Buscar este blog

5 de agosto de 2011



Uno de los días en los que se encontraba en el parlamento británico, Sir  Winston Churchill recibió una nota. La nota era muy escueta, tanto que en ella solo se podía leer la palabra “imbécil”.
El político inglés  tras leerla se dirigió al estrado. Al llegar y tras saludar a la sala comenzó su discurso diciendo:
- He recibido muchos anónimos en mi vida, pero jamás una firma sin texto.

7 comentarios:

Ligia dijo...

Ja, ja, muy ingenioso el Sir. Abrazos

Natalia Ortiz dijo...

¡Qué bueno! Una firma sin texto. Anda que... jaja. Qué cosas :) Una curiosa curiosidad sin duda, jeje. Un beso, Raquel =)

Raquel dijo...

Sir Winston era todo un cachondo, con su flema británica dejó cientos de frases ingeniosas para el recuerdo. He podido leer unas cuantas en internet y no tiene desperdicio. Eso era agudeza.

Un beso a las dos y gracias por la visita.
:)

Prometeo dijo...

Buena reacion de un tipo inteligente de los que poco abundan en estos tiempos...un abrazo.

Prometeo dijo...

Buena reacion de un tipo inteligente de los que poco abundan en estos tiempos...un abrazo.

Ana dijo...

Ay este Churchill, jaja, muy irónico y muy agudo.
:D

Raquel dijo...

Así es , por desgracia.
Un abrazo Prometeo y gracias por la visita.


Un besito, Anita :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...