Buscar este blog

13 de febrero de 2012

Besos de película

Titanic

Aún recuerdo el olor de aquel cine, mezcla de palomitas, moqueta  vieja y golosinas. Era el cine de mi ciudad, el que hoy, cerrado a cal y canto, sueña con las glorias de tiempos pasados*. Nunca se vieron colas como aquellas, de gente de todas las edades, que esperaban  turno para comprar entrada. No he vuelto a ver nada igual, y quizás no vuelva a verlo. Titanic fue la sensación del momento, y, como casi todo el mundo en esa época, yo fui una de las tantas quinceañeras que lloró lo que no estaba escrito con el final de Titanic. Ya antes, mucho antes, había suspirado lánguidamente con esta escena, la del beso, la “cursilada” del beso, en la proa del barco insumergible volando hacia un eterno atardecer; el último que contemplarían las 1523 almas que se ahogarían aquella fatídica madrugada. Para mí sigue siendo, todavía hoy, una de las escenas más románticas de la historia del cine:

(2:42 min)

Spiderman

Hay que admitir que como beso este tiene su aquel. En primer lugar es un beso bajo la lluvia, y ya se sabe que la lluvia es un elemento sugerente en lo que a  besos se refiere. Además la postura no es la ideal pero quizás eso es lo que le hace tan especial. Se sale de lo común, es un beso arriesgado, misterioso, y muy emocionante. Él lleva máscara, ella se la levanta un poquito, lo justo para dejar los labios al descubierto. Es arrebatado, impulsivo. La pega es que para llevarlo a la práctica, además de tener que comprar un disfraz y unos cuantos arneses de seguridad, lo que podría resultar difícil de explicar, es conveniente  ir al gimnasio a entrenarse unas semanas antes para evitar lesiones.   

(0:51 min)

La dama y el vagabundo


El clásico de Disney siempre me inspiró ternura. La historia de Reina y Golfo, toda una dama y un despierto vagabundo, es de las más románticas del cine de animación. Para empezar tiene lugar en un entorno propicio para las cosas del querer. El restaurante Tony´s especializado en espaguetis con final feliz. Unas velitas, un mantel de cuadros, una melodía de violines y  como quien no quiere la cosa, inesperadamente, así  como ocurre lo que más se aprecia, un beso. Un beso que fue nombrado en 2005 por la revista People uno de los más famosos de la gran pantalla.

(3:05 min)

Diario de Noah

Si hay una escena que reúne todos los elementos románticos para convertirse en un clásico del género, sin ninguna duda es ésta. De nuevo lluvia, el elemento clave**; una lluvia torrencial que no logra apagar la pasión de dos personajes ardientes. Una pasión que se palpa. Reproches, miradas y al final un beso de esos que quitan la respiración. Los dos protagonistas, Ryan Gosling y Rachel McAdams iniciaron una relación tras el rodaje. Además este beso consiguió ganar un premio MTV al mejor beso de película en 2005, totalmente merecido.

(0:33 min)
Amelie

Esta pequeña película, tan francesa, tan naif, tan en verde y rojo, tiene uno de esos besos que se quedan grabados. Un beso tierno como una de esas rebanadas de pan blanco. Un beso que en realidad son muchos besos. Uno tímido en la mejilla, otro en el cuello, en la frente, en los párpados…  suaves besos que recorren la piel delicadamente, como si en realidad ni la rozaran. Y claro, está la música. Fabulosa, compuesta por Yann Tiersen, y que le va como anillo al dedo a esta historia imaginativa, llena de fantasía y  magia. Un beso final, en los labios, y un desenlace como esos que tanto nos gustan a los románticos.

(1:20) min)

Grandes esperanzas

El amor duele. Enamorarse duele. Seguir enamorad@ aunque uno sepa que va acabar con el corazón roto es una tontería que ojala pudiéramos evitar. Pero en las cosas del corazón la razón no manda. No se puede pensar con esa masa delirante que bombea nuestra sangre.  Si fuera así cuántos disgustos nos ahorraríamos. Cuántos malos ratos, cuántas noches de insomnio, cuántos nudos en la garganta… Grandes esperanzas tiene un catálogo de besos a cual más interesante, pero todos tienen en común lo mismo, su sensualidad.  Y al final, aunque nos duela, aunque reneguemos de él, aunque nos vuelva locos, ¿no es maravilloso el amor?

