Buscar este blog

1 de septiembre de 2008

Nos gustan los malos

Image Hosted by ImageShack.us

¿Por qué nos atraen los malos? Tal vez por esa aura rebelde que los envuelve, las normas no están hechas para los malvados, ellos son oscuros, misteriosos, y, citando a William Faulkner, se puede confiar en las malas personas: no cambian jamás. Se puede decir que los seres malvados son tentadores. Por supuesto a nosotros no nos gusta la maldad pero no podemos negar que la maldad y la bondad forman parte de la esencia del ser humano, una dualidad ésta de la que nadie se libra.

En el cine y en la literatura, así como en la vida real, los malos nos provocan muchos sentimientos, odio, rechazo, sufrimiento. Lloramos si la mala le roba el marido a la protagonista en la telenovela y deseamos que el prota de turno se cargue a machetazos al loco psicópata que ha matado a todos sus amigos sólo para llegar hasta él. Sabemos que al final los malos no podrán ganar, tampoco queremos que ganen, pero no todos ellos nos despiertan malos sentimientos, algunos nos caen simpáticos, y nos convencen y nos dejaríamos arrastrar al lado oscuro si nos lo pidieran mirándonos a los ojitos.

MALVADOS DEL CINE

Image Hosted by ImageShack.us
Darth Vader (Star Wars): Villano robótico con voz ahogada que fue pervertido por el lado oscuro, cayendo en la interrogante, de ¿cual era realmente el lado bueno y el malo? Darth Vader fue un personaje atraído por los sentimientos primarios del hombre, el miedo, la venganza, el odio, y el poder. Lejos de ser un villano descabellado, Vader es un personaje que a pesar de saber poco de él, hay cierta afinidad y por que no, cierto encanto que nos hace comprender su maldad, ese misterioso semblante que refleja su mascara, y su penetrante respiración hacen de él uno de los malos mas reconocibles.
Hannibal Lecter (El silencio de los corderos): Papel interpretado por Anthony Hopkins que borda al genio desequilibrado y caníbal doctor Lecter. Bajo esa fachada culta, refinada y de modales exquisitos nos encontramos a un individuo cínico, manipulador y con cierta tendencia a castigar severamente los "malos modos", amén de esa peculiar tendencia al canibalismo de la que hace gala.
Norman Bates (Psicosis): Psicópata asesino de doble personalidad. Norman Bates protagonizó la escena criminal más famosa de la historia del cine, al apuñalar a una mujer en la ducha vestido como su madre.

MALVADAS DEL CINE

Image Hosted by ImageShack.us
Enfermera Mildred Ratched (Alguien voló sobre el nido del cuco): La enfermera Mildred Ratched oprime de manera terrible a los pacientes de la institución psiquiátrica donde trabaja. La actriz Louise Fletcher interpreta al personaje, que lleva al suicidio a uno de los pacientes.
Alex Forrest (Atracción Fatal): Glenn Close deja su marca como la más terrible de las amantes despreciadas al aterrorizar al personaje de Michael Douglas en “Atracción Fatal”.
Baby Jane Hudson (¿Qué fue de Baby Jane?): Bette Davis interpreta a la ex estrella infantil que tortura a la hermana, interpretada por Joan Crawford, en “¿Qué fue de Baby Jane?”

MAS QUE MALOS, CABRONES

Image Hosted by ImageShack.us
Sargento Foley (Oficial y Caballero): Implacable con Zack Mayo (Richard Gere) al que tratará con mano dura para corregir su actitud rebelde.
Frase épica:
-¿De dónde eres recluta?
-De wisconsin, mi sargento.
-¿Wisconsin? ahí no hay más que vacas y maricones, y no veo cuernos, así que debes ser un maricón.

El Conde Rugen (La princesa Prometida): Hombre de seis dedos que tiene una cuenta pendiente con Iñigo Montoya, ya que este le busca para vengar la muerte de su padre asesinado a manos del conde.
Frase épica:
El conde había inventado una maquina la llamaba “la máquina de la muerte”, lo que hacía era succionarte la vida. La frase ocurre cuando el sádico conde la prueba con nuestro Westley…
-Hermosa,¿verdad? He tardado media vida en inventarla. Seguro que habréis descubierto mi profundo interés por el dolor. Estoy escribiendo mi tesis definitiva del tema, así que quiero que seáis sincero y me digáis que os hace sentir la maquina. Por ser el primer intento usaré el ajuste más suave.
La maquina se pone en marcha.
-Como sabéis el concepto de la bomba de succión es muy antiguo. En realidad eso es todo excepto que en lugar de succionar agua succiona la vida. Os acaba de succionar un año de vuestra vida. Quizá algún día llegue hasta el cinco pero ignoro que efectos produciría así que empecemos por lo conocido. ¿Qué os hace sentir?, decidme, no olvidéis que esto es para la posteridad, sed sincero, ¿qué sentís?
Westley llora. El conde muy cínico le contempla y dice: interesante. Montgomery Burns (Los Simpson): Codicioso y amargado multimillonario, dueño de la central nuclear de Springfield. Burns es un viejo decrépito y encorvado que se frota las manos constantemente, conocido sobre todo por ser un gran tacaño.
Frase épica:
-Smithers, no volvamos a verter residuos nucleares en el patio de un colegio, tantos niños calvos empiezan a levantar sospechas.


