Buscar este blog

1 de octubre de 2010

Miedos 3D

Título original: The Hole 3-D
Director: Joe Dante
Guión: Mark L. Smith
Año: 2009
Duración: 98 min.
País: EEUU
Música: Javier Navarrete
Fotografía: Theo van de Sande
Reparto: Chris Massoglia, Nathan Gamble, Haley Bennett, Teri Polo, Bruce Dern
Productora: Bold Films / BenderSpink
Género: Thriller.
Sinopsis: Al mudarse a un nuevo vecindario, los hermanos Dane y Lucas descubren con su nueva vecina, Julie, una puerta en el sótano de su casa. Al abrirla hallan un pozo sin fondo que deja escapar todo el mal que aloja en su interior. Asediados por extrañas sombras que acechan detrás de cada esquina y por pesadillas que cobran vida, los tres jóvenes deberán afrontar sus peores miedos para poner fin al misterio del pozo.



Miedos 3D hubiera sido un bombazo en los años ochenta. Pero el tiempo ha pasado y nuestro concepto de miedo ha cambiado tanto desde entonces que ya nada, o casi nada, nos produce verdadero temor. Los adolescentes de hoy no se impresionan con las películas que a nosotros nos marcaron hace una década, igual que a nosotros nos dejaban más bien indiferentes las películas de terror de los años setenta y ochenta. El concepto de miedo cambia y aunque la tecnología avance de nada vale si lo que viene dentro de ese envoltorio resultón es lo mismo de siempre. Miedos 3D tiene un gusto añejo, que te reconforta al principio pero que te deja frío al final, justamente cuando la maquinaria 3D empieza a rodar. Es curioso que lo que lastre esta película sea precisamente su mayor reclamo. Porque aquí el 3D, aunque se ha usado moderadamente, desluce considerablemente la calidad de la cinta; y personalmente me parece un recurso fácil y tontorrón para atraer espectadores y llenarse las arcas.


Joe Dante es el director de una de las películas que más me gustan de los 80, Los Gremlins. Él, junto a la productora Amblin, fue el principal responsable de que en esa década el cine juvenil tuviera un hueco importante en las carteleras. Sólo por eso, y por todo lo que he disfrutado con ese cine, no me queda más remedio que declararle mi admiración más sincera. No es fácil hacer cine para todos los públicos, cine fresco y entretenido, de ahí que reconozca el mérito de Miedos 3D, y su intento de rescatar un género que no ha vuelto a brillar desde los añorados ochenta.
La principal baza con la que juega la película es su estética, y una idea que bien explotada hubiera dado mucho de si; porque a que es estremecedora la idea de asomarse a un agujero y enfrentarte a tus peores miedos. Aún así para ser sincera, miedo, lo que se dice miedo no vas a encontrar en esta película. Sí traumas, de esos casi inofensivos cuando creces pero aterradores cuando eres niño. Payasos de aspecto diabólico, oscuridad, y otros mucho más angustiosos, como la recurrente niña fantasmagórica, o un cinturón, que por si solo no puede provocar una emoción negativa sólo si le unimos elementos como padre y violencia.

Una película que te llenará de nostalgia si has pasado ya la adolescencia, y que te distraerá sin más si la estás pasando.


9 comentarios:

Malena dijo...

Mi querida Raquel: Debo de tener traumas de la infancia sin resolver porque jamás de adulta he ido a una película de miedo. Alguna vez supongo que lo haré pero tapándome la boca para que no se me escape algún grito. :)

Gracias por ponerte en contacto conmigo después de ese "Feliz otoño".

Mi ausencia de los blogs se ha debido a que estaba acabando mi segundo libro y también y eso no es agradable, a que tuvimos que salir rápidamente hacia Fuengirola pues mi madre había tenido una crisis de insuficiencia cardio respiratoria de la que ha salido afortunadamente aunque un poco más débil.

Espero reincorporarme a los blogs pero sinceramente no sé cuando, quizá cuando me vuelva la inspiración.

Gracias por estar siempre a mi lado.

Mil besos y mil rosas.

Conversaciones de todo dijo...

Harry es buena ArtistaS, y lo que trabaja, con ellos, son buenos también, mi prima tiene librs de Harry Potter.