(1:46 min)

Moulin Rouge

Ojala todos los besos terminarán con fuegos artificiales. Tengo debilidad por los musicales, y particularmente por Moulin Rouge. Quizás sea por la tremenda química de los dos actores, porque este es uno de los besos con la mejor puesta en escena que recuerdo, por la música que también ayuda, pero este beso me gusta especialmente. Además que la declaración cantada que le hace Christian a Satine, eso de “El amor lo es todo. El amor es algo espléndido. El amor… nos transporta. Porque todo lo que necesitas es amor.” “Yo fui creado para amarte y tú para amarme a mí” y que te lo cante así, con esmoquin, y mirándote a los ojos, con esa voz… es para derretirse. Un beso porque… qué bonita es la vida ahora que tu estás en ella.

(4:32 min)

El señor de los anillos. El retorno del rey.

El amor entre un hombre y una elfa, entre un ser mortal y uno inmortal. Recuerdo especialmente la escena del beso final entre Aragorn, convertido finalmente en rey de Gondor, y Arwen, que había renunciado a su inmortalidad por amor. Aquel beso ponía punto y final a la saga de películas dirigidas por Peter Jackson. Un beso  que tenía sabor a leyenda. La serena pasión  de este beso le convierte en el más especial de esta lista.  Además no podía suceder en más  bello escenario, y en el mejor momento, poniendo un broche de oro y dejando a los espectadores con un grato recuerdo. Este beso es uno de mis favoritos.

(5:22 min)

 
Crespúsculo.

Alguien que te dice así a la cara: eres mi marca personal de heroína, se está ganado a pulso un beso de esos adictivos, por lo menos. Al margen de otras cuestiones, hay que reconocer que el beso entre Bella y Edward tiene su punto. Para no tener sangre este es  un vampiro muy pasional. Elementos a favor: 1- Oscuridad; siempre propicia para estas cosas. 2- Componente furtivo; a escondidas, el no saber si te van a pillar le da emoción. 3- Ese sí pero no, pero del todo; vacilar, dudar, desear y atacar. Nunca falla en cualquier beso pasional que se precie. Un beso que te deja con ganas de más.

(1:40 min)

El hombre tranquilo

Considerado uno de los mejores besos de la historia del cine, me era imposible no mencionar e incluir en este ranking el beso que los dos protagonistas de El hombre tranquilo se dan bajo la lluvia. Unos personajes sencillos, entrañables y creíbles, por eso este beso tiene magia, tanta, que hasta te hace olvidar el cartón piedra del decorado. Pero también hay otro beso que, como curiosidad, inspiró a Elliot, el niño de E.T. a dar su primer beso, y también ocurre en medio de una tormenta, cuando Sean (John Wayne) sujeta pasionalmente a Mary Kate (Maureen O´Hara) al sorprenderla en su casa. Un beso sólo comparable a los de Lo que el viento se llevó.

(4:06 min)

 
*Cuando preparaba esta entrada, hace unos cuantos meses, este viejo cine permanecía cerrado y prácticamente abandonado; y yo me lo imaginaba, cada vez que pasaba por delante, como un viejo ocioso, como si  entre sus solitarias paredes siguieran resonando todavía los ecos fantasmales de las viejas películas proyectadas allí.  Hoy en día ese viejo cine vuelve a estar abierto como un espacio cultural, y su proyector ha vuelto a encenderse para crear  magia como antaño.
**Besos en la lluvia
¿Qué tendrá la lluvia? ¿Y por qué un beso bajo ella se vuelve tan romántico?


 
¡FELIZ SAN VALENTÍN!

 

7 comentarios:

Ligia dijo...

Memorables todos los besos. ¡Feliz San Valentín! Abrazos

Ana dijo...

¿Qué será que tiene la lluvia para despertar el deseo de besar? Porque cuando los labios se tocan la química del amor se dispara, y creo que la lluvia es un buen conductor, jaja.
Yo también hice un ranking parecido hace dos años, ¡como se nota que somos gemelas!
Me ha encantado este ranking, no tienen desperdicio ninguno de los besos, desde el tierno de Amelie o La dama y el vagabundo, pasando por el mas pasional como el del Diario de Noa y el Hombre tranquilo. Pero ese beso a la luz del atardecer de Titanic siempre me cautiva.
Besos
;)

Prometeo dijo...

