Buscar este blog

25 de mayo de 2009

De miedo IV



El hombre lobo, también conocido como licántropo, es una criatura legendaria presente en muchas culturas independientes a lo largo del mundo. Se ha dicho que este es el más universal de todos los mitos (probablemente junto con el del vampiro), y aún hoy, mucha gente cree en la existencia de los hombres lobo o de otras clases de "hombres bestia".
En el folclore y la mitología, un hombre lobo es una persona que se transforma en lobo, ya sea a propósito o involuntariamente, a causa de una maldición o de otro agente exterior. El cronista medieval Gervase de Tilbury asoció la transformación con la aparición de la luna llena, pero este concepto fue raramente asociado con el hombre lobo hasta que la idea fue tomada por los escritores de ficción moderna.
Nadie sabe con exactitud cuándo se originaron las leyendas sobre hombres lobo. Puede que se trate de una superstición tan antigua como la humanidad misma, originada como explicación de diversas patologías. Así parecen indicarlo algunos casos datados, como, en España, el de Manuel Blanco Romasanta.Más información sobre Romasanta aquí



¿Cómo destruir a un hombre lobo?

Aunque en el cine se establece como única forma de matar a un hombre lobo el uso de la plata, en la tradición europea de la edad media no se precisaba de ningún medio especial para matar a un hombre lobo, no era más que una abominacion de la naturaleza influenciada por el mal y por lo tanto podía ser matado como cualquier otro animal. Es mas durante esa época el temor al lobo hizo que se masacrara a este animal por todo el centro de Europa. Los metodos que usaba la inquisición para determinar si alguien era hombre lobo o no, se solía despellejar a las personas para ver si tenian el pelo debajo de la piel o torturarles hasta que reconocían que eran hombres lobo (probablemente después de unos días de tortura yo también lo reconocería)...


El mito de la luna llena y los hombres lobo está muy extendido.

Actualmente las investigaciones realizadas por médicos y psiquiatras demuestran que la Luna influye de una manera importante en el comportamiento del ser humano, al igual que en el reino animal y vegetal.
Tanto el hombre como la superficie de la tierra están compuestos en un 80% de agua. De esta semejanza podemos deducir que al igual que la fuerza gravitatoria de la Luna provoca altas y bajas mareas en los océanos, también ocurre algo parecido en el hombre.
Un estudio realizado en EEUU reveló que en el momento de plenilunio, el Sol, la Luna y la Tierra se hallan colocados casi en línea recta, y en esta situación la atracción gravitacional de la Luna sobre la tierra se manifiesta con mayor intensidad. La atracción del agua del organismo humano en ese momento es capaz de modificar el funcionamiento de las células, órganos, aparatos o sistemas corporales.
La vinculación entre la conducta humana y la Luna y sus fases es antigua pero vigente, como prueban la vieja etiqueta de “lunático” para designar a los enfermos mentales, o los más modernos términos “Efecto Transilvania” empleado para referirse a la supuesta influencia lunar sobre la psicopatología, e “Hipótesis Transilvaniana”, que sostiene que las conductas violentas y alteradas son más frecuentes con la luna llena.


Bajo el perverso influjo de la luna llena se produce la transformación.


Un aspecto relacionado con la Luna llena es el tan nombrado «Hombre Lobo». Las metamorfosis mágicas posibles en el ser humano son innumerables, la más antigua y conocida es sin lugar a dudas, la transformación en hombre lobo. Se encuentra en todas las religiones, leyendas y narraciones. Entre 1580 y 1610, la licantropía alcanzó su máximo apogeo. Los hombres lobo tienen la característica general de transformarse en las noches de Luna llena, atacando y matando tanto a seres humanos como a animales, pasado este período de Luna llena vuelven a su estado normal.
En realidad no se sabe ciertamente si existen o no. Lo que si que existe, según algunos psiquiatras, son enfermos mentales que creen ser hombres lobo y que en la fase de Luna llena estos delirios de posesión es cuando alcanzan su mayor nivel.
Freud estudió uno de estos casos de «hombre lobo», demostrando como resultado que este hombre padecía una ciclotimia, paradigma de las enfermedades que se ven afectadas por los cambios climáticos.
Con lo que si coinciden diferentes psiquiatras, es que la luna, de alguna manera afecta a ciertos ritmos circadianos y que estos trastocan determinados neurotransmisores de nuestro cerebro, lo que a su vez explica esos delirios de violencia que aparecen en algunas personas enfermas en los periodos de Luna llena.


HOMBRES LOBO EN EL CINE

Aunque abundante en número de películas, el hombre lobo siempre ha sido un personaje secundario y subestimado en el género de terror.


Un hombre lobo americano en Londres


Durante unas vacaciones por Europa, David y Jack llegan a un extraño pueblo y entran en el bar. Sintiéndose fuera de sitio, los jóvenes deciden irse en plena noche. Caminando por el bosque, la pareja es atacada por un animal. Jack muere, y David queda malherido en el suelo. El protagonista despierta semanas después en un hospital. La policía cree que han sido atacados por un psicópata, pero David sabe que no es así, y que aquel que es mordido por un hombre lobo se convierte en uno de ellos...
John Landis, su director, tuvo la idea para la historia mientras trabajaba en Yugoslavia como asistente de producción para otra película. Un miembro yugoslavo de la producción y él se encontraban viajando por la región cuando se cruzaron con un grupo de gitanos. Estos parecían estar realizando un ritual durante el entierro de una persona para evitar que ésta "se levantara de su tumba". Esto hizo que Landis se diera cuenta de que nunca sería capaz de confrontar a un zombi y le dio la idea para una película en la que un hombre de su misma edad pasa por una situación similar.


