Buscar este blog

3 de octubre de 2015

La Visita, M. Night Shyamalan



Las últimas producciones de Night Shyamalan no rindieron como se esperaba en taquilla. Tampoco la crítica fue benévola. Tras el éxito internacional de El sexto sentido la presión a su alrededor siempre ha sido creciente e implacable.  Aquel magistral giro final fue el listón con el que se han medido sus posteriores películas. Para cualquier director de cine conseguir la excelencia en todos los proyectos es algo imposible, aún así a Shyamalan nunca se le ha perdonado un traspiés. Varios traspiés, vale, pero nadie es perfecto.
Tengo que reconocer que sin haber visto toda su filmografía (me quedan un par de ellas por visionar), siempre me han gustado las películas de este director. El tráiler de La Visita me llamó la atención así que no dejé pasar la oportunidad de verla.
La película tiene como protagonistas a dos niños, dos hermanos, Becca y Tyler, que son enviados por su madre a la casa de sus abuelos en Pensilvania para pasar unos días en su compañía. Al principio todo parece normal pero muy pronto comienzan a percatarse de que el comportamiento de los entrañables ancianos esconde algo perturbador.



No se puede desvelar más, porque por supuesto hay giro final en esta película. Una película menor si la comparamos con los grandes éxitos de Shyamalan pero aún así una película que te mantiene en vilo de principio a fin. Sin grandes alardes, la historia es sencilla y directa. Quizás el adjetivo que más se acerca a la definición perfecta sería “anécdotica”, como esas leyendas urbanas que se cuentan alrededor de una hoguera en la noche de Halloween o una versión moderna de un cuento de los hermanos Grimm con su correspondiente moraleja. Eso sí, aliñado todo con grandes dosis de humor para hacerla más digerible. La verdad es que sin ser nada del otro mundo la he disfrutado. Es verdad que esperaba más miedo y miedo no hay mucho; pero se puede asegurar que no te dejará indiferente
Uno de los aciertos más destacables son los dos niños, Olivia Dejonge, a la que el director fichó nada más verla en un vídeo de presentación augurando que sería una gran estrella, y Ed Oxenbould, que consigue meterte en el bolsillo con su personaje carismático y payasete, y sin duda alguna el más sufridor de toda la película. Tampoco están mal los otros personajes, los “abus”, en especial Deanna Dunagan; una interpretación escalofriante de la dulce abuelita que prepara pasteles a los nietos y  juega con ellos al “corre que te pillo”.  
Otro de sus aciertos es que tiene un ritmo y una duración perfecta. Cuando termina te da la sensación de que ha pasado el tiempo en un suspiro. La historia avanza sin tropiezos ni tiempos muertos. La tensión de la trama es envolvente, y aunque quizás el final es algo previsible todo encaja. No es una película grande, pues se realizó con un presupuesto ajustado; así que si lo que buscas es una superproducción con mil giros de cámara, abuso de efectos especiales, escenas de acción y monstruos digitalizados, no lo hallarás aquí. Tampoco es una “pelí de miedo”. Es una película que respira humor negro, perversidad, ironía, desconcierto, con una pizquita de drama familiar y mucho de experimento. Parece que Shyamalan se divirtió concibiendo y haciendo la película, para la que tenía tres finales alternativos; uno humorístico, uno de terror puro, y otro, por el que se decidió al final, una mezcla de los dos.




A algunos les parecerá que ha tirado por el camino fácil, una película con piloto automático; otros opinarán que se trata de una tomadura de pelo; a otros les gustará este cóctel terror/comedia… Yo te recomiendo que la veas sin expectativas, con la mente receptiva a las sorpresas.

8 comentarios:

Ligia dijo...

Tiene buena pinta según la describes. Intentaré verla. Abrazos

Ana Bohemia dijo...

La abuelita da un mal rollo...
Hombre no es la mejor película del género, pero tiene un tono relajado que se agradece, con mas humor.
:D

Montse Martínez Ruiz dijo...

Pues sí que apetece verla, porque el cóctel humor-terror tiene su atractivo ¡me la apunto!
besitos.

Dezazu dijo...

He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
Un Saludo

amparo puig dijo...

Me encantaría verla. Me gustan las pelis de miedo sin sangre, sin monstruos, sin trampas digitales.

Carol Torrecilla García dijo...

Una reseña excelente, Raquel, como siempre, la cual me lleva directa a la búsqueda de la película.
Gracias por tus opiniones y también por tu buen criterio.
Por cierto: es un placer leerte.
Abrazos:
Carol

Nicole Sagan dijo...

Hola, Raquel:
Vuelvo a este post para comentarte que vi la peli anoche.
Creo que sin darme cuenta no te hice caso y sí tenía muchas expectativas, así que me frustré bastante con el largometraje. No es que no me gustase: me dejó algo perpleja, con la sensación de que, como tú bien dices, me habían tomado un poco el pelo. Lo que más me decepcionó fue ese "gran misterio tan horrible sobre la madre de los niños había cometido" (ese parecía el núcleo de la película, la verdadera trama, sobre la que se va alejando y acercando para centrarse en otros detalles que me desagradaron). Aun así, el giro final me gustó.
Sin embargo, no la borro. La tengo ahí, y supongo que la pasaré al disco duro externo. Me alegro de haberla descubierto, pero hay películas que me han gustado mucho más.
En definitiva, pienso que la culpa es mía por crear demasiadas expectativas, algo de lo que nos advertiste, y ya sabes lo que dicen: quien advierte no es traidor. ;)
Gracias por todo y un enorme abrazo.
Carol

Raquel dijo...

Hola Nicole, Carol ;)
Para mi esta es una película ni buena ni mala, para pasar el rato, pero su virtud es que es muy ágil, muy fresca, quizás no impacta tanto como otras películas de este director pero es simpática a pesar de esos "abuelitos tan majos". Ahora que lo dices hay cosas sin atar, pero lo de la madre yo lo interpreté como que era una rebelde en su juventud y se fugó con el novio o algo así, algo que justificara que no se hubiera visto con sus padres desde hacia tiempo pero no lo explican sino que lo dejan a la imaginación de uno.
Como película de terror es verdad que las hay mil veces mejores pero bueno, es una gamberrada con chispa, y eso tampoco está mal.
Gracias a ti y un beso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...