Impresionante trabajo este tuyo, ideal y, al verdad, me ha sorprendido una cierta coincidencia con mis "besos inolvidalbes" porque en nuestra epoca las mas d elas veces las pelis, las buenas pelis, se cerraban con un beso d elos de antes (tambien queda alguno como el famos del tio alfred en Encadenados, etc...)
Un abrazo.

Nicole Sagan dijo...

Qué buen ranking, Raquel. La verdad es que mi preferido es el beso entre Noa y Allie. Y a mí también los besos bajo la lluvia me ponen muy tierna.
De hecho, cuando en la peli el Sr.Darcy se declara a Elizabeth Bennet (también están bajo la lluvia) casi se besan, y eso que en el libro no sucede así, pero para mí también es un factor romántico eso de la lluvia.
Todas las que has puesto me han gustado.
Muy ameno y divertido, lleno de alegría. Gracias por ser transmisora de esos sentimientos en San Valentín. Felicidades.

Paola dijo...

Alguna vez había entrado a tu blog, pero obviamente no lo he visto todo. Al final has conseguido engancharme con esta entrada (aunque llegue tarde a verla xD) porque, aunque coincido con esos besos de películas, están descritos de la forma más atrayente posible, a mi parecer. Me ha gustado muchísimo, tanto las elecciones (no podía faltar MoulinRouge, creo que es de mis películas favoritas) como por la forma de expresarlo todo. GENIAL =)

Un saludo, pasaré nuevamente por aquí ^^

Raquel dijo...

Muchas gracias a todos, me alegra mucho que esta entrada os haya gustado y que la hayais disfrutado.
Un beso a todos, los habituales y loq ue se han pasado por primera vez por aqui, espero que no sea la ultima.
:)

Natalia Ortiz dijo...

Tenía ganas de ver esta entrada desde hace días :) Cómo me ha gustado este especial jaja.
No obstante, voy por partes.
Titanic no me disgusta, pero no es de mis preferidas... sin embargo, el beso es bonito y la música me gusta.

Spiderman me gusta y el beso de M.J. y Peter es muy misterioso e interesante. Llama la atención por la postura, la máscara y por todo. No sé cuántas chicas podrán decir que han besado a uno sin saber cómo era su cara xD (Bueno, supongo que habrá unas cuantas si nos metemos en líos del alcohol y demás, pero eso lo dejamos aparte).

La dama y el vagabundo... un beso muy tierno de unos perritos muy guapos. Justo ahora que la han vuelto a sacar en dvd, ¡qué ganas! Y si vas a la tienda Disney, los peluches son encantadores jajaja.

El diario de Noah, justo vi la película ayer en la tele. No entera, pero sí gran parte, así que más o menos sé de qué va. Y el beso de la imagen es muy famoso, mucho. Aunque no me gustó mucho la película en sí, aún con todo.

Amelie nunca me ha llamado la atención y no la he querido ver.

Grandes esperanzas no me suena de nada, pero resulta muy llamativo el beso en la fuente. Lo extraño es que después de un beso como ese, la niña se marche así sin más, pero es bonito que se vuelvan a encontrar jaja.

No he visto Moulin Rouge y no tiene ningún tipo de excusa jaja. Además con lo que me llamó la atención Ewan a raíz de Ángeles y demonios... Me encanta la canción que has compartido. José Mota hacía una parodia esta navidad pero con La duquesa de Alba y su reciente marido.

El señor de los anillos... no he visto el beso, no he conseguido aguantar nunca a las películas de esa saga.

Crepúsculo (que se te ha ido una s), también es muy misterioso y me gusta. Aunque lo siento por el lobo, dicha sea la verdad, tanto por su amistad por Bella como por todo, ya que me gusta más.

Y ya... El hombre tranquilo, otra que ni idea, jaja.

Después del muermo, buen recopilatorio de nuevo :) Me ha gustado mucho. Un beso, Raquel

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...