Buscar este blog

27 de septiembre de 2011

Extra cine XIII




La boda de mi mejor amiga.

La vida de Annie está hecha un asco. Cuando se entera de que su mejor amiga Lillian va a casarse, se empeña en ser su primera dama de honor. A pesar de amar y no ser correspondida, y de no tener un centavo a su nombre, Annie se echa un farol e intenta salir airosa del extraño y caro ritual, al tiempo que va conociendo a las otras damas del séquito de la novia, especialmente a su rival más directa (Helen), perfectamente capaz de hacer sin esfuerzo lo que a Annie le cuesta un mundo. Mientras guía a las damas de honor por una creciente serie de desastres, Annie se da cuenta de que la persona que mejor la conoce le ha presentado a cuatro extrañas que van a dar un vuelco a su vida.

No estaba en mis planes ver esta película, principalmente porque nada en ella me llamaba la atención. Y después de haberla visto tengo que admitir que mi corazonada era acertada.
Siempre me pregunto lo mismo viendo películas como éstas que pretenden vender humor y entretenimiento pero tiran por el camino de lo zafio y vulgar como recurso fácil. ¿Quién habrá sido el valiente que invirtió en ella y quién el más valiente todavía que firmó su guión con toda la desfachatez?, porque habría que multarles. Horrible. Mala a rabiar. Desagradable. Una película idiota. Sin más.
He visto películas malas, pero tengo que hacer un esfuerzo para recordar alguna peor que esta. Una película cargada de situaciones desagradables, muy desagradables. Eso por no hablar de los personajes, estereotipados, patéticos y cargantes; empezando por la protagonista, y terminando por todos los demás personajes, porque no se salva ni uno, tal vez la novia pero por los pelos.
Los grandes de la comedia estarán de luto. Lo peor es que leo con gran congoja en Internet que se la empieza a considerar la mejor comedia del año. Realmente increíble. No tengo palabras. Supongo que esta es la constatación definitiva de que el cine está en crisis. 1



Cowboys & Aliens

En 1873, en el viejo Oeste, los colonos y los indios se enfrentan en una batalla salvaje por el control de las tierras. Pero cuando la Tierra se ve amenazada por seres de otro planeta, ambos bandos deberán colaborar para salvar a la humanidad.

Así de primeras no puede negarse que es una mezcla muy rara. ¿Cowboys y aliens? ¿Y además juntos? Pues por extraño que parezca esta combinación no rechina tanto como podría esperarse. También es verdad que la película tira más hacía lo seguro, el género del western, y los elementos innovadores se limitan a  incluir como enemigo a batir a unos alienígenas con muy malas pulgas. Unos alienígenas, por cierto, aquejados de la fiebre del oro. Más representativo del salvaje oeste imposible.
Con un guión rarito pero bastante convencional en cuanto a desarrollo, la película se basa en el libro de Scott Mitchell Rosenberg del mismo nombre. Y aunque no es para tirar cohetes tiene momentos muy entretenidos, aunque otros flojean bastante, sobre todo los relacionados con los alienígenas y la ciencia ficción. No sé, a mi personalmente me dieron un poquito de penuca esos extraterrestres a los que les salían unas manitas raras y babosas de no sé donde, y además siendo tan  rápidos no demuestran estar mucho más avanzados que nosotros, lo cual no es nada bueno. En el terreno actoral, me gustó Daniel Craig porque el papel está hecho a su medida; luce sus habilidades físicas y además es rudo, fuerte y decidido. Harrison Ford está correcto pero su personaje está poco desarrollado. El resto de actores no destaca en absoluto.
Una película con buen ritmo, que no decae a pesar de su duración y que sin ser una maravilla cumple con su cometido. 5



Noche de miedo

En esta nueva versión de “Noche de miedo (Fright night)” conoceremos a Charlie Brewster, que en su último año de la escuela secundaria parece haber alcanzado finalmente todos sus objetivos: es uno de los estudiantes más populares y sale con la chica más codiciada de todo el colegio. De hecho, se siente tan reconocido que ha comenzado a dejar de lado a su mejor amigo. Pero las cosas se complican cuando Jerry se muda al lado de su casa. Al principio, su nuevo vecino parece genial, pero según pasan los días, algo en su comportamiento resulta raro. Desafortunadamente, nadie percibe nada, ni siquiera la madre de Charlie. Después de observar que en la casa de al lado pasan cosas extrañas, Charlie llega a una ineludible conclusión: Jerry es un vampiro que se sirve del vecindario para cazar sus presas. Ante la incredulidad de los demás, Charlie deberá ingeniárselas para deshacerse del monstruo por sí solo.

Cuando me enteré de que iban a estrenar esta película leí que  era el remake de una  cinta anterior de los años ochenta. Así que  me descargué las dos versiones  para poder compararlas. Una vez vistas las dos películas tengo claro que me quedo con la de 1985, y eso a pesar de que no es buena, ni mucho menos. Los efectos especiales son de traca (y fascinantes también) si los comparamos con los actuales, pero lo bueno es que es una parodia de las cintas de serie B de vampiros y en ningún momento se toma en serio a sí misma, lo que le da cierto encanto. El malo, interpretado por Chris Sarandon, hace un papel muy bueno y medianamente perverso pero su imagen no encaja con lo que debe ser un vampiro. En esta nueva versión Colin Farell interpreta  al chupasangre, y hace un trabajo más oscuro, rudo e inquietante que Chris Sarandon, aparte de que su físico está más acorde con la imagen que tenemos de los vampiros. Pero de resto la película, a pesar de haberse modernizado y oscurecido para las nuevas generaciones que ya no se impresionan tan fácilmente, no aporta nada nuevo, y mucho menos al género de vampiros tan explotado últimamente. De hecho los puntos cómicos de la película de 1985 se han eliminado; incluso el personaje más carismático, Peter Vincent, que era un personaje peculiar,  se ha cambiado por completo, y no para mejor precisamente. Los demás actores, los jovencitos Anton Yelchin, Imogen Poots y Christopher Mintz-Plasse hacen lo que pueden pero se quedan muy lejos de hacer algo interesante.
Noche de miedo no es una buena película, aunque tiene sus puntos no consigue enganchar en ningún momento. Una película que ves y olvidas fácilmente. 3.9





