Buscar este blog

24 de enero de 2017

5 misterios y leyendas negras de Hollywood


La misteriosa muerte de Natalie Wood

Aunque llegó a ser una exitosa actriz la vida de Natalie Wood no fue fácil. Su infancia estuvo marcada por la ambición de su madre que volcó en ella sus sueños frustrados, pero ya incluso antes de nacer sobre ella había caído una extraña profecía que marcaría su destino para siempre, la que hizo una adivina a su madre durante su embarazo: aquella predicción dijo que sería una gran estrella pero también que tendría que tener mucho cuidado con las aguas oscuras. Tanto influyeron aquellas palabras en su vida  que Natalie nunca aprendió a nadar ya que le tenía verdadero pánico al agua. Y fue el agua la que causó su muerte en la madrugada del 28 al 29 de noviembre de 1981, aunque las circunstancias de su muerte están rodeadas de misterio.  
Natalie se habría ahogado aquella noche al caer accidentalmente de su yate, el “Splendour”.
Su cuerpo se encontró a  400 metros de la embarcación con moratones por todo el cuerpo y una abrasión en la mejilla izquierda. La autopsia no fue capaz de dictaminar si se habían producido antes o después de la muerte. La tasa de alcohol en sangre era de 0,14%. La autopsia desveló que había tomado una pastilla contra el mareo y un tranquilizante, que amplifica los efectos del alcohol, y también la hora de la muerte, las doce de la noche.
La primera versión que se dio fue que se había tratado de un accidente pero una  hipótesis posterior apunta a un posible asesinato. El informe final especificaba que la muerte de la actriz se había producido por “ahogamiento y otros factores indeterminados”. Esos factores indeterminados dieron pie a muchas especulaciones que tenían al marido de Natalie, Robert Wagner, como responsable.
Según parece aquella noche había discutido con su mujer antes de que desapareciese. Robert había declarado que la última vez que la  vio fue mientras se cepillaba el pelo antes de cerrar la puerta de su camarote para meterse en la cama. Cuando regresó, unos minutos después, Natalie ya no estaba. Robert, sin embargo, no comunicó la desaparición hasta 90 minutos más tarde.
Años después, el capitán del barco, Dennis Davern, admitió que había mentido en  su testimonio original por petición de Wagner. La hermana de Natalie, Lana Wood, asegura que el capitán le llamó una noche, borracho, y le confesó la verdad. Supuestamente Wagner habría empujado a Natalie al mar y no habría hecho nada para ayudarla. “Déjala, necesita una lección”, le habría dicho al capitán.
A pesar de todo, y después de una nueva investigación, el caso volvió a archivarse y hasta hoy  la verdadera causa de la muerte de Natalie Wood sigue estando rodeada de muchos interrogantes.



Roman Polansky violó a una menor en 1977

En 1977 Roman Polanski había alcanzado una posición como director de cine tras éxitos como Rosemary´s baby, Tess, o El baile de los vampiros. Por aquel entonces tenía 44 años y conoció a Samantha Gailey de sólo trece en un restaurante. Con la promesa de hacerle unas fotos para la revista Vogue la invitó a la mansión de su amigo Jack Nicholson para una sesión de fotos en la que el director terminó pidiéndole que se quitara la camisa.
Después estuvieron bebiendo champán y tomando “Quaaludes”, un medicamento muy famoso entre el star system de aquella época. Dicho medicamento era un depresor del sistema nervioso central con efectos muy similares a los barbitúricos. Lo que pasó a continuación sigue siendo objeto de polémica. Lo que está claro es que Roman mantuvo relaciones sexuales con la niña y que posteriormente fue acusado de violación.

Polanski siempre mantuvo su inocencia, asegurando que aquellas relaciones fueron consentidas y apoyando su inocencia en que la niña ya no era virgen.
El escándalo fue muy sonado y la prensa se volvió muy incisiva. Tal  revuelo mediático llegó a oídos del juez que estaba encargado del caso, Laurence J. Rittenband. Por lo visto este juez habría actuado de forma arbitraria declarando que encerraría al director para el resto de su vida. Ante la perspectiva de no tener un juicio justo Roman huyó a Europa. Nunca hubo una sentencia y este proceso dura hasta la actualidad.
Samantha Gailey declaró haber perdonado al director hace tiempo, y que la parte más difícil del proceso fueron las acusaciones de habérselo inventado todo para ganar popularidad, así como el comportamiento del juez al que acusa de haber estado más interesado en su notoriedad que en velar por sus intereses.



