Buscar este blog

20 de marzo de 2011


El hipo es un espasmo involuntario del diafragma; típicamente repetitivo varias veces por minuto. Su denominación médica es singulto. El brusco flujo de aire dentro de los pulmones causa que la epiglotis se cierre.
El diafragma casi siempre funciona correctamente. Desciende cuando se inhala para ayudar a llevar aire a los pulmones y sube cuando se exhala para poder expulsar el aire de los pulmones. Sin embargo, a veces el diafragma se irrita y cuando esto sucede, sube de manera brusca y hace que la respiración sea diferente de lo normal. Cuando esta respiración irregular llega a la laringe, se produce el hipo.
Algunas de las situaciones que producen la irritación del diafragma son: comer demasiado o demasiado rápido, una indisposición en el estómago o la garganta, abuso de alcohol, o inclusive sentirte nervioso o excitado.
Casi todos los casos de hipo duran sólo unos minutos. Algunos casos de hipo pueden durar días o semanas, pero es poco habitual y normalmente es un signo de otro trastorno médico.

Tratamientos caseros

Aunque existen muchísimos métodos caseros para combatir el hipo, el más efectivo y rápido es este: en cuanto note el primer hipo levante la mano derecha o izquierda como si llevara una bandeja que pesa mucho, haciendo presión y flexionando la palma de la mano.
Se ha demostrado empíricamente que la manera mas efectiva es inspirando fuertemente y luego retener el aire sin espirar durante 40 segundos. Los brazos y manos deben estirarse hacia arriba como intentando tocar algo, si fuese posible alcanzar el marco de una puerta y con los dedos o palmas tocando el marco debe alzarse levemente hacia delante dejando los brazos lo mas atrás posible de su cabeza.

Otros remedios caseros

Asustar a la persona afectada.
Beber agua.
Taparse la nariz y esperar hasta que el hipo cese (sin respirar).
Hacer reír a la persona afectada.
Realizar respiraciones continuas sólo por la boca durante unos segundos.
Ingerir bebidas con gas carbónico.
Respirar aire frío.
Ingerir bebidas frías.
Morder un limón.
Inducir un estornudo.
Comer una cucharada de azúcar.

El hipo más duradero

Charles Osborne (1894-1991), de Anthon, Iowa, Estados Unidos, tuvo un ataque de hipo en 1922. No pudo quitárselo sino 68 años más tarde, en febrero de 1990.
Durante las primeras décadas Osborne tenía 40 hipos por minuto, pero luego se redujo a 20 por minuto en los últimos años. Está registrado en el Guinness World Records.

6 comentarios:

Ligia dijo...

Tengo curiosidad por saber cómo se lo quitó este hombre de record. A mí me suele dar cada vez que como papas o pan seco, sin nada de líquido, pero desde que bebo algo, se me va. Abrazos

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: ¡Mira que es fastidioso cuando te entra! Y no sé el por qué pero los que están alrededor se parten de risa.

Me apunto los remedios caseros. :)

Brisas y besos.

Malena

Ana dijo...

Mi madre 68 años con hipo, toda una vida, que angustia mas grande, uff le afectaría en todo de su vida.
Cuando me da hipo suele beberme un largo trago de agua, tengo que contar siete tragos sin respirar y me funciona, por lo menos mas que el que me den sustos.
Un beso
:D

Natalia Ortiz dijo...

Interesante entrada :) No me acordaba bien por qué se producía el hipo, la verdad.
Lo normal es que dure unos minutos... pero madre mía, 68 años de su vida con hipo. Pobre hombre. ¡Si hay mucha gente que vive menos años!
En cuanto a los remedios caseros sólo conozco los tres primeros, los otros no los había oído.
Un beso :)

Alejo Zimmer dijo...

"Asustar a la persona afectada... Hacer reír a la persona afectada. " personalidades distintas idearin eso definiticamente!
Un abrazo,
Alejo

Raquel dijo...

Pues es curioso, 68 años con hipo y de repente se le quita sin más. No me imagino estar hipando tanto tiempo :S
A mi el hipo me da si bebo muy rapido, y sólo logro quitármelo si bebo siete buches con la cabeza inclinada :)
Un abrazo, Ligia.


Es que es gracioso menos para el que lo pasa :))
A mi me da apuro que me de, lo reconozco.
Un beso Malena, y gracias por pasarte por aqui.



Es que tremenda pesadilla 68 años con hipo, por dios :S
Lo de los siete tragos es milagroso.
Un beso grande.



Pobre hombre, sólo de pensarlo me entra angustia, ¿haría vida normal? porque estar hipando 20 veces por minuto debe ser horrible, ni para llevar una conversación.
Un beso Natalia y gracias por la visita.


:)) pues eso parece ¿no? A mi nunca me dio resultado lo del susto, es mucho mejor que te hagan reír.
Un abrazo Alejo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...