Buscar este blog

9 de mayo de 2013

Cinco canciones de ruptura



 
Not as we - Alanis Morrisette.

Qué difícil escoger únicamente una canción de Alanis que hable de desamor, de ruptura, de dolor y perdida. Alanis quedó devastada por la ruptura con Ryan Reynols tras cinco años de noviazgo. Él no se portó nada bien pues mientras aún mantenía una relación con ella salía a escondidas con Scarlett Johansson, con la que terminó casándose, y divorciándose posteriormente, tras un año de relación. Alanis cayó en una depresión, engordó mucho, y dijo que su disco Flavors of Entanglement, que salió en el año 2008, estaba inspirado en esa ruptura. No hay más que escuchar cualquiera de sus canciones para comprender la dimensión de su dolor. No era la primera vez que Alanis desahogaba sus penas por sus decepciones amorosas en sus canciones. En 1995 le dedicó a su ex, Dave Coulier, la canción “You Oughta Know”, cuando éste la dejó por otra.




Cry me a river - Justin Timberlake.

Eran una pareja idílica. Durante años ofrecieron al público una imagen tan perfecta como falsa. Embajadores de Disney durante sus años de adolescencia, los dos trabajaron juntos durante muchos años y el roce hizo el cariño. Britney declaró que quería llegar virgen al matrimonio, algo que, lógicamente,  le reportó una imagen dulce y cándida que en nada tenía que ver con su verdadera cara. Ambos parecían muy enamorados en sus apariciones públicas. Pero la dulce y virginal Britney comenzó a cambiar y Justin, con la mosca tras la oreja, contrató un detective privado para saber la causa de aquella transformación. No tardó en descubrir que ella le era infiel.  De aquella traición  surgió “Cry me a river” que Justin le dedicó, no oficialmente, a la que hasta entonces había sido su novia.




Somebody tan I used to know - Goyte

Superar una ruptura no es fácil, hay quien no llega a conseguirlo nunca, y hay quien tras una traumática experiencia de ese calibre vuelca su “rencor” y dolor de una manera artística: en forma de canción. El cantante belga, Goyte, ha triunfado en medio mundo gracias a “Somebody tan I used to know”, un título que ya lo dice todo. La canción habla sobre esa clase de tristeza, adictiva, que es del gusto de muchas personas. Porque entre el dolor y la nada hay que decantarse por lo que te hace estar vivo, con todas sus consecuencias.  Alguien que yo conocía... es lo peor que puedes decir de una persona que amaste; significa fracaso, decepción y pena. Goyte ha reconocido que para escribir la canción se inspiró en sus experiencias pasadas, sobre todo en una relación que, aunque acabó amistosamente, le marcó especialmente pues antes de llegar a esa decisión pasaron por momentos muy duros.




No distance left to run – Blur

Luego, hay ocasiones, en las que sabes, antes de empezar incluso, que esa relación no va a ninguna parte. Lo sabes, pero prefieres engañarte, o quizás la responsable es esa vena masoquista que se lleva nuestra sangre directamente de golpe al corazón, dejando a nuestro cerebro sin riego y sin tino. Nos volvemos tontos, pero pensamos que el sufrimiento futuro vale la pena por vivir ese presente de ilusión efímera. Y quizás así sea. De eso habla Blur en No distance to left run.  El disco que contiene la canción, 13, está considerado por muchos como el mejor de la banda. Su líder, Damon Albarn, no estaba pasando un buen momento, acababa de dejarlo con su novia, Justine Frischmann del grupo Elastica, y estaba emocionalmente devastado, algo que influyó inevitablemente en el sonido y las letras del disco.




Love is a losing game – Amy Winehouse

Sus excesos con las drogas y el alcohol eclipsaron su enorme talento. No le dio tiempo a tener una larga carrera musical pero dejó para el recuerdo dos discos de estudio y un tercero póstumo, con canciones que por derecho propio han pasado a la historia de la música. Su disco más desgarrador es sin duda “Back to Black” en el que destacan canciones como “Love is a losing game”, “You know I´m no good” o  la canción que da título al disco, “Back to black”, en ellas Amy plasmó sus miedos, sus frustraciones con el amor, y su dependencia de las drogas, exponiendo su corazón y la vulnerable melancolía que emanaba de su interior. Algo tan personal no podía pasar desapercibido y el disco fue un éxito, un éxito fugaz para Amy quien moriría en 2011. Su corta vida estuvo marcada por el amor y el desamor, y sobre todo por el hombre de su vida, Blake Fielder, la persona que llevó Amy al infierno; él fue quien la introdujo en el mundo de las drogas duras, y quien en 2005 la abandonó para volver con su ex novia. Aunque Amy quedó destrozada no podía odiarlo porque aún lo amaba, así que volcó todas sus emociones en su música, y escribió “Love Is A Losing Game”, una de esas canciones que  traspasan la piel.



 
 

 

 
 

 
 

1 comentario:

Ana dijo...

Buen ranking, me quedo con la de Amy Winehouse y luego con la de Goyte, eso de que te digan que "eres sólo alguien a quien conocí" es como si te dijeran ya has muerto para mí, mas o menos.
Hay un video que no se ve.
Pobre Alanis, que triste es la canción, traspasa.
Lo de Justin parece despecho vengativo, pero que mal con Britney.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...