Buscar este blog

14 de febrero de 2017

10 Besos de Película (1ª parte)



Sidney Lumet dirigió en 1988 “Un lugar en ninguna parte”, un drama  intimista  sobre la huída permanente de una familia de activistas revolucionarios y las consecuencias que tiene en sus hijos adolescentes esa existencia desarraigada. En su momento la película recibió dos nominaciones a los Oscar, a mejor actor secundario para el joven y prometedor River Phoenix, y al mejor guión. No se  llevó ninguno de los dos premios pero sí un Globo de Oro.
River Phoenix y Martha Plimpton  ya habían coincidido antes en “La costa de los mosquitos”, y al parecer cuando se conocieron no se aguantaban pero el roce hizo el cariño y los dos estuvieron saliendo en la vida real. De hecho Martha fue uno de los grandes amores de River, algo que explica la gran química que había entre los dos.





En los años 80 John Hughes dirigió, escribió y produjo varias de las películas para adolescentes más taquilleras de la época. La más famosa fue “El club de los cinco” (1985). “Una maravilla con clase” (1987) es una de sus películas consideradas menores, un forzado drama juvenil que trata básicamente sobre lo que es ser adolescente; insatisfacción, rebeldía, padres controladores, amores platónicos, sueños de futuro, frustraciones y triángulos amorosos. Lo mejor de esta historia es esta escena del beso entre Keith y Watts, los dos “cuquis” protagonistas.





En 1963 habían ciertos temas tabús que no solían tratarse en el cine. “Amores con un extraño”  habla sin tapujos de las relaciones extramaritales y del aborto. Por aquel entonces el código de censura, conocido como código Hays, aún estaba vigente, pero empezaba a perder presencia cada vez más. Natalie Wood realiza aquí uno de las mejores interpretaciones de su carrera, y junto a Steve McQueen forma una de las parejas más explosivas del séptimo arte. Cada vez que los dos se juntan saltan las chispas, como puede comprobarse en esta escena:

 (A partir del minute 3:05. Cuidado, spoilers hasta el final del vídeo)



Para los de mi generación, Casper fue una película que nos marcó por su ternura, su emotividad y su diversión. Y además por la escena del beso entre el fantasmita Casper (Devon Sawa) y Kat (Christina Ricci). Una escena que siempre es un placer volver a visionar.





Para Ben Stiller “Reality Bites” fue su estreno como director de cine, también participa en ella como actor, junto a dos guapos oficiales de los 90, Winona y Ethan. La película, con una estética muy “grunge”, es un reflejo del estilo de vida de la llamada “generación X” y toca temas muy variados, desde la homosexualidad, al sida, pasando por todo un catálogo de distintas dudas existenciales. La química de los dos protagonistas es evidente, y a día de hoy, más de 22 años después, ambos siguen siendo muy buenos amigos.







3 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

De las películas que has mencionado, tengo (y amo): Reality Bites, Un lugar en ninguna parte y Casper.
Tomo nota de las otras.
Siempre un placer, Raque.
Feliz día.

Ligia dijo...

A mí me gustó mucho la de Casper. Ay, San Valentín!! Abrazos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Fantástico eso de repasar los besos de película por San valentín. Lo que más me ha gustado es tu vídeo, una selección muy buena.
Besitos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...