Buscar este blog

16 de marzo de 2011

Extra Cine


¿Como sabes si...?

Lisa Jorgenson (Reese Witherspoon) es una joven atleta de 31 años que está convencida de que su vida sentimental es un fracaso. Pero, inesperadamente, se verá envuelta en un divertido triángulo amoroso con George (Paul Rudd), un ejecutivo en plena crisis, y Matty (Owen Wilson), un jugador de béisbol profesional. ¿Por cuál de los dos se decidirá? ¿Cómo saber qué es el amor verdadero?

¿Cómo sabes si…? , es una de las películas más aburridas que he visto últimamente. ¿Qué cual es el problema…? Le falla el ritmo, la excesiva duración, los personajes, y en general casi todo. No aporta nada nuevo, y es tan previsible que enfada. Lo peor es que podría haber ofrecido mucho más, teniendo en su reparto a actores tan válidos como Jack Nicholson y Reese Whiterspoon; pero es que los personajes son tan planos, las situaciones tan insípidas y liosas, que no suscitan ni el más mínimo interés. Sin darte cuenta te ves envuelta en una maraña de diálogos que no llevan a ninguna parte, y que se alejan del tema principal de la película. El resultado es que paulatinamente, y sin remedio, vas desconectando totalmente de lo que ves porque ya estás más que pérdida y lo peor es que no te preocupa volver a pillar el hilo. Una película muy floja… 2


El Santuario

Un grupo de submarinistas, encabezado por un padre y un hijo, realiza una expedición a la cueva más grande e inaccesible del mundo. A causa de una tormenta tropical, tendrán que enfrentarse a numerosos peligros, mientras buscan una ruta que les permita salir y salvar sus vidas.

Como puede imaginarse, El santuario es una película de acción de principio a fin. No importa que la parte interpretativa,¡ y el guión flojeen un poco, en El santuario lo más importante es la acción, la lucha por la supervivencia, la aventura.
James Cameron es el productor de esta película basada en hechos reales. Y realmente tiene mucho del cine de Cameron, muchos de sus elementos clave; es grandiosa, o pretende serlo, claustrofobia, entretenida de principio a fin, pero tiene tramos muy lineales, los personajes son los habituales en esta clase de cine, no hay excesivas sorpresas. Es cine palomitero en mayúsculas, cine comercial, simple y llanamente. No hay tiempo para más que para la acción, para los sobresaltos, algunos de ellos bastante desgarradores, literalmente. Pero suena a cosas ya vistas mil veces antes.
Fue hecha en 3D, pero yo la vi en casa; creo que si hubiera tenido que gastarme el precio de una entrada, para colmo en 3D, estaría bastante cabreada. 4.5


127 horas

Basada en la historia real de Aron Ralston, un intrépido montañero norteamericano tristemente famoso porque en mayo de 2003, durante una escalada, en Utah, sufrió una caída. Tras varios días inmovilizado e incapaz de encontrar una solución, tuvo que tomar una dramática decisión.

Conocía la historia y por eso me resistía a ver la película. Temía que fuera demasiado cruda, demasiado directa. Es verdad que hay una escena que pone los pelos de punta en la que, si soy sincera, tuve que mirar para otro lado, pero toda la película es vital y evocadora. El protagonista está atrapado pero su imaginación vuela, sus recuerdos, las vivencias pasadas, los sueños, las alucinaciones, las esperanzas se convierten en la vía de escape, como una tabla de salvación para frenar la locura, para huir de la grieta en la que está atrapado, y de la soledad desquiciante que le rodea
La película me gustó bastante. La interpretación del protagonista, James Franco, también, está excelente, y lo hace muy creíble, intenso. Se lleva todo el peso de la película, cosa muy difícil, y en ningún momento flojea. La película es ligera, fresca, y te deja una sensación positiva, de ganas de vivir. Excelente también su banda sonora. 7


Cisne Negro

Nina (Natalie Portman), una brillante bailarina que forma parte de una compañía de ballet de Nueva York, vive completamente absorbida por la danza. La rivalidad con su compañera Lily (Mila Kunis) y las presiones del director se agudizan a medida que se acerca el día del estreno. Esta tensión provoca en Nina un agotamiento nervioso y una confusión mental que la incapacitan para distinguir entre realidad y ficción.

Estaba un poco reticente a verla, sobre todo porque las películas que tratan la locura no me suelen gustar y me dejan bastante mal cuerpo, pero mi hermana me convenció y al final la vimos juntas.
No sé si ella acabó con el cuerpo tan revuelto como yo, pero supongo por su cara que le debió pasar lo mismo que a mí. No, esta no es una película que vaya a ver muchas más veces, sobre todo porque no estoy segura de que mi pobre corazón pueda resistir de nuevo la visión de algunas de sus desagradables escenas.
No por ello dejo de reconocer el valor de Cisne Negro; en especial el de su actriz protagonista. Tremendo papelón se marca Natalie Portman, nada fácil, complicado y lleno de matices. De Oscar. Esa Nina, obsesiva, extraña, perturbada, retraída, paranoica, reprimida, ambiciosa, delirante, y casi perfecta no es fácil de olvidar. Ella es la que lleva el paso en este baile, la que marca las subidas y las bajadas, los giros y las piruetas, y no queda más remedio que seguirla hasta el final aunque de lo que tengas ganas sea de salir corriendo en dirección contraria.
Pero para mi esta es una película tramposa. Como una sala de espejos, lo que ves no es lo que es, al menos no todo el tiempo. Te confunde, juega un poco contigo.
Hay muchas escenas desagradables, de esas en que tienes que cerrar los ojos; en especial a mi me puso los pelos de punta la que protagoniza Winona Ryder. Su atmósfera sórdida y asfixiante es otro elemento que hace que todo el rato estés incomoda, en tensión, y esperándote lo peor. No puedo decir que la disfrutara, pero sí que es una película interesante con sus cosas buenas y otras no tan buenas; una intensa lucha entre la luz y la oscuridad que habita en nosotros. 7.5