La polémica muerte de Murnau

Friedrich Wilhelm Murnau (1888-1931) fue uno de los cineastas más relevantes de la historia del cine. Con “Nosferatu, una sinfonía del horror” (Nosferatu. Eine Symphonie des Grauens, 1922)  alcanzó  notoriedad, a pesar de que su éxito se vio empañado por la lucha por los derechos de autor con la viuda del escritor Bram Stoker al que “Nosferatu” plagia claramente. Aún así Murnau se convirtió en un director respetado y llegó a mudarse a Estados Unidos para continuar en Hollywood su carrera, siendo su debut en aquellas tierras “Amanecer” (1927). Sin embargo nunca llegó a encajar en aquella industria, básicamente por su agitada y polémica vida íntima. Corrían muchos rumores sobre su bisexualidad, pero fue su muerte en un desgraciado accidente lo que desató todo tipo de especulaciones.
El 11 de marzo de 1931  el director alemán Friedrich Murnau y su joven chófer filipino García Stevenson perdieron la vida en un accidente automovilístico al salirse de la carretera. Aquello no hubiera tenido más si no fuera por los  rumores que corrieron sobre este hecho; y es que debido a la posición y circunstancias en que  se encontraron los cuerpos, se especuló que la causa pudo ser una distracción al estar Murnau practicando sexo oral a su chófer que sólo tenía catorce años de edad.


La trágica muerte de Brandon Lee

La trágica muerte de Brandon Lee durante el rodaje de “El cuervo” se atribuyó a una maldición familiar. Su padre, Bruce Lee, también murió en extrañas circunstancias en 1973 a los 32 años.  Una teoría cuenta que podría haber sido asesinado por un maestro de Kung Fu mediante la técnica de “dim mak” o “toque de la muerte”, al considerar que había revelado a los accidentales secretos de las artes marciales. Lo cierto es que Bruce Lee murió por una reacción a un medicamente que le provocó una inflamación del cerebro, un coma y la posterior muerte.
En el caso de su hijo Brandon Lee todo se debió a un error fatal. Durante el rodaje de una de las escenas de la película  “El cuervo” (1994) en las que debía ser tiroteado, una bala real se coló en una de las pistolas por un descuido de los especialistas al mezclar la munición real con la de fogueo. El disparo alcanzó a Brandon en el abdomen afectándole la columna vertebral. Aunque fue inmediatamente trasladado a un hospital y sometido a una operación de seis horas finalmente la sangre perdida provocó la muerte del actor, tenía tan sólo 28 años.
Durante años corrió el rumor de que el material filmado con la muerte del actor se había incluido en la película pero lo cierto es que debido a un acuerdo legal esas imágenes fueron destruidas para evitar su difusión.
Brandon Lee fue enterrado junto a la tumba de su padre en el cementerio de Lake View de Capitol Hill, Seattle en Washington.



Muerte por pintura, Shirley Eaton

Su personaje sólo aparece durante tres minutos en la película “James Bond contra Golfinger” (1964), pero causó tanto impacto que es una de las imágenes más recordadas de la historia del cine.
Su breve intervención la convirtió en una de las actrices más fotografiadas de los sesenta, y todo por un rumor que se extendió como la pólvora.
En la película el personaje de Shirley Eaton muere al ser cubierta con oro por asfixia cutánea.  Tal y como explica Bond en la película, ésta se produce cuando se cubre todo el cuerpo con pintura y no se deja una zona de la base de la columna sin pintar. Pero tras la película empezó a difundirse que la actriz había  fallecido realmente durante  el rodaje. Obviamente todo se trató de una leyenda urbana. Ya que para prevenir cualquier posible contratiempo a la actriz no se le pintó el estómago por temor a que la asfixia pudiese ocurrir  y además durante la grabación hubo un médico presente en todo momento.
Lo único cierto que hay en toda esta historia es que poco después la actriz se retiró del cine para dedicarse a su familia. Una decisión no muy frecuente, y tomada de forma tan repentina, que bien pudo dar pábulo a esos rumores macabros.  

6 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

Hola, Raque:
Muy buenas noches. Unas historias que ponen los pelos de punta y que, por otra parte, sabemos que tuvieron esos finales fatídicos.
La verdad es que la muerte de Natalie Wood siempre me ha afectado muchísimo. Especialmente porque, además de ser una actriz con la que empatizo muchísimo, me da mucha pena la indefensión de alguien que no sabe nadar frente a tres hombres que, evidentemente, se debieron dar cuenta, como poco, que no estaba en la embarcación.
Pobrecilla.
Cristophen Walken, amigo del matrimonio, debía sentirse muy incómodo ante la supuesta discusión del matrimonio. El capitán me imagino que no sabría ni dónde meterse, y la verdad, yo me guardo lo que pienso, pero es un secreto a gritos, porque creo que es lo que la mayoría piensa.
Hay vidas que son injustas y tristes desde su nacimiento hasta su muerte, pero me quedan sus películas en mi corazón. Cada vez que la veo en Esplendor en la hierba, me sube la zozobra a la garganta. Sus bellos y grandes ojos tristes me superan. Me toca de lleno.
Creo que deberían haberlo investigado más y mejor. A veces no se puede hacer más y nos queda la impotencia, pero yo espero que esté en paz.

