Buscar este blog

17 de agosto de 2009

40 aniversario Woodstock



Iban a ser tres días de paz y música pero aquellos tres días de agosto de 1969 pasaron a la historia como el último coletazo de una generación marcada por la guerra de Vietnan y el deseo de rebelarse contra de las normas establecidas. El festival de Woodstock fue el más importante de la década de los sesenta y hoy en día sigue siendo un referente a nivel musical.


Michael Lang, John Roberts, Joel Rosenman y Artie Kornfeld fueron los padres de la criatura.


Después de muchas discusiones que casi echan por tierra el proyecto, y motivados principalmente por la posibilidad de hacer un gran negocio, decidieron organizar un concierto multitudinario para el que calcularon una asistencia de unas 200.000 personas que pagarían una entrada de $18 por tres días. Sin embargo, ante la desbordante afluencia de público, la alambrada que limitaba el acceso fue cortada por un grupo anarquista, UAW/MF, para crear un evento totalmente gratuito, propiciando la concurrencia de muchas más personas.


El concierto se celebró en una granja lechera de 2,4 km ² en la ciudad rural de Bethel, Nueva York, desde el 15 hasta el 17 de agosto de 1969. El festival reunió finalmente a unos 500.000 jóvenes.
La ruta 17 del Estado de Nueva York se colapsó por el número de coches que querían llegar a Bethel y hasta 18 mil personas con billete se quedaron en el camino.


Fueron tres días lluviosos, caracterizados por el barro, el sexo y las drogas; y a pesar de los cientos de personas que abarrotaban el lugar no se produjeron actos vandálicos de consideración. Aún así, se registraron tres muertes, pero ninguna por motivos violentos; una se produjo por una sobredosis de heroína, otra tras una ruptura de apéndice y una última a consecuencia de un atropello de tractor. También se produjeron dos nacimientos no confirmados.


La foto de Bobbi y Nick Ercoline, una pareja de enamorados abrazados bajo una manta, se convirtió en icono. El fotógrafo Burk Uzzle quedó cautivado por el espontáneo abrazo de la pareja, y no dudo en inmortalizar el romántico momento que fue la portada del disco de Woodstock. 40 años después la pareja ha vuelto a posar como la primera vez.


El cartel del festival -la inconfundible paloma blanca posada en un mástil de guitarra- fue diseñado por Arnold Skolnik.


Debido a la poca previsión de los organizadores, que se vieron superados por el número de personas que llenaron las instalaciones del festival, la armada estadounidense envió médicos y comida vía aérea. El mismo helicóptero tiró flores y ropa seca a los asistentes. Así mismo se instalaron cocinas gratuitas ante la falta de comida.


Actuaron 33 artistas, entre los que destacaron Jimmy Hendrix, Santana, Janis Joplin, Creedence Clearwater Revival, Jefferson Airplane, The Who, Blood, Sweat & Tears, The Grateful Dead, Ravi Shankar y el jovencísimo y casi desconocido entonces Joe Cocker.


Los promotores del festival contactaron también con John Lennon, pidiéndole que actuase junto a los Beatles. Lennon dijo que los Beatles solo tocarían si la banda de Yoko Ono, la Plastic Ono Band, era invitada a hacerlo. Pero los promotores rechazaron las exigencias de Lennon.
The Doors tampoco llegó a tocar en el festival. Jim Morrison canceló su participación pocos días antes. Por lo visto Morrison temía cantar ante grandes multitudes por el miedo a que alguien pudiera dispararle mientras estaba en el escenario.
Bob Dylan fue otro que no acudió a la cita de Woodstock. Según la versión oficial se debió a que su hijo cayó enfermo, pero a Bob Dylan también le molestaba la cantidad de hippies acampados en su casa, que se encontraba cerca del lugar original del festival, y decidió no hacerlo.

El cantante británico Joe Cocker tocó una versión de 'With a little help from my friends' de The Beatles y fue uno de los temas más aplaudidos del festival.


Una de las actuaciones más recordadas fue la ofrecida por Jimmy Hendrix. La interpretación de 'The star spangled banner' fue descrita por un crítico de rock del 'New York Post' como "el gran momento de los años 60". Sin embargo, fue presenciado por una pequeña parte del público que había asistido al festival ya que la mayoría ya se habían marchado (eran las 9 de la mañana de un lunes). Éste fue el concierto más largo que ofreció Hendrix en toda su vida e insistió en tocar en último lugar.


Los organizadores de Woodstock tardaron una década en recuperar el dinero que debían. Se gastaron 3,1 millones de dólares y se ingresó 1,8. De 12 a 18 mil entradas tuvieron que ser reembolsadas a la gente que quedó atascada. La limpieza les costó unos 100 mil dólares adicionales.



