Buscar este blog

23 de febrero de 2012

SALA
DE
LECTURA


Mansfield ParkJane Austen




Sinopsis: Fanny Price es una niña todavía cuando sus tíos la acogen en su mansión de Mansfield Park, rescatándola de una vida de estrecheces y de necesidades. Allí, ante su mirada amedrentada, desfilará un mundo de ocio y de refinamiento en el que las inocentes diversiones alimentarán maquinaciones y estrategias de seducción. Ese mundo oculta una verdad peligrosa y sólo Fanny, desde su sumiso silencio, será capaz de atisbar sus consecuencias y amenazas.
Mansfield Park recrea un orden familiar y social que se deshace y restaura engañosamente a través de los ojos ambiguos de una jovencita a quien se ha asignado la suerte y el destino de una Cenicienta.
Publicada en 1814, Mansfield Park es, probablemente, la novela más densa y compleja de la autora, todo un prodígio de arquitectura narrativa y de profundidad psicológica.
  

En meses pasados leí varias de las novelas de Jane Austen, la última, Mansfield Park; una novela más extensa que las otras, y también algo más densa.
Mi impresión tras terminar la lectura fue agridulce. Como siempre, me fascina la capacidad de Jane para dotar a sus personajes de vida, de entidad propia, profundizando en sus psicologías, miedos y aspiraciones. Su cualidad para enganchar es innegable. La única pega de la novela la encuentro en el personaje de la protagonista; un personaje sin pasión.
Fanny Price es un modelo de perfección victoriana, toda una heroína de telenovela: buena, guapa, sosa, sin opiniones propias, con poca autoestima, siempre relegada, siempre pasiva, siempre esperando su final feliz de cuento de hadas. Una protagonista secundaria. Todos los demás personajes, incluyendo a los más perversos e imperfectos, son más interesantes y por eso Jane Austen  profundizó más en ellos que en la propia protagonista. La supuesta historia de amor de la novela no es tal, porque Mansfield Park no es una novela de amor. Es una novela social.
Aquí se retrata con mucho cinismo la sociedad ociosa y acomodada, una sociedad cruel con los que no ocupaban su misma posición social. A Fanny, a la cual acogen sus tíos para hacerle un favor, nunca le permiten llegar a sentirse parte de la familia, con los mismos derechos y privilegios. Su tía le recuerda constantemente lo agradecida que debe sentirse por  ello, por la caridad que han mostrado no teniendo ninguna necesidad, y por ello debe ser prudente y sufrida, y resignarse a ese papel secundario y desagradecido, sin aspirar a más que a ser una dama de compañía sin  voz. En esta posición de desventaja, Fanny espera, pacientemente, rectamente, y aunque no lucha por sus sueños estos se hacen realidad.
Una novela bien escrita, pero con menos carisma que otras obras de Austen.


Vigila lo que lee tu gato



Imagen: Ellen de Groot

9 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

Hola Raquel:
Pues es una de las pocas novelas que me quedan por leer de ella, porque también a mí me gusta mucho Jane Austen.
Cada vez que leo tu blog me entran ganas de ir a mi cuarto y leerme el libro del que has hecho la reseña o ver las pelis de las que haces la crítica. =) (De hecho no sé si te dije que ya tengo Carrie en pdf).
Pues va a ser la siguiente de Austen en mi lista de lectura. Y ya te comentaré si la peli es acorde con el libro.
Abrazos.
Carol.

Ana dijo...

La verdad es que ciertamente es la protagonista menos interesante que he leído de Jane Austen. Y como dices no hay historia de amor de por medio, o por lo menos un amor muy desapasionado.
No me gustan las protagonistas tan sumisas, pero hay que entender la situación de la mujer en la época en la que Austen la escribió.
Por otro lado me parece muy cruel tratar a una persona como inferior sólo porque no posee fortuna, eran muy frívolos en esa época e interesados, una sociedad algo hipócrita y cruel, indiferente al mal ajeno y envanecido, demasiado burgués.
Me gustó menos que los otros.
:D
PD Ahora puedo entender el comportamiento de algunos gatos, ¿estrategia militar?, ¡que lectura tan ligera!, jaja

Raquel dijo...

Hola Carol
Ultimamente me he aficionado a Jane Austen y además de sacar sus libros de la biblioteca también estoy viendo todas las pelis y series que han salido sobre sus obras; son adictivas y románticas, aunque sean historias de amor muy contenidas :)
Ya me dirás que te pareció el libro.
Un abrazo.


Sí, la historia de amor es muy decepcionante, son dos protagonistas sin quimica.
Desgraciadamente era muy tipico eso, y aunque pensemos que es algo lejano aún sucede.
:)
Es lo que tienen los gatos, les va la marcha, por eso cuidado, no son nada de fiar estos felinos :D
Besos.

JuanRa Diablo dijo...

No paso mucho por aquí pero cuando lo hago quedo maravillado con todo: el trabajo, el diseño, el cuidado en el detalle.
Tu hermana y tú tenéis dos joyitas de blogs

Un saludo ;)

Raquel dijo...

Muchas gracias Juanra, me anima escucharte. Me alegro que te guste mi blog, lo mismo digo.
Un saludo :)

Prometeo dijo...

Pues yo acabo de terminar "El boligrafo de gel verde" todo un descubrimiento y gran sorpresa y empiezo "No abras los ojos", ya contare.
Un abarzo.

NoSurrender dijo...

No he leído esa novela, vaya. Pero me gusta que las historias de amor sean también sociales. Sobre todo en la literatura del XIX

Raquel dijo...

Gracias por los titulos Prometeo, estoy en busca de nuevas lecturas.
Un abrazo :)


En realidad, ahora que estoy leyendo las obras de Austen al completo, todos sus libros son historias de amor, y se venden como tales, pero en el fondo lo que es novelas sociales; Austen reflejaba muy bien esa lucha de clases y los diferentes estatus en los que se dividía la sociedad victoriana inglesa.
Saludos.

Natalia Ortiz dijo...

Es interesante leer la entrada :) Lástima que no tenga tiempo para leer libros ni haya leído nunca uno de Jane Austen. Un beso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...