Buscar este blog

25 de septiembre de 2011




Ayer, 24 de septiembre, Google diseñó un “doodle” animado un tanto peculiar como homenaje a un titiritero genial, Jim Henson.

No es la primera vez que en el desván hablamos de él. Hace un par de años cantábamos aquello de: ¡Vamos a bailar, tus problemas déjalos, para disfrutar ven a Fraggle Rock! (Si te lo perdiste pincha aquí ) Hoy Henson cumpliría 75 años si siguiera vivo, lamentablemente murió en 1990 a causa de una neumonía con tan sólo 53 años.


<iframe width="420" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/LoPL3-p31SE" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>
Henson nos dejó un legado genial. A parte de los Fraggles, particularmente siempre me ha gustado El Cuentacuentos. Recuerdo que cuando lo emitían en la tele me quedaba hipnotizada, aunque en ese momento era demasiado pequeña para enterarme de nada. Ya de mayor me hice con todos los episodios para reavivar aquellos recuerdos dormidos, y a pesar del tiempo, la serie no ha perdido calidad. También es verdad que soy una apasionada de los cuentos, y nunca le pondría pegas a un programa que versiona las fábulas de los hermanos Grimm, Andersen, u otros cuentos y mitos del folclore popular. Además está el factor nostalgia, que hace que lo valore más si cabe, aún así hay que admitir que ya no se hacen programas como estos para los niños. Tuvimos suerte de tener a Jim Henson y de que nuestra infancia fuera mucho más bonita gracias a sus programas y películas. Hoy me siento más afortunada que nunca. La tele de mi niñez tenía calidad, se cuidaba a los niños y era entretenida.



El Cuentacuentos

La serie, británico-estadounidense, fue creada en 1987 por Jim Henson. En ella se nos narraba, a través de una combinación de actores reales y marionetas, algunos de los más legendarios cuentos del folclore europeo.
La serie constaba de dos temporadas; la primera se componía de nueve capítulos, que duraban alrededor de media hora cada uno. Algunos de los actores que formaron parte de la serie en esta primera temporada fueron Michael Gambon, Miranda Richardson o Sean Bean.
Las cuentos que se versionaron fueron:
Juan sin miedo
El gigante sin corazón
Cenicienta
Cuando me faltó un cuento
Hans, mi pequeño erizo
El niño afortunado
El soldado y la muerte
Los 3 cuervos
La verdadera novia

La segunda temporada, emitida en 1991, llamada El narrador de historias: Mitos griegos, fue presentada por otro actor, Michael Gambon, pero con el mismo perro. El narrador cuenta sus historias desde el Laberinto de Creta, al que es arrojado como castigo por ladrón. Sólo se realizaron cuatro episodios.


Una entradilla con gancho…


La cabecera de la serie es, casi, el recuerdo más nítido que tenía.

"Cuando la gente sabía de su pasado a través de los cuentos, explicaban su presente contándose cuentos y predecían su futuro con cuentos, el mejor lugar de la casa junto al fuego se le reservaba siempre al Cuentacuentos".


<iframe width="420" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/t-pAE8GsW60" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
El viejo narrador y su perro parlanchín

John Hurt, actor genial y maestro de la caracterización, dio vida al Cuentacuentos. Desde una confortable sala medieval junto a una gran chimenea, el cuentacuentos narraba sus cuentos acompañado de su perro parlanchín, cuya peculiar voz era aportada por Brian Henson.
Los guiones corrieron a cargo de Jim Henson y Anthony Minghella; que afilaron sus lápices para retratar toda  la crueldad y el horror característicos  de este tipo de narraciones, en donde siempre había una moraleja final. El ingenio también era un elemento imprescindible en estos cuentos, en los que sólo los más astutos salían indemnes de las mayores adversidades.  
Cabe destacar, como detalle curioso, el significado y simbolismo que el número tres tenía en cada capítulo.




Mis capítulos favoritos…

Recuerdo especialmente “El soldado y la muerte”, en este capitulo un soldado, por su buen corazón, es recompensado con un saco mágico; a la orden de ¡entra en el saco! podrá conseguir todo aquello que quiera. Un día por error atrapa a la muerte y de esta forma nadie puede morir. Pronto se da cuenta de lo que significa una vida sin muerte, sin descanso eterno, y decide liberarla, sin embargo por su terrible acción la parca decide darle la espalda y no llevárselo nunca. Terrible cuento, pero hermoso. Os lo recomiendo.
Otro capitulo que me gusta mucho es “Cuando me faltó un cuento”. El protagonista del mismo es el propio Cuentacuentos, y entre otras cosas, cuenta como gracias a su perspicacia prepara una alimenticia y nutritiva sopa de piedra.






<iframe width="420" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/n8mQiGeXwCE" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>



Gracias Jim Henson, donde quieras que estés, gracias por toda esta magia.

6 comentarios:

Raquel dijo...

He editado la entrada varias veces pero no consigo que se vean los videos; espero que sea un problema temporal de blogger porque de lo contrario no sé cómo solucionarlo.

Natalia Ortiz dijo...

Hola Raquel :) Vi el doodle ayer y me llamó mucho la atención, pero no conocía al titiritero. Sí que sentí curiosidad, pero no tampoco tengo tiempo para todo y así como otras veces curioseo un poco lo que enlaza el doodle, lo dejé pasar. Así que me alegro de que lo compartas con nosotros :)
Las neumonías... qué malas son porque era relativamente joven.
No sabía que tenía que ver con los teleñecos.
Tienes razón, los vídeos no se ven y en su lugar salen códigos. Es un fallo muy extraño.
Me gustaría ver alguno de sus cuentos. Sería algo diferente y seguro que genial.
Un abrazo, Raquel =)

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: Yo ya no era pequeña pero mis hijos si que pudieron disfrutarlos (y yo al lado de ellos). Es una pena que ya no se hagan programas para niños de aquellos que hacían despertar la sensibilidad y los sueños.

Brisas y besos.

Malena

P-D/ Me he hecho seguidora de Ana.

Raquel dijo...

Hola Natalia.
Jim Henson es un mito, sobre todo para los que vivimos la infancia en los ochenta. Me alegra que te haya gustado e interesado la entrada.
Las neumonias son traicioneras; una pena que muriera tan pronto.
Descubrí donde estaba el fallo de los videos; fue culpa mia, pero a pear de que lo he arreglado no hya manera de que se vean. Bueno, otra vez será.
Hya muchos capitulos del Cuentacuentos colgados en Youtube; si te interesa ya sabes.
Un beso :)


Es una gran pena; la tele de hoy da un poco de pena, sinceramente; menos mal que con esto de la TDT los más peques tienen sus cadenas de televisión con programación infantil; pero a pesar de eso la verdad es que ninguno de los programas actuales de ahora tiene la misma calidad de los de antes. O será que me estoy volviendo una nostálgica.
Un beso grande Malena :)

Ana dijo...

Que pena lo de los videos, con las ganas que tenía de verlos.
Bonita entrada, con ese toque nostalgico. Yo también recuerdo a los Fraggel con cariño, sobre todo la entradilla.
Y el cuentacuentos, ¿a quien no le gusta que le cuenten un cuento?
La serie tenía una aureola bonita, medieval, me encantaba el perro y que decir del viejo cuentacuentos...
¿A que sabrá la nutritiva sopa de piedra?
;)

Prometeo dijo...

Que maravillosos persoanjes creo el amigo Henson, una delicia y me qiuedo con i favoritol "el mosntruo de las galletas", si, el emjor de todos, una delicia. Un abarzo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...