Buscar este blog

10 de enero de 2018

La música cura

Dicen de ella que es la medicina del alma, y es verdad. La música tiene esa cualidad extraña, consigue modular tu estado de ánimo hasta transformarlo por completo. Cuando una canción te llega, te “toca”,  ya no te abandona. Puede que el tiempo cambie su significado, porque la música cambia contigo, adaptándose a tus nuevas medidas corporales y emocionales, pero una vez que ha sido capaz de remover tus sentimientos siempre formará parte de la banda sonora de tu vida. Siempre estará ahí, hibernando o presente. Es la música que te ha acompañado en las etapas de la vida, con la que reíste o te enamoraste, con la que lloraste, echaste de menos o te emocionaste. Música con la que incluso puedes viajar en el tiempo.
Hace un tiempo leí que la música puede aliviar el dolor de una enfermedad terminal, es capaz de recuperar recuerdos en los enfermos de alzheimer,  tiene un efecto increíble en los fetos dentro del vientre materno y favorece el aprendizaje y la memoria. La música cura.



Escribo estas líneas escuchando una de esas canciones, uno de los “hits” de mi vida. Su melodía me acuna, me hace sentir un poco de melancolía y mucho de nostalgia porque hay tanto de poesía en esta canción de Antonio Vega... Ese ser demasiado apasionado, cansado y frágil, que tenía el coeficiente de Albert Einstein y un talento de otro mundo.
Antonio Vega escribió está canción en un momento en que no se encontraba bien, y aún así consiguió arrancar de la guitarra estos  acordes llenos de belleza y sensibilidad. Porque así era él, se entregaba a todo con pasión, a la vida, a las drogas, pero sobre todo a la música.

Y yo sólo sé que hay momentos en que vuelvo al sitio de esta canción, el sitio de mi recreo, y me siento muy próxima a él, a su forma de rasgar las cuerdas, a susurrar esa melancolía que es capaz de llevarme hacía un lugar bañado por el sol, de espiga y deseo, de silencio, brisa y cordura, de nieve, huracán y abismos... 

 Y escucharla con los ojos cerrados... El sitio de mi recreo.

5 comentarios:

Ligia dijo...

Es verdad que la música "cura". Hay canciones que aunque pasen los años tienen mucho significado. Abrazos

Ana Bohemia dijo...

La música da aliento, da confort, da paz, siempre da, casi igual que las palabras y las tuyas me han llegado, me han calado.
Besos sus😘

Montse Martínez Ruiz dijo...

La música cura ¡una gran verdad! y no solamente nos cura a nosotros, también se conoce el beneficio que producen en los animales e incluso en las plantas, por eso se podría afirmar que la música es buena para todos los seres vivos.
Es hermoso que esta canción te haya hecho volver a ese mágico lugar, a tu recreo.
Un beso enorme, Raquel.

Natalia Ortiz dijo...

La música cura y alegra la vida. Tantas veces que me ha ayudado o me ha cambiado el humor incluso jaja. Aunque también hay veces que parece que causa todo el efecto contrario y nos sentimos identificados con todo.
Desconocía que la música pudiera tener tantos buenos efectos. Más motivos para escucharla =) Se nota que admiras a Antonio Vega y lo mucho que te gusta esta canción.
Un abrazo

Raquel dijo...

Sí, y por muchos años que pasen siguen ahí, en el top ten de canciones que mas te gustan.
Abrazos Ligia :)

Sin duda dan todo eso y mucho más, la música es milagrosa :)
Besos Ana.

Por eso se dice que la música amansa a las fieras y es verdad, tiene muchas propiedades increíbles.
Es una canción muy especial.
Un abrazo igual de grande Montse :)

Es verdad, la música influye para bien y para mal en nosotros, por ejemplo yo suelo ponerme bandas sonoras para escribir dependiendo de si son alegres, tristes, mas animadas o menos para ambientarme y escribir mejor, y a verdad es que fundiona.
Un abrazo Natalia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...