Ana dijo...

Miedos no hace alarde de eso precisamente, porque en ocasiones mas que miedo me causó risa, risa sana, y quizás añoranza de otro tiempo, de la infancia, cuando la visión de un muñeco era suficiente para ponerte los pelos de punta. Me quedo con el payaso malote, lo único de la peli que consiguió ponerme algo nerviosa. De todas formas la peli me gustó, debe ser por mi alma de niña porque es bastante infantil. No es un peli para tirar cohetes pero por lo menos entretiene, ¿no?
Un besote
:)

Raquel dijo...

No todo el mundo está preparado para pasar miedo aunque sea en un cine. Yo cada vez menos, también lo reconozco.
De nada, Malena. Me alegra saber que has estado escribiendo. Espero que tu madre se recupere del todo, que coja fuerzas y se ánime.
No tengas prisa, cuando te sientas con ganas. Ya sabes que te estaremos esperando.
Muchos besos :)



Hola conversaciones de todo. De Harry Potter no hablaba en esta entrada, pero a mi también me gustan bastante. Son muy entretenidos.
Un saludo.



Risa sana, añoranza, mucha nostalgia de esos tiempos, aunque con la perspectiva y experiencia que da el paso del tiempo. La película no es nada del otro mundo, peor pasar un rato entretenido no está mal. Al fin y al cabo es de lo que se trata.
Un beso garnde :)

Natalia Ortiz dijo...

La verdad es que nunca he ido al cine a ver una película de miedo... y realmente no sé cómo son, pero por lo que veo, parece que hay muchas películas de miedo en las que sacan asquerosidades para producir miedo, lo cual no me parece interesante, si no, todo lo contrario. Y miedo con payasos y similares como describes, que eso a un niño pequeño sí le puede impactar, pero a un adulto, en principio, no. Pues no sé... no le encuentro la gracia a ese tipo de miedos. Películas de miedo como Los otros o a lo mejor El sexto sentido, hace años que las he visto y no las recuerdo bien, pero es que no usan estos tipos de miedo tan habituales ahora. Es distinto y para mí, que eran películas con otra calidad y en las que había una historia que podía estar más o menos bien.
Ayer leí el comentario que me dejaste en El Arrebato, y te respondí en la misma entrada, pero no sé si lo leerías. Ahora acabo de leer el de las peticiones de amistad y contestaré cuando pueda :)
Cuidate y gracias por leer el blog y hacerte seguidora ^^

NoSurrender dijo...

No soy un fan de las películas de miedo, pero hay algunas que me parecen verdaderas obras de arte, como El Resplandor, de Kubrick, que me cuesta creer que no guste a las nuevas generaciones...

De las últimas producciones, me gustó REC, y esa nueva manera de enfocar el terror con una cámara subjetiva en todas las tomas.

Besos!

Natalia Ortiz dijo...

Mmm, una duda rara que tengo, Raquel. Para poner un video de youtube como el que has puesto, de manera que lo puedas ver en la propia entrada sin tener que clickar para que te mande a youtube... ¿copias el enlace del video de youtube y lo pegas al escribir la entrada o tiene otro mecanismo?

Raquel dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo, Natalia. Las películas que utilizan "asquerosidades" para provocar miedo no me suelen causar miedo, más bien repulsión, y al final acabo riéndome de lo malas que son. Las películas de miedo que me gustan son más bien las que utilizan el terror de otra forma, como las de Hithcock, que era un tipo de terror más psicológico.
Los otros me gustó en su momento, pero tampoco es mi favorita, y la de El sexto sentido me gusta mucho, es una de mis favoritas.
Por cierto te he respondido en tu blog sobre la duda que tenías para insertar videos; espero que te sirva de ayuda.
Gracias a ti por paarte por mi desván.
Un saludo.



El resplandor es buenisima, creo que hace poco la nombraron la mejor película de terror de todos los tiempos.
la de Rec no la he visto, a ver si me animo y le echo un vistazo.
Besos NoSurrender, gracias por la visita.

Prometeo dijo...

Me la anotare, sabes que me gusta ese genero. Un abarzo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...