Buscar este blog

25 de abril de 2012


La tradición dice que, para que el día no se tuerza, hay que apoyar en primer lugar el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores. Durante el siglo XIX, ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor, es decir, el costado izquierdo del barco, aunque resultara incómodo. Por regla general, todo lo que se refiere a la derecha es calificado de favorable por los supersticiosos, quizás alentados por la tradición bíblica, que dice que la derecha corresponde al camino del Paraíso y es la posición en la que están sentados los elegidos por Dios. La izquierda, en cambio, representa el reverso de la moneda. De hecho, en latín, izquierda se dice sinester, que dio origen al adjetivo siniestro.


Viñeta: Alberto Montt

5 comentarios:

Ana dijo...

Yo por si acaso siempre... ¡pero hay días que no sé ni con que pie me levanto, jaja... ni me acuesto!
:D

Durrell dijo...

Buena la viñeta, jaja
Yo siempre me levanto por la izquierda así que debo ser muy siniestra... y la cantidad de gente que duerme en el lado izquierdo como yo, debe de haber... uf!

Besos :)

Prometeo dijo...

Costumbres curiosas pero por si las moscas a veces es mejor ni levantarse...un abarzo

Carol Torrecilla García dijo...

Bueno es saberlo; gracias Raquel.
Un abrazo. =)

Natalia Ortiz dijo...

Vaya, vaya, lo desconocía por completo jaja. Quién me diría que su origen se debía a los barcos... No sé con qué pie me levanto por las mañanas, pero salgo de la cama por mi lado derecho :P
Qué curioso, madre mía, menos mal que te tenemos a ti para descubrirnos todas estas cosas.
Un beso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...