Buscar este blog

13 de febrero de 2015






























Una vez al año el calendario nos anuncia que es el día de los enamorados. Llega San Valentín. Cupido reparte sus flechas. Los centros comerciales se ponen las botas. Las floristerías hacen su agosto, y los solitarios se deprimen.  
Fue un 14 de febrero cuando este santo fue martirizado y ejecutado por orden de Claudio II en el lejano y convulso siglo III. Claudio II había prohibido los matrimonios entre los jóvenes porque consideraba que éstos eran mejores soldados si no tenían ataduras amorosas. Al santo aquella prohibición le pareció injusta y en secreto se dedicó a casar a parejas de jóvenes enamorados hasta que el iracundo emperador romano se enteró y le mandó apresar. Fue entonces cuando Valentín realizó el milagro que le convirtió en santo. Su carcelero, un tal Asterius, quiso burlarse del religioso y le retó a que le devolviera la vista a su hija Julia, ciega de nacimiento. San Valentín devolvió la vista a la hija de su centinela pero ni aún así consiguió que le soltaran ni librarse de su trágico destino. Durante el tiempo que estuvo preso se enamoró de Julia a quien antes de morir mandó una carta de despedida firmada con las palabras “de tu Valentín”.
Julia, agradecida con el santo, plantó en su tumba un almendro de flores rosas. Desde entonces el almendro siempre ha sido un símbolo del amor y las amistades duraderas. Y desde entonces esta fecha, el 14 de febrero, conmemora a San Valentín y a los enamorados que ya no mueren de amor ni falta que hace.




Feliz San Valentín. 


3 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

Hola Raquel:
¡Qué bello es saber el origen de las tradiciones y qué elegante tu forma de contarlo! Eres divertida y también directa y eso me gusta porque nos muestras tu sinceridad, como si abrieras también tu corazón al mundo en El Desván Secreto al contarnos siempre estos temas que desconocemos la mayoría.
La verdad es que yo hice una entrada similar hace años, pero creo que lo enredé tanto que no la recordaba. Y eso es lo que me gusta de ti: tu claridad, la palabra precisa, el orden de tus ideas plasmadas y la armonía entre ellas. Por eso eres probablemente la mejor blogger que conozco, junto a una, en fin, ya sabes, bohemia. jajajajja
Tus críticas de cine y libros son también las mejores. Gracias por este blog tan especial. Besos y abrazos de tu amiga:
Carol
Con tu permiso, comparto por redes.

Ana Bohemia dijo...

Me encanta la flor del almendro rosa, es un bonito símbolo del amor.
Ya sabía algunas cosas sobre este santo que también sufrió por amor.
;)

Raquel dijo...

Hola Carol, me vas a poner colorada, muchas gracias por lo que me dices, en serio, anima mucho leer algo así a pesar de que hace ya un tiempo que el blog ha pasado a segundo plano en mi vida, ya no me preocupo tanto como antes de publicar pero es un viejo amigo para mi y me resisto a decirle adiós. Mientras haya gente que como tú se acerque a decirme que le ha gustado o entretenido siento que aún sigue vivo.
Besos amiga :)


Preciosas las flores del almendro, las rosas y las blancas, pero las rosas son más delicadas, no me extraña que sean el símbolo de los enamorados.
Un beso Ana :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...