La famosísima escena de la trasformación sigue creando impacto hoy en día, gracias al irónico uso de la música, la planificación, la interpretación de David Naughton, la luminosa fotografía y, sobre todo, las prótesis “cambiantes” de Rick Baker, que sentaron cátedra en todos los films fantásticos desde entonces, y que superan en mucho las recientes transformaciones por ordenador. No en vano, las apariciones del personaje Jack como un cadáver impresionaron tanto a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood que decidieron crear el premio Oscar al mejor maquillaje específicamente para la película. Desde la entrega de premios de 1981 ésta se convirtió en una categoría presente todos los años.


Paul Naschy


Paul Naschy (Jacinto Molina) ha sido actor, guionista, director y productor. Su carrera empezó en 1966 en las ramas de dirección y producción y le ha llevado a todos los frentes imaginables dentro del séptimo arte.
Naschy fue un deportista de élite en la rama olímpica de halterofilia de la que logró ser varias veces campeón de España. Aparte de estas actividades, trabajó como dibujante e ilustrador profesional y publicó numerosas novelas de género. Además él fue el autor de las portadas discográficas que lanzaron a Elvis Presley, Bill Hally y Frankie Lane en España.
Ya en su faceta de actor, en 1968 guioniza y protagoniza la película La Marca del Hombre Lobo que inicia el "boom" del cine Fantástico en España. Posteriormente surgen títulos (muchos de ellos ya de culto) como La Noche de Walpurgis, Los Monstruos del Terror, El Jorobado de la Morgue, El Gran Amor del Conde Drácula o El Espanto Surge de la Tumba.


Tras un largo periplo en Japón, donde se dedicó a hacer documetales, Paul Naschy regresó a España retomando su carrera. Desde entonces son numerosos los premios y homenajes que ha recibido, tanto en nuestro país como en el extranjero. Los dos últimos más destacados han sido el Karl Laemmle en Washington y en 2001 la Medalla de Oro de las Bellas Artes. Y es que Naschy cuenta con seguidores en todo el mundo, sobre todo en EEUU y Alemania.
Entre sus últimos trabajos podemos citar Érase otra vez (2000), la serie de televisión Desenlace, School Killer (2001), Octavia (2002), Mucha Sangre (2002), Crimson Tears (Donald f. Glut), The Unliving (2003) y Rojo Sangre (2003) con guión del propio Naschy y dirigida por Christian Molina.

Referente del cine de terror, Paul Naschy ha sido apodado como el Boris Karloff español.


Próximos estrenos


"The Wolfman" Lo último, y más manido, de Benicio del Toro y Anthony Hopkins.


La película nos contará la terrible historia de Lawrence Talbot (Del Toro) que regresa desde América a la tierra de sus ascentros, Inglaterra. Allí es mordido por un hombre lobo convirtiéndose en uno de ellos. A partir de ahora la luna llena cambiará su vida.
La cinta está dirigida por Joe Johnston y protagonizada por Benicio del Toro. Completan el reparto Anthony Hopkins, Emily Blunt y Hugo Weaving.


Los hombres lobo de la saga Crepúsculo.


"Luna Nueva” sigue a Bella Swan tras quedar desvastada por la abrupta partida de su amor vampiro, Edward. Pero, su espíritu renace con su creciente amistad con el irresistible Jacob Black. Súbitamente se encuentra arrastrada al mundo de los Hombres Lobo, ancestrales enemigos de los vampiros, y encuentra sus lealtades divididas.

4 comentarios:

Malena dijo...

Estupenda y exhaustiva información, Raquel. Precisamente estoy leyendo el segundo libro de la saga Crepúsculo y por eso me ha llamado la atención leer tu post.

Muchísimas gracias por el trabajo que te tomas y así nosotros poder aprender cada vez más.

Un beso.

Ana dijo...

¿Pelo debajo de la piel? Me he quedado con esta frase. ¡Uach! Lo de la Luna lo entiendo, porque a veces me pongo de un lunático que ni te cuento. Pero en fin me asustaré en cuanto empiece a verme mas pelo de lo normal en el cuerpo.
Tengo que reconocer que mas que miedo me da risa lo de la trasformación del hombre lobo, resulta un poquillo cómico, ¿no? entre las protuberancias, los alaridos y toda la pesca mucho miedo no da. Creo que me asusta mas Michael Jackson en Thriller je, je. (y en su vida real)
Besitos :)

NoSurrender dijo...

Bueno, yo, desde que entró cierto individuo en esta oficina, no me cabe la menor duda de que el hombre lobo existe :P

Besos!

Raquel dijo...

Gracias, Malena. A mi ese libro no me gustó demasiado, pero es que a esa saga le he cogido un poco de tirria y no sé por qué.
Besos.


Michael Jackson da más miedo al natural que caracterizado :) Bueno, bien mirado, lo de la luna no está mal, así uno puede echarle la culpa a ese entrañable satélite si un día se le cruza el cable y se dedica a hacer el tonto por ahí; quien no se consuela es porque no quiere.
Besos :)))


Jajaja, pues ten cuidado no vaya a morderte en un descuido.
Un saludo, NoSurrender.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...