MUJER FATAL

Mujer hermosa, ambiciosa e intrépida, insensible y cruel, que muestra sus intenciones sólo en el último momento. Sus armas son su sexualidad y un encanto difícil de rechazar. La femme fatale es una traducción de la expresión francesa femme fatale, ‘mujer mortífera’. Aunque suele ser malvada, también hay mujeres fatales que en algunas historias hacen de heroínas, esto no significa que sean leales, ellas siempre sabrán jugar bien sus cartas.
Ejemplos de damas fatales: Barbara Stanwyck en ‘Perdición’, Rita Hayworth en ‘La Dama de Shangai’, o Sharon Stone en Instinto Básico.
"No soy mala, simplemente me han dibujado así” es una de las grandes frases de Jessica Rabbit (¿Quién engaño a Roger Rabbit?). A Jessica la dibujaron para ser una mujer fatal, sus movimientos, sus gestos, su forma de hablar… le dan la apariencia de una mujer segura de sí misma, auto-suficiente, de vuelta de todo, liberal… y nadie se molesta en conocer su lado tierno, romántico y divertido.

¡Para qué si queda claro lo que es que con esos comentarios y esas caderas que cortan la respiración!

PERVERSOS CON SEX APPEAL

Drácula:Quizás sea que el mito del vampiro nos pone. Pero el conde tiene su encanto, será por la noche, la sangre, la sexualidad velada pero este Drácula nos parece muy sexy.
Imhotep (La Momia): Arnold Vosloo interpreta a Imhotep que por amor a la concubina Anksunamun secuestra a Evelyn Carnaham para consumar un ritual de resucitamiento. Ya nos hubiera gustado a nosotras estar en su lugar.






MALOS QUE NOS DIVIERTEN

No todos los malos nos intimidan ni mucho menos nos asustan, algunos nos dan risa tal vez porque caen ridículamente en el patetismo, y es que no todo el mundo sirve para hacer de villano, o al menos no sin que nos parezcan que son de pacotilla.
Dr. Maligno (Austin Powers): Según la Frikipedia es uno de los cuatro candidatos nominado al Nóbel del mal en la rama de la inventiva.

Entre sus inventos destacan un láser que destruya a las mujeres feas, un descompensador de partículas impares, unas gafas de rayos X para ver bajo la ropa (aun la interior), y un alterador de la semana para que todos los días sean viernes.


Chucky:

Este muñeco pelirrojo ya lleva cinco películas y no se cansa, al menos ya ha abandonado la idea de hacer una película de terror y es una comedia.

Jason, Freddy, Scream...(etc.): Son malos repetitivos, no se cansan, los han matado tropecientas veces pero ahí siguen erre que erre.





LOS MÁS MALOS DE DISNEY

Image Hosted by ImageShack.us
El Juez Claude Frollo (El Jorobado de Notre Damme): Tutor de Quasimodo al que tiene recluido en lo alto de un campanario deseando salir. Odia los gitanos y quiere su exterminio.
Cruella de Vil (101 dálmatas): La mas pérfida entre las pérfidas, su look da mas repelus que otra cosa, delgaducha, con el pelo bicolor, y con esos dedos largos y huesudos sujetando un cigarrillo con boquilla. Cruella se vuelve loca por los abrigos de pieles, de cachorrito de dálmata, para ser exactos.
La madrastra de la Cenicienta: Doblegaba a la pobre Cenicienta a la que apodó con este despectivo mote, obligándola a llevar una vida de servidumbre doméstica. Sus hijas era igual de malas ya que se divertían humillando a su pobre hermanastra y conspirando para atraer la atención del bello príncipe, que como en los mejores cuentos, sólo tenía ojos para la pobre y buena limpia cenizas.

MALOS TELEVISIVOS

Image Hosted by ImageShack.us
Dr. Gregory House (House): Sería injusto calificarle de malo, él salva vidas, pero digamos que es poseedor de un carácter un poco difícil. Se caracteriza por su antipatía general a la especie humana (no se le puede culpar) y porque es huraño, pero muy inteligente. House padece una cojera irreversible en su pierna derecha y para calmar el dolor crónico que sufre es adicto a la vicodina, que con frecuencia sustrae del hospital donde trabaja. A pesar de los matices de su conflictivo carácter es un hombre brillante.
Risto Mejide (Operación Triunfo): Polemista, conflictivo y un fenómeno mediático. Sus duras críticas a los concursantes e incluso a los profesores del programa no dejan indiferente a nadie. Puede presumir de sus mordaces comentarios cargados de burda ironía y una latente y nada escondida inteligencia. Porque para ser malo, malo de verdad se tiene que ser muy inteligente, tal vez por eso no se sienta a gusto entre tanta mediocridad. Aún siendo de esta manera, a pesar del gran complejo de superioridad, hay una cosa que a Risto le ha costado aceptar, que es muy bonito respetar a los demás.
“Si el bien y el mal son las dos caras de una misma moneda es el hombre el que la lanza”.

