Buscar este blog

31 de mayo de 2010



Uno de los principales atractivos naturales de la provincia de Yunnan, en China, lo constituye el bosque de piedra de Shilin. Hace miles de años, esta zona estaba cubierta por el mar y, al retirarse las aguas marinas, quedó al descubierto una enorme extensión de rocas calcáreas que, con la erosión, han ido convirtiéndose en formas increíbles de piedra.


Este curioso fenómeno que se extiende a lo largo de 400 kilómetros cuadrados, no es único en Yunnan, ya que existen varios grupos de piedras parecidos en la región. Aún así, las piedras oscuras que conforman el bosque de Shilin destacan sobre las demás por su tamaño enorme y por estar rodeadas de exuberante vegetación, caminos y escaleras. Entre las formaciones peculiares se han creado ríos subterráneos, cuevas, pasadizos y puentes.


A lo largo de este bosque, se han construido de manera estratégica clásicos edificios de arquitectura mandarina, en los que se puede descansar y disfrutar del paisaje kárstico que nos ofrece Shilin. Para obtener una de las mejores vistas de este increíble paraje, el pabellón Wengfeng es ideal dado su inmejorable emplazamiento dentro del bosque.


El bosque de piedra de Shilin es uno de los lugares más visitados por el pueblo chino. Es más, lo consideran la primera maravilla del mundo, además de un espacio lleno de magia, espiritualidad y misterio.


En la historia china la mitología siempre ha estado presente y, como no, a este paraje también le confieren todo tipo de mitos. Uno de ellos cuenta que fueron los inmortales quienes, haciendo agujeros en las montañas, crearon un laberinto para que los amantes pudieran disfrutar de su intimidad en ellas.


Cada piedra ha adoptado una forma, y los chinos las relacionan con animales, personas u objetos, asignándoles distintos nombres. Los nativos sani, autóctonos de la zona, por ejemplo, han nombrado a una de las piedras que componen este laberinto calcáreo como su heroína, Ashima, quien representa todas las virtudes de la mujer. Según narra la leyenda, un príncipe ogro quería casar a su hijo con Ashima, pero ésta no quiso, y entonces, la raptó. Cuando su hermano intentó rescatarla, el ogro, mediante un conjuro, creó una inundación que arrastró a Ashima, aunque su espíritu quedó en la piedra.


En honor a esta heroína se celebra la Fiesta de las Antorchas, los días 24 y 25 de junio. Durante los días que dura la fiesta, tienen lugar diversas actividades recreativas y deportivas de marcado sabor étnico. Por la noche, se encienden antorchas y luego cantan y bailan en este bosque mágico hasta el amanecer.


4 comentarios:

Guille Rancel dijo...

Qué pasada, me encanta.

Ana dijo...

Precioso lugar, místico y muy curioso en donde las piedras adquieren formas increibles. Nunca había oído hablar de el, gracia por darmelo a conocer.
Besos
:D

Virginia Martínez Escalona dijo...

No sabía nada de este lugar. Es muy interesante conocer cómo se formó :) y dan ganas de ir para allá!

Raquel dijo...

Un placer descubriros un rincón como este. Cuando lo vi por primera vez me impacto la espiritualidad que se respira, realmente es un lugar mágico.

Un beso a los tres.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...