winston?
- Cuatro
- ¿Y si el partido te dijese que son cinco?".

"Diariamente y casi minuto a minuto, el pasado era puesto al día".

"La mentira elegida pasaría a los registros permanentes y se convertiría en la verdad".

"Se preguntó, como ya lo había hecho muchas veces, si no estaría él loco. Quizás un loco era sólo una "minoría de uno". Hubo una época en que fue señal de locura creer que la Tierra giraba en torno al Sol: ahora, era locura creer que el pasado es inalterable. Quizá fuera él el único que sostenía esa creencia, y, siendo el único, estaba loco. Pero la idea de ser un loco no le afectaba mucho. Lo que le horrorizaba era la posibilidad de estar equivocado".

"Nada hay que temer de los proletarios. Dejados aparte, continuarán, de generación en generación y de siglo en siglo, trabajando, procreando y muriendo, no sólo sin sentir impulsos de rebelarse, sino sin la facultad de comprender que el mundo podría ser diferente de lo que es".

"La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza".


5 comentarios:

Ligia dijo...

Cuando lo leí, también me resultó un poco agobiante, aunque fue la inspiración para el productor John de Mol en el programa Big Brother, y mira el éxito que ha tenido en todo el mundo. Abrazos

Ana dijo...

Muy buena reseña y muy buen libro... y muy actual, porque lo cierto es que eL "Gran Hermano te vigila" y todos somos el gran hermano...
A mí me también me trasmitió esa sensación agustiosa de control y claustrofobia. Pero es normal, no era libre, no podía pensar ni escribir, ni recordar ni tener esperanza. Toda la sociedad estaba sumida en el control mental y nadie podía salirse o podía pagarlo muy caro... Horrible lo de la tortura y la habitación 101. Lo cierto es que no le veías salida a la situación del pobre Winston (que ni amar podía), ellos lo controlaban todo como mas les convenía y ya sabemos que los poderosos son reacios a dejar su pocisión de ventaja, así que ¿cómo luchar?, ¿cómo vencer? Sólo podía odiar y trabajar, y al final.... el final se veía venir.
A mí me dio miedo pensar que no era ficción, que desgraciadamente Orwell miró alrededor y retrató lo que vió o lo que adivinó...
Un beso
;)

Prometeo dijo...

¡Que gran novela! lo mucho que aprendimos de ella en su momento y como nos catalizo y nos envio por caminos no trillados, nuevas aventuras, nueva forma de literatura...un libro imprescindible.
un fuerte abarzo.

Raquel dijo...

sí, resulta un poco angustioso, sobre todo por esa sensación de estar controlado constantemente, de amenaza.
Tremendo éxito ha tenido ese programa, será que a todos nos gusta sentirnos un poco el gran hermano, vigilante de los demás.
Un abrazo :)


Es un gran libro, y como dices increible la sensación que trasmite, de falta de libertad, de falta de esperanza, es agobiante el control del gran hermano, pero toda la sociedad que refleja es así, como borregos conducidos a los que se puede programar y volver a reprogramar como más convenga en cada instante.
Yo creo que sí, algo de eso hay, ya vio algo Orwell y lo plasmó.
Un beso Ana.


Imprescindible. Los libros nos cambian y este tiene esa fuerza para trasnformarnos y abrirnos la mente.
Un abrazo.

Carol Torrecilla García dijo...

Bueno, todos lo habéis leído menos yo, así que, ya sabéis: lo apunto a la lista. Pero prontito.
Una reseña buenísima, Raquel, que me ha captado por completo; me han entrado más ganas aún de leerme el libro, y eso que ya las tenía....
Gracias por despertarme el apetito voraz de un libro como este, pues creí que me resultaría difícil de leer y estoy loca por empezarlo.
En fin, ya os comentaré....
Abrazos a todos.
Carol

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...