Buscar este blog

18 de julio de 2013



Este anglicismo tiene  su origen en el apellido del capitán Charles Cunningham Boycott, quien fue administrador, a mediados de la segunda mitad del siglo XIX, de las fincas de un terrateniente absentista, el conde de Erne (Condado de Mayo, Irlanda).

Durante la "Guerra Agraria" (1870s-1890s) la Irish Land League, ante la amenaza de una hambruna,  solicitó una rebaja de los arrendamientos para mejorar la situación de los granjeros, pero Boycott no sólo rechazó la propuesta tajantemente, sino que expulsó  sin contemplaciones a todos los miembros de la Liga de la propiedad. Su presidente, Charles Parnell, sugirió entonces una alternativa no violenta para obligar al capitán a ceder: suspender todo tipo de tratos con él. Así, los jornaleros se negaron a cosechar o trabajar en su casa, los comercios a venderle comida (que debió traer de fuera) y el cartero local dejó de depositarle su correo. Para recoger la cosecha trajo cincuenta trabajadores del norte de Irlanda y mil policías y soldados de escolta, a pesar de no correr peligro físico. Boycott, cada vez más aislado, se percató en noviembre de que sus esfuerzos habían sido en vano, pues el coste de la cosecha fue de 10.000 libras, muy por encima de su valor. Ese mismo mes, The Times utilizó por vez primera para describir la novedosa forma de acción el término «boycott», acuñado por el P. John O'Malley de Mayo, que lo encontró más fácil de pronunciar para los aparceros que «ostracismo». (Michael Davitt, The Fall of Feudalism in Ireland).
El 1 de diciembre de 1880 el capitán Boycott huyó con su familia a Suffolk, Inglaterra, donde murió en 1897.
Desde entonces se usa su apellido para describir la "forma de presión que se ejerce sobre una persona o entidad suprimiendo o dificultando cualquier relación con ella", y que en castellano se escribe boicot.

1 comentario:

Ana dijo...

No me gustan los boicot (si no son merecidos), pero esta bien saber de donde procede el termino, jeje.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...