7 comentarios:

Durrell dijo...

El cine está un poco fuera de mi órbita en estos momentos, pero he encontrado ese cuento del espejo mágico que me ha encantado. Espero que haya una continuación ¿podría ser? Eres una estupenda cuentista. Felicidades.

Un fuerte abrazo.

Prometeo dijo...

Muy buenas sensaciones leyendote, casi visualizaba las peliculas, mas bien los sentimientos de esas pelis...¡viva el cine!.
un fuerte abrazo.

Ana dijo...

Estoy deacuerdo contigo en todas las valoraciones de las pelis, ya te había escrito un comentario mas largo pero se me borró... Si tuviera que quedarme con una (a pesar del angustiante tema y otras csas) me quedaría con 127 horas.
Un beso
:)

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: Sabes que te hago mucho caso en tus críticas sobre las películas. Sólo he visto la primera y ...¡mejor no verla! y las otras según lo que comentas, no voy a ir. No sé si has visto "En tiempo de brujas" pero consejo de amiga: ¡No vayas! Puede que a lo mejor a ojos de un entendido tenga muchas cualidades pero cuando acabó la película, nos miramos mi marido y yo y dijimos¡Horrorosa!.Seguiremos probando.

Brisas y besos.

Malena

Natalia Ortiz dijo...

Como en el último extra cine, tengo que decir que sólo he visto una película: Cisne negro. Del resto, conocía sus títulos y que han sido más o menos oídas. La película de James Franco no me llamó la atención, pero sí que oí que había hecho una buena actuación.
En cuanto a Cisne negro... bueno. Hay de todo para decir.
Porque considero que Natalie Portman hizo un gran papel. Es muy buena actriz. Para mí, era una película diferente y el tema de la danza suena bien. Pero, hay muchas escenas de intimidad que para mí sobraban totalmente. Incluso, pienso que si se ha llevado el premio es por escenas como esas, que les habrán encantado.
Se ve una joven trabajadora, constante, luchadora, que tiene claro lo que quiere, y lo que tiene que hacer para conseguirlo, a la vez que se ve que no sabe disfrutar un poco de la vida y dar una vuelta por ahí mismamente. Pero también tiene una madre de controladora y de todo, que para rato tiene... Es un panorama. Y encima, Nina está paranoica perdida pensando que la bailarina que parece algo amiga suya, le va a quitar el papel a cada segundo. Y hay momentos en los que despitan un montón porque no se sabe si lo ocurrido es verdad, un sueño, imaginación... Ni idea. Y el final es matador en todos los sentidos porque parece que en el camerino se ha pasado con la compañera y realmente lo que hace es matarse a ella misma, que es la que hace que se consuma al fin y al cabo con tanta obsesión, y consigue sacar al cisne negro en el momento apropiado sin que le controle. Aunque parece que le perturba bastante en su vida, eso sí.
Con tanta paranoia por su parte, obsesión, escenas de esas y demás... no me dejó buen sabor, no. No me gustó, y gran parte de la película era toda igual y aburría y cansaba con la obsesión. Pero nadie le quita su papelón a Natalie Portman.
Un beso, Raquel :)

gemmayla dijo...

Estoy deseando ir a ver Cisne Negro.

Muy Feliz finde y Día del padre, preciosa Raquel, para ti y tu gente preciada y preciosa.

Besos

Raquel dijo...

Gracias Durrell. Creo que sí habrá continuación, en mi cabeza al menos la hay; espero escribirla pronto.
Un beso, y feliz semana.



Pues me alegra, prometeo. ¿Qué viva el cine!
Un abrazo :)



Qué pena que se te borrara el comentario. De estas películas yo tambiñen me quedaría con 127 horas.
Un beso grande.




El consejo llega demasiado tarde por desgracia; la verdad es que coincido contigo, horrorosa es poco.
Un beso :)



Pues 127 horas está muy bien, al menos a mi me gusto mucho, pero entiendo que no te llame la atención.
Cisne negro me pareció una película buena pero que aborda un tema muy complicado. Para mi algunas escenas estaban de más, por ser demasiado desagradables, como las de las autolesiones. Y coincido contigo en que hay momentos algo aburridos, monótonos. En general tampoco me dejó un buen sabor de boca, pero Natalie borda su papel.
Un abrazo :)



Muchas gracias Gemmayla, lo mismo digo, a toro pasado, pero espero que el día del padre haya sido un día muy feliz para ti y los tuyos.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...