LA MALA POR EXCELENCIA:BETTE DAVIS

¿Cómo íbamos a olvidarnos de la mala oficial de Holywood? Bette Davis fue un icono de maldad en la pantalla grande. Para ella se escribieron los papeles más perversos de la meca del cine, y fue ella la que supo interpretarlos como nadie. Sin embargo alguien como Bette Davis se merece algo más que una simple mención en un ranking de malos; porque ella, a pesar de todo, fue la mala más buena de todos los tiempos. Creemos que sería bastante injusto dedicarle unas pocas líneas, por esa razón hablaremos de Bette Davis en otra ocasión.
Image Hosted by ImageShack.us
Gracias Ana. Por tu ayuda y aportaciones.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante eso de ¿por qué nos atraen los malos? Y me lo parece porque es una pregunta con un elevado número de compartimentos estancos. Nos atrae el malo o la mala ¿Pero siempre que lo disfrutemos sentados en una butaca mirando una pantalla o en nuestro sillón favorito pasando rápidamente la página para ver por donde nos sale esta vez? ¿En la vida real?

¿Quizás porque son imprevisibles y huyen de la monotonía como de la peste? ¿Porque todos tenemos un puntito de compadreo con el sufrimiento? ¿Y si encima nos resultan físicamente apetecibles? Pues ni les cuento.

¿Te hubieras sentido tú más atraído por la buenísima Melania aunque hubiera sido de largo más bonita que Escarlata? ¿Y del recto y cabal Ashley antes que del vivalavirgen Rhett Butler con su sonrisa de suficiente y su oscuro pasado?

Y hablando en otra dirección, la maldad posee un ancho campo para la crítica, para la denuncia reparadora de nuestra conciencia y para desde ese escalón superior, donde todos emanamos bondad, proclamar con rotundidad que si en el caso improbable de que hubiéramos estado de ese lado, ya haría siglos que nos habríamos redimido. Que no decaiga.

Ertilas

Raquel dijo...

Es que es difícil de contestar. Los malos, en el caso de la ficción, son personajes más atrayentes que los buenos y heroicos. Tienen otros matices. En la vida real, es verdad que nos suelen gustar más los “malos”. Los buenos son aburridos, siempre harán lo correcto, lo que deben. Los malos tienen carisma, dotes de liderazgo, y están mejor vistos. Yo creo que no es la maldad en si lo que nos atrae, sino esa pose que se le parece. No creo que nadie pudiera sentirse bien al lado de alguien verdaderamente malvado.

Parece que el bueno es tonto, porque no avasalla, porque a pesar de las putadas que le hace la vida y los amigos, siempre reaccionará bien. Los buenos son siempre dulces; y lo previsible, la rutina, no nos gusta.

Sea por lo que sea, la bondad desconcierta mucho más que la maldad. El estigma de la bondad es que se asocia con esa clase de gente apocada que no lucha por lo que quiere sino que espera a que las cosas le caigan del cielo, que encima da gracias por lo que tiene aunque no sea lo que quiere, pero que no será capaz de imponerse para ir a por lo que verdaderamente le haría feliz. A diferencia del bueno, el malo hará lo que sea para salirse con la suya.

Nos parece que el malo va más de frente aunque no es verdad. Estamos más dispuestos a comprender las malas acciones que las buenas.

Miguel Schweiz dijo...

Raquel, un excelente artículo. Y puede ser que entre lo bueno y lo malo quizás no haya una barrera sino lineas degradadas.
Estupendo, besos

Gemmayla dijo...

Creo que una cosa es el barniz de la fascinación, que adorna al terror, que pueda cautivarnos de estos seres abominables en la gran pantalla y otra muy distinta soportarlos entre nosotros como seres de carne y hueso en la convivencia diaria. Creo que nadie en sus cabales y sano juicio desea tener un "malo malísimo&mala malísima" cerca. Son como la manzana podrida que pretende pochar a las manzanas sanas del cesto.
Creo, querida amiga Raquel, que estos ejemplares, cuanto más lejos de nuestras vidas mejor.

Muy féliz semana !!!

Anónimo dijo...

Creo que la atracción a la que nos referimos se circunscribe fundamentalmente a la ficción y quizás, también, a algunas zonas de esa frontera existente entre la vida real y dicha ficción.

Y aunque podría darse el caso de que se llegara a flirtear con la maldad, en mi opnión sólo debería ser hasta el momento en que tuviéramos conciencia y seguridad de su verdadera naturaleza.

En estos casos, yo siempre opté por ponerle la proa porque, desde ese mismo instante, dejó ya de interesarme por mucho misterio, encanto o ambigüedad que respire.

Ertilas

Raquel dijo...

Miguel, gracias :)

Un beso.


Gemmayla coincidimos totalmente; a éstos es mejor tenerlos cuanto más lejos, mejor.
Feliz semana!!


Haces bien, ertilas. Hay que ser caut@s.
Saludos :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...