Lo de Polanski no lo soporto. La verdad es que me siento repugnancia hacia la pederastia en todas sus formas, y no creo que sea inocente.
Si lo es, ¿por qué huyó toda su vida? Habría tenido un juicio justo. Tiene dinero para tener abogados que demuestren su inocencia y huele a chamusquina.
No me gusta eso, pero no voy a dejar de ver sus pelis, la verdad.

Tampoco pretendo darle fama.

Procuro separar la persona de su obra, aunque con Eminen no puedo, pues ya en sus letras muestra su racismo, por ejemplo.

Y, bueno, las otras leyendas hollywodienses son interesantes, no las conocía, pero no me han impactado tanto, aunque sí lo he sentido por la chica Bond. Pobrecita.

Hoy estoy muy sensible.

;)

Una gran entrada en la que no se te escapa ni un detalle, como siempre, Raque.
Abrazo de oso.
Tu amiga, siempre:
Carol

Raquel dijo...

Hola Carol! :-)
La mayoría son historias muy tristes, en especial la muerte de Natalie. He intentado resumirla lo máximo posible para que fuera mas liviana la entrada. Pero veo que es una historia que conocías muy bien. A mi también me da pena porque hay cosas muy inexplicables, sobre todo que Robert esperara tanto tiempo en dar el aviso; también parece que no quiso encender los focos del barco y por lo visto una testigo dice que escuchó una voz pidiendo auxilio, no creo que los del barco no la hubieran oído. Como dices, hay muchas cosas que huelen a chamusquina.

Lo de Roman es lamentable, una niña de 13... por muy sexualizada que esté es un abuso de poder, además parece ser que la drogó. Lo que pasa es que al ser un tipo famoso y con influencias entre el mundillo de Hollywood lo defienden a muerte.

Gracias por leerla entera y por darme tu opinión.
Me fascinan las leyendas de Hollywood.
Un abrazo de oso para ti también, amiga.
Muchos besos.

Ligia dijo...

Unas historias interesantes las que nos cuentas, algunas tristes y macabras, es verdad, pero todas sin resolver. Abrazos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Tremedas estas historias, todas envueltas en misterio y sin resolver.
Me da mucha pena la de Natalie Wood y me parece muy raro que siendo una actriz tan popular, mucho más que su marido, no se haya investigado más sobre su trágica muerte.
Lo de Polansky y la menor me resulta asqueroso, más por los que tapan estos temas que por los que los cometen, que también. Debería de haber más mano dura en los asuntos de pederastia.
Muy interesante siempre todo lo que nos cuentas, Raquel!
Besitos y feliz finde.

Ana Bohemia dijo...

Conocía todas estas historias salvo la última, la de la actriz de James Bond, la asfixia cutánea no suena tan descabellada pero seguramente fue un truco publicitario para promocionar mas la peli, vete tu a saber...
Lo del hijo de Bruce Lee fue un desgraciado accidente, mala pata que hubieran balas reales, aunque hay una historia sobre una maldición que rondaba a los primogénitos masculinos de la familia.
A Natalie Wood una gitana le leyó la mano, creo recordar que leí en alguna parte, ella le había dicho que tenía que tener cuidado con el agua, creo que ese miedo la persiguió toda la vida.
Muy interesante este post
;)

Raquel dijo...

Hollywood tiene historias muy trágicas como la muerte de Natalie Wood o Brandon Lee, dos personas muy jóvenes con mucho por ofrecer.
Gracias por tomarte pasarte por el desván Ligia.
Un abrazo :)


Sin duda la muerte de Natalie es la leyenda de Hollywood que mas pie da a especular. Cualquiera puede ver que hay cosas un poco raras,y que dan pensar, sobre todo la actuación de su marido. Pero imagino que si tuvieran alguna prueba contundente ya la sabríamos, por ahora lo que parece más probable es que fuera una muerte accidental.
Con Polanski ha habido doble moral por parte de sus compañeros de Hollywood, incluso hay quien lo ha disculpado, asqueroso.
Gracias por visitarme Montse. Qué pases un buen finde :)

Creo que tienes razón, suena a campaña publicitaria. Además la actriz apenas sale unos minutos pero gracias a eso hizo unas cuantas campañas publicitarias.
Me da mucha pena la muerte de Brandon Lee, es un error fatal con consecuencias muy trágicas, los de efectos especiales tenían que haber hecho mejor su trabajo ya que de ello también dependes vidas. Muy triste.
Sí, pero fue antes de nacer por lo que he leído la gitana se lo leyó a la madre y tristemente se cumplió.
Gracias Ana.
Besos :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...