Buscar este blog

28 de enero de 2013

Timothy O'Sullivan, el fotógrafo de la historia americana




En la década de 1860 y 70, el fotógrafo Timothy O'Sullivan creó algunas de las imágenes más conocidas de la historia americana.




O'Sullivan nació en Nueva York, y de adolescente trabajó para Mathew Brady. Al comienzo de la guerra civil, a principios de 1861, fue comisionado como teniente primero en el Ejército de la Unión, y en los años siguientes peleó en las batallas de Beaufort, Port Royal, Fort Walker y Fort Pulaski.




Luego de su baja con honores se reincorporó al equipo de Brady. En julio de 1862 acompañó al general John Pope en la campaña del Norte de Virginia. En julio de 1863 tomó su fotografía más famosa «The Harvest of Death» (La cosecha de la muerte) mostrando soldados muertos tras la batalla de Gettysburg lo que se considera la única evidencia fotográfica de la misma.




En 1864 acompañó al general Ulysses S. Grant y registró el asedio de Petersburg antes de viajar brevemente a Carolina del Norte para documentar la segunda batalla de Fort Fisher. También estuvo en Appomattox Court House, donde tuvo lugar la rendición de Robert E. Lee en abril de 1865.




Después de recorrer los EE.UU. de la Guerra Civil, O'Sullivan se unió a una serie de expediciones organizadas por el gobierno federal para ayudar a documentar las nuevas fronteras en el Oeste americano. Los equipos estaban compuestos por soldados, científicos, artistas y fotógrafos.




En 1870 se unió a una expedición a Panamá para buscar el sitio para un canal que atravesara el istmo. Entre 1871 y 1874 retornó al sudoeste acompañando la expedición de George M. Wheeler al meridiano 100°. Pocos de los 300 negativos que tomó se han conservado. Pasó los últimos años de su corta vida en Washington DC, como fotógrafo oficial del Servicio Geológico de los Estados Unidos y del Departamento del Tesoro. Murió a los 42 años de tuberculosis.




 Por encima de todo, O'Sullivan capturó la belleza natural del oeste de Estados Unidos de una manera que más tarde influiría en Ansel Adams y miles de fotógrafos por venir.



2 comentarios:

Ana dijo...

Increibles fotos, que gran testimonio. Menos mal que se conservan, es un valioso legado y una ventanita gráfica del tiempo y la historia.
:)

Raquel dijo...

Muchos de sus negativos se perdieron pero se conservan otros como estos que son increíbles; viendo estas fotos es como si tomaras una maquina del tiempo y te plantaras allí, en ese tiempo que parece muy lejano.
Me gustó mucho descubrir a este fotografo.
Un beso Ana :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...