Buscar este blog

3 de febrero de 2012



El parchís tuvo su origen en la India del siglo XVI, y precisamente como juego real y eminentemente machista.
El «tablero» original del juego fue el patio real del emperador mogol Akbar el Grande, que gobernó la India desde 1556 hasta 1605. Las fichas, que se movían de acuerdo con la puntuación que arrojaba el dado del emperador, eran las muchachas más bellas de la India, que se desplazaban desde una casilla a otra entre los arbustos y matorrales del floreciente jardín. Los dados eran cauríes, unas conchas de molusco de vivos colores y especial brillo que en otro tiempo sirvieron como moneda. Una concha que cayera con su abertura hacia arriba contaba como un paso para una ficha. Las mujeres más exquisitas del país se disputaban el honor de actuar como piezas en esta diversión del emperador, llamada pacisi, en hindú “veinticinco”, el número de conchas lanzadas en una serie. Durante la era victoriana, este juego indio entretuvo la sobremesa de los británicos. La trayectoria de forma estrellada, atravesada por las fichas de marfil, era una copia de los senderos en el jardín de Akbar. El centro del tablero, o sea el lugar de destino para los jugadores, representaba el trono situado en el jardín de Akbar. Uno de los jardines indios utilizados para este juego subsiste todavía en el palacio de Agra.

El Parchís moderno, tal y como lo conocemos en la actualidad, es una variante del Ludo, juego introducido en Inglaterra el año 1896.


7 comentarios:

Prometeo dijo...

Curioso, siempres aprendemos algo nuevo en tu blog. Un fuerte abarzo.

Ana dijo...

No tenía ni idea de esto, jaja, ¡ay que ver con el emperador Akbar que manera de tratar a las muchachas mas bellas de su reino, como las manejaba... como fichas!
Hace tiempo que no jugamos a esto, será porque siempre haces trampa y en vez de contar seis contabas ocho, jaja, ¡como nos picabamos para ganar y la rabia que nos daba que nos comieran nuestras fichas y tener que volver atrás! Perdóin por sacar a relucir nuestro lado mas competitivo, ha sido un flash.
;)

Raquel dijo...

Gracias Prometeo.
Un abrazo grande :)

Es lo que tiene ser emperador, que las muchachas más bellas del reino se mueren por hacer de fichas en tus juegos reales :)
Yo nunca he hecho trampas, bueno a lo mejor nunca no es la palabra, pero la verdad es que siempre se me dieron muy bien los juegos de mesa XD
Hace mucho que no juego al parchís con lo entretenido que es.
Un beso :)

Nicole Sagan dijo...

Qué post tan interesante, Raquelll.
Te voy a pedir un favor muy grande.
¿Qué te parecería si "me prestas" tu post del parchís para ponerlo como post en uno de de mis blogs con tu autoría y enlace, por supuesto? ¿Tengo mucha cara? Es que es precioso. Bueno, si me dices que no, lo entenderé. Y enviaré aquí a toda mi familia del alma argentina, porque en Argentina no existe el parchís, y me gustaría mucho que supieran todos los orígenes. Incluso les tengo como regalo sorpresa un parchís de seis jugadores. =)
Besos. Ya me pasaré.
Nicole.

Raquel dijo...

Por supuesto Nicole, te lo presto con mucho gusto.
No sabía que en Argentina no existe el parchís, y cuales son los juegos de mesa que se venden por allí?, porque aquí todavía triunfa el parchís, y eso que tiene más años que Matusalen :)
Besos Nicole

Nicole Sagan dijo...

Es verdad que el parchís lo debió inventar el Yeti, pero yo creí que era español, o eso me dijeron. Los portugueses no lo conocen, o al menos un amigo que yo tuve ni en otros muchos países. Yo pienso que aquí nos gustó mucho.
Voy a ponerlo en La Bailarina....
con un enlace y aclarando que es de tu blog, de tu autoría, etc...., a ver qué te parece.
No voy a cambiar nada.
Así se redirigirá todo directamente hacia aquí.
Muchas gracias, amiga.
Tengo muchos blogs. Es que Beni y yo los compartimos, así que son muchos en total.
Este es mi perfil y aquí aparecen todos:https://plus.google.com/106337382478661270597/about
Gracias por todo y muchos besos.
Mi correo es tadeualloa@gmail.com
Si quieres, me puedes escribir.
Me encantaría. =)

Natalia Ortiz dijo...

Vaya, vaya... y yo sin tener ni idea sobre la historia del parchís.
Hay mucho machismo por ahí, sin duda.
Pero en este caso suena hermoso con las muchachas bellas, el patio real, el jardín, las flores, los vivos colores de las conchas...
Cómo para no inspirarse y hacer un juego como este jaja.
Muy interesante =) Gracias por compartirlo. Qué ideas tienes jeje. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...