Buscar este blog

2 de julio de 2013

La calzada de los Gigantes

 
 
Cuenta una leyenda celta que dos gigantes, el irlandés Finn, y el escocés Benandonner, se enfrentaban continuamente. Tal era su rivalidad que Finn, el gigante irlandés fue arrojando sobre el mar enormes piedras para construir una calzada que le permitiera cruzar y enfrentarse a su imponente enemigo, pero fue Benandonner quien aprovechó para cruzar al otro lado. Cuando la mujer de Finn vio llegar al gigante escocés decidió proteger a su marido disfrazándole de bebé. Al ver Benandonner al supuesto bebé huyó horrorizado, pensando que si el bebé tenía ese tamaño su padre debía ser tres veces más grande. Al huir tan precipitadamente pisó muy fuerte las rocas y éstas se hundieron en el mar; de esta forma impidió que el enorme gigante irlandés le siguiera hasta Escocia.
 
 
La Calzada de los Gigantes se encuentra en la costa nororiental de la isla de Irlanda, unos 3 km al norte de Bushmills en el Condado de Antrim, Irlanda del Norte. Esta área contiene unas 40.000 columnas de basalto provenientes del enfriamiento de la lava en un cráter hace unos 60 millones de años.
 
El proceso geológico de formación de columnatas basálticas es relativamente simple: la lava incandescente se enfría in situ cuando el volcán cesa su actividad eruptiva. Este rápido enfriamiento da origen al basalto, que es una roca cristalina, aunque con una presión mucho más débil que la que soportan las rocas ígneas que dan lugar a la formación de granito a mayores profundidades.
A medida que el basalto va formándose disminuye su volumen y se forman prismas generalmente hexagonales cuya separación compensa la disminución de su volumen. Posteriormente, la erosión actúa primero sobre las rocas de los alrededores debido a que el basalto es mucho más resistente, quedando al descubierto dichas columnas.
 
 
Lo curioso de estas columnas es que van descendiendo a medida que se acercan al mar, de ahí que se considere una calzada por donde los gigantes de la leyenda podían pasar de una isla a otra. Además la mayoría de columnas tienen forma hexagonal tal y como ocurre con las calzadas antiguas de caballería. En la costa escocesa situada apenas a 14 millas (22 km) se pueden encontrar también algunos restos de columnas.
 
 
La calzada de los gigantes fue descubierta en 1693 y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986. Sin embargo, hasta fines del sigo XIX, el aislamiento de la costa de Antrim impidió que la gente pudieran conocer las bellezas de este fantástico lugar.
 
 
En la Calzada de los Gigantes también habita flora y fauna. Los mamíferos más comunes son determinados roedores, aves y fauna marina. Igual de interesante es la amplia variedad de peces. Hay una gran abundancia de bacalaos, tiburones, caballas y congrios. En las mismas formaciones rocosas se forman piscinas naturales, muy bien protegidas, que dan cobijo a cangrejos y a langostas. Su clima templado ha favorecido una abundante y variada flora, aproximadamente unas 930 especies, las más características son los brezos, el trébol, los arbustos de retama, la festuca y las orquídeas de vivo colorido, así como las plantas carnosas que no dan flor.
 
 

5 comentarios:

Ligia dijo...

!!Alucinante!! No había oído hablar de esa Calzada. Abrazos

Nieves dijo...

El año pasado, cuando fui a Irlanda, tuve la ocasión de visitarla y la verdad es que es impresionante, fue una de las cosas más interesantes del viaje, no ya sólo por lo que es la calzada en sí, sino por el espectacular entorno en el que está ubicada.

También estaba por alli la bota del gigante, por cierto, donde todo el mundo se hacía la tipica foto. Y desde luego, si uno va a Irlanda, es uno de los lugares que recomiendan no perderse, junto con los acantilados de Moher.

Un beso y feliz semana,

Ana dijo...

Es un lugar increíble Raque, seguro que la atmosfera de allá es sumamente cósmica, con tanta historia, con tanta fuerza natural.
¿Vamos a verlo?
:D

Raquel dijo...

Es un lugar fascinante, no muy conocido aunque varias películas se han rodado allí, la última de Harry Potter por ejemplo.
Saludos Ligia.


Qué interesante Nieves, lo de la bota del gigante no lo había oído, lo buscaré a ver cómo se ve.
Un beso y feliz semana para ti también.

Vale, tu saca los billetes y yo hago las maletas. :)
Un beso.

Carol Torrecilla García dijo...

Muy interesante, como siempre, Raquel.
Voy a tener que ir y luego contarte. =)
Besos, amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...