Buscar este blog

17 de diciembre de 2010

Ya está aquí...

...el típico catarro prenavideño. Como todos los años ataca principalmente mi pobre garganta, mi nariz, y mis ojos; y tiene la puntería de aparecer siempre en estas fechas. Disculpadme, pues, este post de relleno. Ha sido realizado bajo la influencia de potentes antigripales.  
Todo empezó hace unos días, cuando expuesta a las traicioneras corrientes de aire de mi casa, un virus pequeño y enclenque encontró en mis amígdalas un lugar calentito y confortable para instalarse. Le gustó tanto que echó raíces, se multiplicó y engordó proporcionalmente a la felicidad que  allí encontró. La vida le sonreía. Pero mientras él era cada vez más feliz yo me sentía cada vez más débil. Su  felicidad consumía la mía.
Los días pasaban y la cosa empeoraba. El dolor de garganta, la cabeza como un sonajero, el lagrimeo continúo, hacían complicado la mutua convivencia. Había llegado el momento, era o él o yo, y de esa lucha sólo uno de los dos podría salir victorioso. Atajado el mal con ibuprofeno el virus no tuvo más remedio que empezar la mudanza. Y en eso andamos. Él va recogiendo los bártulos, y yo recuperando el terreno perdido. La cosa es que él me ha dado la idea de hacer este post que, aunque no lo parezca todavía, va dedicado a la navidad, pero de una forma especial, con el humor de nuestros queridos viñetistas.

La navidad suele anunciarse con brillantes luces; las que dan el pistoletazo de salida  a las fiestas y que suelen indicar…




...esto mismo. Intermitente e incansablemente. ¡Compre, compre, compre! ¡Gaste, gaste, gaste! 




Por si fuera poco cada año la cosa se adelanta  lenta e inexorablemente.






Y aún así siempre suele pillarnos en el momento  más inoportuno.





Ese momento en que nuestro bolsillo se encuentra notablemente más delgado. Aunque siempre nos sobra algo para comprar ilusión.   




Ilusión, o decepción…





Y aunque haya chascos, también hay espíritu navideño…




No importa que sea gordo o delgado, que las cosas no sean como recordamos, que el mundo haya cambiado tanto…







Porque lo importante, lo que de verdad importa, vale muy  poco. Tan poco que a veces no le damos la importancia que merece.




Para todos los inquilinos del desván, ¡Felices Fiestas!

14 comentarios:

Ligia dijo...

Muy bueno el post. Espero que te mejores del todo para la Navidad, y cuídate del frío lagunero. Por cierto, adivino si digo que "rondas el Sin-freno"?
Felices fiestas y muchos abrazos

Miguel Schweiz dijo...

Fantástico Raquel, has creado un lienzo tan real, que parece alucinante y sin embargo está ahí...

Jo, que se pare ese resfriado, no puede ser que te pases la Navidad estornudando. Ya sabes cuídate mucho estos días, así ya estás del 10.

Besos

Ana dijo...

¡Genial Raque!, ay, lo que me he reído con algunas viñetas, la de el controlador esta muy bien, y la de la rama a la que todos se quieren aferrar, y también la de papa noel entrando de improviso en la escena de un delito. La verdad es que me gusta ponerle humor a estas fechas, es mas llevadero. Ah, cuidate, que yo llevo arrastrando un catarro dos semanas, así que ya sabes.
Un beso
:D

Angel dijo...

jajaja fantástico!! Muy divertido el post. El catarro va por descontado y la lotería este año sí creo que toca :)
Las viñetas de Forges son buenísimas.

Que pases unas buenas fiestas!!!

Guille Rancel dijo...

Gran recopilación, me llamó mucho la atención la de la rama: LOTERíA.
Felices fiestas, y que tu salud vaya mejorando...

Nacho dijo...

Felices Fiestas y un abrazo.

Malena dijo...

Mi querida Raquel: Aunque en estas fiestas intento sacar a la niña que llevo dentro, cada vez me doy más cuenta de que no es la Navidad auténtica, que no es la que sueño y que el consumismo no es más que la forma de enmascarar la frustración que nos rodea.
Paz y amor, pero no sólo en estas fechas sino siempre.

Mejórate y Feliz Navidad.

Mil besos y mil rosas.

gemmayla dijo...

Ainss Raquel, cuida ese resfriado. Mucho zumo de naranja, mucho kiwi y caldo calentito.
Aprovecho la ocasión para desearte a ti y a tus seguidores muy Felices Fiestas y un 2011 cargado de esperanza e ilusión.
Besotísimos, preciosa

Raquel dijo...

Gracias a todos. El catarro va mejor, casi estoy recuperada, aunque el frio lagunero no lo pone facil.
Me alegro que os gusten las viñetas.
Mucha paz, amor y felicidad para todos.
Ligia, Miguel, Ana, Angel, Guille, Nacho, Malena y Gemmayla, un abrazo para cada uno.

María Narro dijo...

Feliz Navidad, corazón, y una sonrisa enorme.

Natalia Ortiz dijo...

Qué buena entrada :) Me gustan las imágenes jaja.
A mí me solía atacar el catarro todos los diciembres... este año me he librado, por suerte.
Dile a la garganta que se cure, que por ahí tiene que entrar turrón y ya verás como se cura pronto jaja. Feliz navidad y disfruta de las fiestas! :)

Miguel Schweiz dijo...

De nuevo por aquí Raquel, esta vez ya libres de todas las ataduras de mercado y como dos amigos de estos años blogueros que unen tanto, porque siempre aflora lo que está en cada uno, lo quiera ocultar o no. Que disfrutes, en libertad, con todo lo que conlleva el poder compartir.

Sé muy feliz... Besos

Alejo dijo...

Bueno nada como un poco de humor para recuperar fuerzas (las viñetas de JR Mora siempre me matan).
Aparte de eso el post me parece original, parece dedicado en parte a la gripe, y es que un buen enemigo cuando menos merece unas palabras jajaja, espero que finalmente lo hayas derrotado (y hasta el próximo año)
Un abrazo afectuoso,

Alejo

Raquel dijo...

María feliz navidad también para ti.
Un abrazo grande :)


Gracias Natalia, lo mismo digo. Que pases muy felices fiestas, lo que queda que ya casi acaban.
Un abrazo :)


Miguel de nuevo gracias por pasarte y por dejarme unas palabras. Despues de tantos años de blog es algo que valoro, ya que es fácil perder el contacto, el interés, la motivación.
Gracias por tus deseos; lo mismo digo.
Un abrazo.


Pues sí, Alejo, la verdad es que este enemigo al menos me trajo inspiración. Gracias por tus palabras, y un fuerte abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...