Actuaciones


Richie Havens

El folk de Richie Havens abrió el festival a las cinco de la tarde del viernes 15. En su repertorio incluyó varias versiones de The Beatles.


Ravi Shankar

Al artista indio le pilló la lluvia en pleno concierto. Interpretó tan sólo cinco canciones con su shitar.


Joan Baez

Fue la encargada de cerrar la primera noche, dándole así peso a la canción protesta dentro de un cartel en el que brillaban más las estrellas del rock.


Santana

El mexicano de San Francisco fue el tercer artista en saltar al escenario el sábado a mediodía. En total interpretó siente canciones.


Canned Heat

El rollo guitarrero continuó con el blues-rock de la banda de Los Ángeles. Se extendieron improvisando sobre cuatro temas.

Janis Joplin

Una de las actuaciones más recordadas. La Joplin interpretó dos veces 'Piece of my heart' y 'Ball and chain'.


Sly and the Family Stone

Saltaron al escenario a la 1.30 de la madrugada del sábado añadiendo el toque funk a la segunda noche.

Grateful Dead

La banda de Jerry García era uno de los iconos hippies de la costa oeste. Interpretaron cuatro temas antes de dar paso a la Creedence Clearwater Revival.


The Who

Desde el otro lado del charco llegaron, a las 3 de la madrugada, The Who, que hicieron uno de los conciertos más largos al interpretar 24 canciones.


Jefferson Airplane

Ya a las 8 de la mañana del domingo los reyes de la psicodelia de San Francisco pusieron punto final a la segunda jornada.


Joe Cocker

Todo el mundo recuerda su interpretación de 'With a little help of my friends'. El concierto empezó a las 14.00 del domingo y tras la última canción el festival se interrumpió por una fuerte tormenta.


Ten Years After

Capitaneados por Alvin Lee los ingleses se extendieron improvisando blues con tan sólo cinco canciones.

Johnny Winter

Tras los conciertos de The Band y Blood, Sweet & Tears salió al escenario el tejano, a eso de la 1 de la madrugada.

Crosby, Stills, Nash & Young

Eran unas de las grandes estrellas del momento. Su actuación tuvo una parte acústica y otra eléctrica.


The Paul Butterfield Blues Band


El armonicista de Chicago salió a escena cuando ya amanecía. Tras él, ya a las 9 de la mañana del lunes, fue Jimi Hendrix quien cerró el festival en uno de los conciertos más recordados de la historia.




lainformacion.com/woodstock/
elmundo.es
wikipedia

8 comentarios:

Ana dijo...

Me ha encantado la entrada, supongo que será por la simpatía que me despiertan los hippies...
Hace 40 años si que sabían montar fiestas, (salvo por lo del barro y los helicopteros de ayuda lanzando comida, ropa seca y ¡flores!, jaja)
La pareja del edredón tienen pinta de ser felices, ¿no? La música está muy bien, sobre todo Joe Cocker, Stills & Nash, The Who, etc.
Muy bueno.
Besitos :)

salvadorpliego dijo...

Genial historia... Gracias por compartirla.

Raquel dijo...

La pareja de la manta parece muy feliz 40 años después :))
La música está genial, yo siento debilidad por Janis Joplin pero todos los demás me gustan igual. Muy buena música la que se hacía entonces.
Muchos besitos.


No hay de que. Aunque no viví Woodstock siempre me he sentido muy cercana a esa época y sobre todo a su música.
Un saludo Salvador.

Anónimo dijo...

A mi me encanta el cartel!.
Ayer paseaba por el Pto de la Cruz, cuando me encontré un bar con el mismo nombre, os lo imaginais? jejeje
MUAKSS!!

Raquel dijo...

Pues no me suena, tengo que ir a verlo in situ.
Besos, Sara.

Prometeo dijo...

Buena entrada, que tiempos aquellos y como revolucionaron la musica y a la sociedad...un abarzo.

Luis Carlos dijo...

Viva Woodstock del 69, y el espiritu de esa maravillosa generación.
Que recuento grande has hecho.
En mi blog escribí "Rockuerdos", en parte un homenaje de corazón al festival, y el resto...pura nostalgia.
Wooden ships, Freedom, Soul sacriface, Joe Cocker
Gracias por recordar lo de Bethel.
Un abrazo, y volveré a tu desván secreto

Luis Carlos
colordelamadera.blogspot.com

Raquel dijo...

Gracias Prometeo. Abrazos.

Luis Carlos, gracias. Como dices el espiritu del Woodstock del 69 sigue existiendo. El festival de ese año fue especial, por el clima que se respiraba. Sin duda, irrepetible.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...