Buscar este blog

15 de mayo de 2013




El gran Buda de Leshan es la estatua esculpida en piedra de Buda más alta del mundo. Fue construida durante la dinastía Tang.
 

Está tallada en un acantilado que se encuentra en las confluencias de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi, en la parte sur de la provincia china de Sichuan, cerca de la ciudad de Leshan. La escultura está frente al monte Emei mientras el agua de los ríos corre por los pies de Buda.
 

Esta montaña es considerada por el budismo como uno de los cuatro lugares sagrados de China. Se dice que dicho lugar era el sitio donde el Buda Samantabhadra celebraba los ritos budistas.
 
 

La talla, que tiene una altura de 71 metros, representa a un Buda Maitreya con las manos apoyadas sobre las rodillas. Los hombros miden 28 metros de ancho y el más pequeño de los dedos del pie es suficientemente ancho como para que se pueda sentar en él una persona; cada uno de su pies mide un total de 11 metros. Un dicho local dice: La montaña es Buda y Buda es la montaña. El origen de esta frase está en el hecho de que la montaña en la que se encuentra el gran Buda (vista desde el río) tiene una silueta que recuerda a un Buda tumbado.
 

En Leshan, China, un enorme Buda de 70 m. de altura, esculpido en el siglo VII en el acantilado del monte Lingyun, vela sobre 3 ríos. Al comienzo, se concibió un sistema de drenaje interior para impedir la erosión fluvial. El Buda tenía a su cargo hacer más lentas las mareas, proteger los barcos e impedir la inundación de la aldea vecina.



La construcción se inició en el año 713 y estuvo dirigida por un monje llamado Haitong. Este monje esperaba que Buda calmara las aguas turbulentas que destrozaban a los barcos que navegaban por el río. La estatua fue completada por sus discípulos 90 años más tarde. Parece ser que los restos de roca resultantes de la construcción se fueron depositando en el río lo que alteró la corriente, convirtiéndola en más segura para la navegación.
 

Una vez terminada la construcción del buda, se fabricó una estructura de trece pisos de madera para protegerlo de la lluvia y el sol,  y se recubrió de oro. Este armazón fue destruido y saqueado por los mongoles durante las guerras que ocurrieron al finalizar la dinastía Yuan. Desde entonces, la estatua de piedra ha quedado expuesta a la acción de los elementos.
 

En 1996, la Unesco incluyó al gran Buda de Leshan, junto con el paisaje panorámico del monte Emei, en la lista de lugares considerados Patrimonio de la Humanidad.
 

Expuesto durante siglos a los vientos y a las lluvias el Buda quedó lleno de fisuras y huecos, pero gracias a una restauración total en 1962 el buda de Leshan recuperó parte de su estado original.

 

1 comentario:

Ana dijo...

Ay, la escalerita, eso sí seguro que tonificas el culo a base de bien subiendo allá arriba, ¡y con las bendiciones de Buda! ¿Qué mas se puede pedir?
Precioso lugar, tallado en la roca un buda guapo, ¿es guapo, eh?
:DD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...