Buscar este blog

23 de septiembre de 2015

Museo de arte malo

El nombre de Wilfredo Prieto, artista cubano conceptual, ha saltado a los medios de comunicación rodeado de polémica gracias a lo peculiar de una de sus obras, titulada “vaso medio lleno” que se vende por la increíble cifra de 20.000 euros en ARCO.
Seguramente os preguntaréis, ¿cuál es lo especial de la obra? La respuesta es nada. Se trata de un vaso de cristal medio lleno, no medio vacío; un vaso como los que cada uno de nosotros puede tener en la alacena junto a otros vasos comprados de oferta. Un simple vaso de cristal, con agua, pero no lleno. 20.000 euros…
No es el primer bromista que hace algo semejante y tiene la cara de llamarlo “arte”, que vale, la definición de arte es muy amplia pero hay cosas que se caen por su propio peso.



Hace unos años una operaria de limpieza tiró a la basura “una bolsa con desperdicios” obra de un artista alemán, Gustav Metzger, quien la tituló como 'Nueva creación de la primera presentación pública de un arte autodestructivo'. Finalmente la obra pudo ser recuperada, aunque dañada. Lo que no sabemos es qué pasó con la limpiadora, al fin y al cabo ella sólo hacía su trabajo, que no es otra cosa que sacar la basura.
Algo parecido le ocurrió al artista británico Damien Hirst. Una de sus composiciones, un cenicero lleno de colillas, botellas y paquetes de tabaco vacíos,  acabó en un contenedor, donde lo depositó otra mujer de la limpieza.
Pero el que se lleva la palma en esto es P.Manzoni con su obra "Mierda de Artista", que se creó con el propósito de amonestar precisamente este movimiento. En 1961 su obra se expuso en la Gallería Pescetto. La idea era  hacer una crítica al mercado del arte haciendo ver que cualquier cosa sería comprada siempre y cuando se encontrara avalada bajo el nombre de un buen artista y amparada por los críticos y galeristas elegidos dentro del panorama artístico contemporáneo. Para ello defecó en varias latas y las expuso con el nombre de “mierda de artista”. Efectivamente el tiempo le ha dado la razón y estas latas han sido adquiridas por coleccionistas y museos de todo el planeta, alcanzando cifras de hasta 124.000€.



Algo que  demuestra la decadencia, y tontuna, del mercado del arte.
Todo esto me suscita algunas cuestiones. ¿Cuál es el valor del arte? ¿Qué baremos se usan para determinar su precio? ¿Por qué hay arte malo que se vende caro y otro arte malo que no? ¿Los que pagan 20.000 euros por un vaso de agua, o 124.000 por una lata de mierda, qué es lo que realmente están comprando?
Complicado responder, pero hoy en día arte es poder vender un vaso de agua, un cenicero lleno de colillas, a ese precio.  Hay que ser muy artista y confiar que siempre habrá un tonto dispuesto a desembolsar esas cifras. En realidad todo nos lleva a quién lo vende  y a quién lo compra. Una cosa también se puede asegurar, su precio de mercado nada tiene que ver con su valor artístico.
Para mí,  arte es aquello que consigue trasmitirme emociones duraderas, bellas, intensas, o dramáticas. Un simple vaso de agua puede plantear un concepto pero no me emociona, no consigue captar mi atención todas las veces que lo contemplo buscando nuevas perspectivas y emociones. No es culpa de que sea bonito o feo. Porque pienso que en el fondo el arte malo es todo un arte. Es que lo veo más como una provocación, en el mal sentido de la palabra.
Aunque todo no es negativo. Este vaso de agua me ha hecho recordar al MOBA.

Un museo que se ubica en la ciudad de Dedham, Massachussets, y que al igual que cualquier museo normal, recibe visitantes, expone piezas, recibe donaciones, vende souvenirs de sus cuadros, etc. Su única particularidad es que el “arte” que expone es tan malo que merece ser expuesto, al menos esa es la idea de su creador: “hay obras demasiado feas como para ser ignoradas”











6 comentarios:

Ligia dijo...

Pues, sinceramente, prefiero veinte veces cualquiera de las obras de arte (por llamarlo de alguna manera) que se exponen en el MOBA, antes que la tomadura de pelo del vaso de agua de Prieto o la mierda de Manzoni, porque eso sí que puede ser lo que sea, pero arte, de ninguna manera, y lo digo tal como lo siento... Y me da mucho coraje que haya alguien tan tonto que pague ese montón de dinero... con las necesidades que tiene el mundo.
Bueno, Raquel, muy buena tu información. Abrazos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Con el cuento de que el concepto de "arte" es ambiguo, a cualquier cosa lo llaman así y luego están los que se creen a los críticos o los que valoran la pieza en función del precio, más caro=más arte.
Estoy de acuerdo contigo, el vaso de agua es una bobada y la lata de mierda, pues eso, una mierda.
El museo ese de Dedham es un claro reflejo de la estupidez humana, pero me ha gustado conocerlo ¡gracias por eso, guapa!
Muchos besos y feliz finde :)

Raquel dijo...

Y yo porque se nota que aunque el talento no les acompaña no han intentado timar a nadie; esas obras han salido de sus corazones, algo amorfas y feas, pero se nota que cada pincelada está hecha con mimo. Por el contrario ese vaso de agua, esas supuestas obras de arte tan conceptuales y para gustos eruditos, y estúpidos, todo sea dicho, son simplemente una tomadura de pelo.
A mi me duele que alguien pague 124.000 euros por una lata de mierda con toda la gente, ancianos, niños, y enfermos que necesitarían una ayudita.
Un saludo Ligia :)

Es así, hay un sector entendido de arte, o eso quieren hacer creer, que considera estas cosas arte. Tremendo insulto. Pero mientras siga habiendo gente que caiga cual pardillo, estos supuestos "artistas" proliferarán.
Las obras del MOBA son feas, son más que feas, hay que admitirlo pero prefiero contemplarlas a aceptar que los museos serios estén gastando el dinero en comprar un vaso de agua, un bodegón de desperdicios, o una lata de mierda. Como decía Einstein la estupidez humana no tiene limites.
Besos Montse, y que pases muy buen fin de semana.

Ana Bohemia dijo...

Ay dios, jajaja, como me he reído con esta entrada, a veces el mundo del arte es tan elitista y absurdo que no me extraña que alguien pueda gastarse veinte mil en una balda con un vaso de agua, o mierda enlatada. No me extraña que las mujeres de la limpieza no puedan diferenciar lo que es arte de basura. Lo del MOBA tiene mucho mérito, jeje, pero me gusta.
Besos
:D

Carol Torrecilla García dijo...

Increíble: latas de mierda....y yo que creí haberlo visto todo después del papel higiénico en la pared de un museo y del vaso de agua.....
Definitivamente siempre agradeceré a mi profesor de Teoría de la Literatura que nos el principio de autoridas: ¿planteásemosautoridasén es literatura (o arte)? ¿Quién lo dice? ¿Por qué debemos creerle?
Abrazos:
Carol

Carol Torrecilla García dijo...

Increíble: latas de mierda....y yo que creí haberlo visto todo después del papel higiénico en la pared de un museo y del vaso de agua.....
Definitivamente siempre agradeceré a mi profesor de Teoría de la Literatura que nos planteásemos el principio de autoridad. ¿Qué o quién es literatura (o arte)? ¿Quién lo dice? ¿Por qué debemos creerle?
Abrazos:
Carol

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...