Buscar este blog

11 de abril de 2012



En 1663, la Inquisición sometió a Galileo Galilei a un proceso en el que se vio obligado a ponerse de rodillas y retractarse de sus teorías acerca del movimiento de la Tierra. 
Según se cuenta, al levantarse murmuró: "!Eppur, si muove!",("¡Y sin embargo, se mueve!") lo que demostraría que seguía pensando del mismo modo.

7 comentarios:

Ligia dijo...

Inteligente el Galileo... Abrazos

Ana dijo...

Eran sus ideas, libre para pensarlas aunque le hicieran ponerse de rodillas, ¡lo que tuvo que luchar!
Muy interesante Raque
;)

Carol Torrecilla García dijo...

Y le valió la Excomunión, creo, ¿verdad, Raquel? Creo que la Iglesia lo perdonó hace relativamente poco.
¡Qué bárbaro! Fue muy valiente, por su fidelidad a lo que creía, a lo que él veía, y ¡tenía razón!, a menos que ahora nos digan que estamos en un mundo plano. jajjajaja, y que si llegamos al borde nos caemos, como yo creía de muy niñaaaaaa. Qué ideas tenía. Era toda una troglodita. jajajjaja

Prometeo dijo...

La lucha entre ciencia/experimentacion y la religion, personas valientes por un aldo y otras que calladamente hicieron tambien mycho mpor ir adelantando el mundo la ciencia. Todo un personaje y no es unico.
Un abarzo.

Natalia Ortiz dijo...

Jaja, él lo tenía muy claro. Podían obligarle a retractarse y a lo que quisiera, pero su forma de pensar iba a seguir siendo la misma. Gracias por compartirlo, Raquel. No lo sabía. Un abrazo :)

Raquel dijo...

Gracias por comentar. Un gran hombre, le hicieron arrodillarse pero nunca se inclinó ante sus ideas, y eso que era la inquisición.
Valiente.

PD: Carol lo he buscado en google y me salen informaciones distintas; unos dicen que sí, otros que no fue excomulgado sino condenado a rezar, lo que esta claro es que la Iglesia le retiró su apoyo. Gracias por el dato, no lo sabia :)

Carol Torrecilla García dijo...

Gracias siempre a ti, amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...