Buscar este blog

30 de noviembre de 2018

El efecto Forer, o porque crees en el horóscopo.


El efecto Forer, o efecto Barnum, se da cuando aceptas como verdad una aseveración acerca de ti mismo, aunque en realidad lo que ha pasado es que has aceptado como propias generalizaciones que pueden ser válidas para cualquier individuo. Has sido una víctima de la falacia de la validación personal.


Fue en 1948 cuando el psicólogo Bertram R. Forer se percató de que la mayoría de las personas aceptaban estas descripciones vagas como personales y acertadas, así que realizó un experimento. Dio a un grupo de estudiantes estas afirmaciones como  resultado de un test de personalidad y les pidió que las valoraran  según su grado de aciertos. Lo que no sabían sus estudiantes es que todos tenían la misma hoja que decía esto:

“Tienes necesidad de ser aceptado por los demás y buscas que te admiren, sin embargo, tiendes a ser muy crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad, generalmente logras compensarlas. Tienes una capacidad increíble que no has convertido en tu ventaja. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a preocuparte y ser inseguro en tu interior. A veces tienes grandes dudas sobre si has tomado la decisión correcta o si has hecho lo adecuado. Prefieres cierta cantidad de cambio y variedad y te sientes insatisfecho cuando te acorralan las restricciones y limitaciones. También te enorgulleces de ser un pensador independiente, no aceptas lo que digan los demás sin pruebas satisfactorias. Pero has descubierto que es poco sabio ser muy franco y revelarte a ti mismo ante los otros. A veces eres extrovertido, afable y sociable, mientras que en otras ocasiones eres introvertido y reservado. Algunas de tus expectativas pueden ser más bien irreales.”

Estas  aseveraciones fueron recogidas por Forer de una columna de astrología de una revista.
En una escala de 0 a 5, donde el 5 significaba que el alumno sentía que los resultados eran excelentes y acertados,  y el 4 que los resultados habían sido buenos; el promedio de la evaluación de la clase fue de 4,26; es decir que casi todos los alumnos consideraron esos resultados como muy cercanos a su personalidad.  



En realidad lo que pasa es que no hay nada en lo que puedas estar en desacuerdo con las afirmaciones dadas, pues la mayoría te presentan dos opciones: “eres X, pero a veces eres Y”. Esto es lo suficientemente vago como para ajustarse prácticamente a cualquier ser humano.

Este efecto es usado las llamadas “pseudociencias”, como médiums, adivinos, lectores de la mente, grafólogos, etc. pues ofrece un sentido de reafirmación y control de lo desconocido. Vamos a ser claros, a todos nos encanta sentir que podemos controlar algo que aparentemente parece no poder ser controlado, así que el saber lo que va a ocurrir sientes que podrás evitarlo o cambiarlo.



Pero una parte del éxito del efecto Forer se debe a su relación con el sesgo cognitivo de confirmación, que ocurre cuando lees una predicción astrológica que confirma tus propias creencias. Por ejemplo, estás de bajón y tu horóscopo dice que “vienen momentos complicados de los que saldrás airoso”, está confirmando cómo te sientes; te da la razón y no hay nada más que nos agrade que tener la razón.

Aunque lo parezca el efecto Forer no es tan inofensivo como parece pues puede afectar la vida de muchas personas, que no sólo invertirán sumas astronómicas para que les saquen la carta astral, les lean la palma de la mano o el café; sino que además pueden tomar decisiones importantes basados en el sesgo cognitivo, que como vemos, no ofrece muchas garantías.
Por eso, una última recomendación, sé crítico/a con aquello que lees, busca evidencias sólidas, descarta las fuentes que no sean confiables.



3 comentarios:

Ana Bohemia dijo...

El efecto Forer consiste en generalizar, y gracias a eso alguien se siente aludido jaja, tan sencillo como eso. Leer el horóscopo puede ser inofensivo no como los que pagan y contratan a videntes de medio pelo para que les sirvan como orientadores.
Besos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Genial esto del efecto Forer, no lo conocía, sin embargo nunca me ha gustado leer el horóscopo adivinatorio, lo que sí creo es que las características que se dicen de cada uno de los signos son acertadas ya que representan a doce prototipos de personas.
Un beso grande.

Miguel Schweiz dijo...

Yo siempre he pensado que lo curioso que los charlatanes actuales que se dedican a estos temas tan controvertidos, llamado en general como “Pseudociencia”, de lo cual hablaba Forer, porque son indemostrables, se basan en el mismo principio que la psicología, la psiquiatría y el psicoanálisis.

Ciencias aparentes, indemostrables, que manipulan la mente, y crean dependencia, utilizando medicación de todo tipo, llevando al “enfermo” hacia donde él mismo le va indicando que quiere llegar.
Cosa que casi nunca se logra, lástima.

“Vamos a ser claros, a todos nos encanta sentir que podemos controlar algo que aparentemente parece no poder ser controlado, así que el saber lo que va a ocurrir sientes que podrás evitarlo o cambiarlo.” Dice…

¡Diana!

Eso se utiliza en todos los sectores de la ciencia, la política, la historia, la filosofía, la economía, el arte… Dios. Y no sólo para guiar a alguien hacia lo que le gustaría sino a sociedades de infierno como las que hemos tenido y seguimos teniendo.

El humano necesita bases para sobrevivir en su fragilidad y siempre habrá algo o alguien que le dé un salvavidas o lo hunda.

(Cualquiera roba cifras astronómicas y mucho más, tanto los pseudos o no, todos entran en el mismo bombo.)

Jajaja, perdona Raquel mi perorata, pero es que en una sociedad humana tan controvertida e ignorante, del ahora, del futuro, nadie está en condiciones de afirmar nada. Criticar en este sentido es quitar más valor a una teoría. Y creo que Barnum y Forer han caído en ese precipicio sin fondo.

Por eso, el principio de la ciencia es la duda. Siempre nos tenemos que enfrentar a ella que es lo que ha creado precisamete el progreso o los cambios, mejor dicho. Creo, claro :)))

Un abrazo y genial, todo lo que escribes nunca deja indiferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...