La deuda

La historia de “La deuda” empieza en 1997, cuando dos agentes del Mossad ya retirados, Rachel y Stephan, reciben una noticia sorprendente acerca de su antiguo compañero David. Se convirtieron en figuras muy respetadas en Israel después de una misión que realizaron entre 1965 y 1966 cuando los tres localizaron al criminal de guerra nazi Dieter Vogel, el temible “Cirujano de Birkenau”, en Berlín Este. Rachel tuvo que superar una atracción sentimental mientras servía de cebo para que sus compañeros cerraran la pinza alrededor de Vogel. El equipo arriesgó mucho y pagó un considerable precio para cumplir la misión, pero ¿de verdad la cumplieron? Con el tiempo, el suspense crece, pasando de un período a otro, y las revelaciones son cada vez más sorprendentes. Finalmente, Rachel no tendrá más remedio que ocuparse personalmente del asunto.

Cuando vi el tráiler de esta película la historia me enganchó. Como todas las películas cuyo  eje central es un secreto que involucra a varias personas me resultó muy interesante. También me atrajo la atmósfera sobria, en tonos grises, y ese aire sesentero de las películas de espías. Y aunque no ha llegado a conquistarme del todo tengo que reconocer que se trata de una buena película. Una película con argumento, eso que tanto hemos echado de menos  últimamente; un guión que en esta ocasión sobrepasa la puesta en escena. Lo mejor sin duda, los personajes; en especial el nazi, y la tensión que se respira en la parte central de la película donde todos los personajes se ven obligados a verses las caras en un duelo del que no todos saldrán bien parados.
Sin embargo el problema de estos personajes, de los tres principales a excepción del nazi, es la relación que se establece entre ellos. No tiene profundidad; y el triangulo amoroso no llega a cuajar del todo; no está bien desarrollado y no consigues conectar con sus emociones.
Los actores están correctos, pero no sobresalientes, quizás no sea culpa de ellos sino de la manera en que se desarrolla la trama.
En definitiva me pareció una película interesante, que te hará pensar. Entretenida. 5.5

3 comentarios:

Ana dijo...

Buen repaso. He visto las cuatro y ninguna me apasionó.
Para empezar la Boda de mi mejor amiga es una peli idiota, eso no quita que te puedas reir en algunos momentos pero uff que ganas tenía de que acabara.
Cowboys y Alien, si una mezcla extraña pero creo que podría haber salido peor. El prota tampoco es que se luzca mucho, la verdad, pero me gustó mucho mas que Harrison Ford que ni pincha ni corta.
Noche de ¿miedo? Jaja, creo que me asustó mas la primera, por eso de la moda ochentera, jeje, pero que manera de joder un producto que sin ser gran cosa tenía su encanto. Por supuesto me quedo con el Peter Vicent de 1985.
La deuda es una peli extraña, sin atmosfera, o por le menos te sientes desubicada viendola, no sabes bien si las piezas encajan o no, los protas no tienen quimica ninguna, la historia entre ellos es insulsa. Lo mas pasable fue la parte central, cuando el cirujano juega con ellos y los lleva al limite de la paciencia. Creo que es una idea buena, como dices, pero falla algo. El final me gustó, me sorprendió.
Besos
;)

Prometeo dijo...

Que buen trabajo vas haciendo desde el punto de vista cinematografico. Yo quiero ver La deuda y ya vi la de Cowboys; Noche de miedo pues me da miero, prefiero amntener el buen gusto de la original que es una de mis preferdias, una delicia.
La de Cowboys debo decir que disfrute como un enano en el buen sentido de la palabra...un fuerte abarzo.

Natalia Ortiz dijo...

En esta ocasión en vez de leer todo como siempre, me voy a centrar en Los Cowboys, que es la peli que he visto, y en La deuda que puede estar bien.
De La boda de mi mejor amiga he oído que es mala... y Noche de miedo no me dice nada porque no me gusta nada Colin Farrell y debe ser el protagonista encima.
La mezcla de los Cowboys con los Aliens me pareció extrañísima. No tienen nada que ver, pero la película se hacía entretenida dentro de lo que cabe y estuvo bien verla :) Aunque era raro lo de la fiebre del oro de los alienígenas jaja. Y menudo lugar se montaron, que no había quien lo destruyera. Como bien dices, Daniel Craig tuvo un papel hecho para él, y a Harrison Ford se le nota la edad y que ya no le dan los papeles como antes...
Es entretenida para verla una tarde.

La película de La deuda no sabía ni de que iba, pero sí había oído el nombre. Podría estar bien verla :) Si lo llego a ver antes, igual hubiera ido el martes con lo de la fiesta del cine, que estaba muy bien de precio. Pero nada... Y no sé si la iré a ver. Todo se verá.
Gracias por las pelis jeje :)
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...