Buscar este blog

3 de junio de 2013

Extra Cine XLII



El vuelo

En “El vuelo (Flight)”, Whip Whitaker (Denzel Washington) es un experimentado piloto de avión que consigue realizar un milagroso aterrizaje forzoso salvando a casi todos los pasajeros de un vuelo. Después del accidente, Whip se convierte en un héroe, pero según se va desarrollando la investigación, van surgiendo muchas preguntas sobre lo que sucedió exactamente.

Leyendo la sinopsis no queda duda de que todo el peso de la trama recae sobre su actor principal,  un creíble y entregado Denzel Washington; lo mejor de la película junto con las impresionantes imágenes del aterrizaje.
En una palabra, El vuelo es Denzel Washington. Su interpretación consigue mantener el interés, aunque la lentitud del desarrollo de la cinta empeña su encomiable esfuerzo. Porque la principal pega que le encuentro a El vuelo es su duración, y sobre todo la  dispersión en la que cae tras su increíble arranque con las imágenes del avión cayendo en picado; a destacar unos efectos especiales muy logrados.
Los primeros minutos de la película prometen pero después va perdiendo fuelle lentamente hasta que el peso de todo su metraje cae, también en barrena, en sus agotados espectadores.
Aunque no puedo considerarla una mala película, en absoluto, me quedó una sensación extraña tras verla. Quizás no me llegó a tocar la fibra; y  sin dejarme del todo indiferente, tampoco consiguió engancharme, quizás por esa atmósfera gris y deprimente que respira la película, y porque conviene verla con un buen nivel de ánimo para que no te arrastre con ella. Aún así notable el trabajo de Denzel, en este crudo retrato sobre las adicciones y su capacidad para anularnos como personas. Recomendada. 5,7



 
Un lugar donde refugiarse

En “Un lugar donde refugiarse”, Katie Feldman llega a una pequeña localidad costera llamada Southport, en Carolina del Norte, con la intención de rehacer su vida de una manera tranquila. Alquila una vieja cabaña y consigue un trabajo como camarera en el café local, cuenta con la esperanza de pasar desapercibida. Pero a pesar del casi impenetrable muro emocional que ha creado para protegerse, se siente atraída por el cariño y la consideración genuinos de esta pequeña y unida comunidad, especialmente del dueño del supermercado, Alex, que es viudo, y sus dos hijos pequeños. Katie empieza a confiar de nuevo en los demás. Alex y su pequeña prole le enseñan a vivir de nuevo las alegrías del amor. Pero las cosas no son tan sencillas como parecen y su felicidad reciente se ve amenazada por los secretos que le siguen atormentando.

No es la primera adaptación cinematográfica de una novela de Nicholas Spark que veo, así que puedo decir que estoy curtida en este tipo de narraciones, que suelen tener un mismo denominador común, una historia de amor.
Suelen estar plagadas de mucho romanticismo de bolsillo. Como por ejemplo: paseos en barca o en bicicleta por idílicos parajes; excursiones a la playa en días nublados; improvisadas cenas donde él, un recurso que siempre nos gustará a nosotras, cocinará descalzo una receta aprendida de su abuela; culminando con la indispensable y siempre apasionada escena de amor bajo la lluvia, o en su defecto ante una chimenea encendida.
Hacía la mitad aparecerá el elemento desestabilizador, y obligatorio, con la incursión del tercer miembro del triángulo; es decir, la ex pareja de ella con pasado turbio, que ha estado rastreándola por medio país hasta encontrarla. Lo que propiciará otra de las escenas indispensables made in Nicholas Spark, en la que uno de los miembros del triángulo, no importará cual, se encontrará en serio peligro de palmar.
Acompañando a los protagonistas un surtido gracioso o insípido de secundarios; a saber: niña sabelotodo, viejo sabio, vecina amiga y mentora, etc; que hacen bulto sin entorpecer o interferir en la trama principal.
En todas las adaptaciones  de sus novelas que se han llevado a la pantalla grande, o al menos en las que yo he visto, se repiten estos elementos y casi todas siguen el mismo patrón sin desviarse un poco, y sin introducir nuevos elementos que aporten novedad al conjunto.
En esta ocasión la historia que cuenta es nuevamente previsible y poco original. Con un desarrollo muy flojo y un resultado poco entretenido. Parece hecha con el piloto automático, y para contentar a un público poco exigente. 4
 


Jack Reacher                

En “Jack Reacher”, un pistolero acaba con la vida de cinco hombres y todas las pruebas apuntan a un sospechoso preso. Durante el interrogatorio, éste muestra una nota: «¡Buscad a Jack Reacher!» Comienza entonces una increíble persecución en busca de la verdad, enfrentando a Jack Reacher a un inesperado enemigo cuya destreza es la violencia y que tiene un secreto que mantener.

Jack Reacher es un tipo de acción. Jack Reacher es infalible, está entrenado y tiene una misión.  Jack Reacher no es un héroe. Jack Reacher no malgastará palabras en vano. Jack Reacher es casi cincuentón pero sin despeinarse es capaz de tumbar a cinco veinteañeros más rápidos y en forma que él.
Jack Reacher es  un personaje creado para fascinar. Un tipo duro, al margen de la ley. Un superhombre esquematizado para convertirse en ídolo de masas. Resuelto y astuto, hermanastro perdido de Chuck Norris, en una violenta cruzada contra mafiosos sanguinarios. Pero este falso héroe tiene un tono impostado y artificial, algo forzado, que le resta autenticidad. El personaje, interpretado por Tom Cruise, más que curtido en este tipo de papeles, roza la parodia. Ningún rasgo de su personalidad es original. Al igual que el sobado argumento de este thriller sobre un asesino en serie.
Durante una serie interminable de minutos la acción se encadenará sin tregua, sin dejar lugar al aburrimiento aunque sí al cansancio. Incontables luchas cuerpo a cuerpo, mucha sangre y mamporros, persecuciones y algunos chispazos de interés pero demasiado tenues para trascender entre la morralla de su entramado.
Sólo para amantes del género negro. 5



Los Croods

“Los Croods” es una comedia prehistórica de aventuras que sigue a la que fue la primera familia del mundo mientras se embarcan en el viaje de su vida, cuando la cueva que siempre los ha protegido del peligro se destruye. Viajando por unos paisajes espectaculares, los Croods descubren un increíble nuevo mundo repleto de criaturas fantásticas y su forma de ver la vida cambiará para siempre.
Simpática y entretenida aventura repleta de color para los más peques, sobre una familia de cavernícolas que, gracias al extremado celo del cabeza de familia,  y a su negativa a que su prole se exponga a los peligros que acechan su cueva, incluyendo cualquier inofensivo contacto con el exterior, ha conseguido sobrevivir a sus demás congéneres y ser la  última familia Cromañón de la historia.  Pero una circunstancia inesperada obligará a los Croods a enfrentarse a su mayor miedo, mientras aprenden valiosas enseñanzas sobre la necesidad de adaptarse al mundo cambiante, y también amenazante, que se despliega a su alrededor.
La simpática familia, compuesta por seis miembros a cada cual más carismático, emprenderá un viaje en el que un séptimo y aventurero miembro se les unirá, propiciando a papá cromañón un nuevo dolor de cabeza.
Aunque la película posee un tono muy infantil, el entretenimiento también está garantizado para los más mayores por sus mensajes positivos, su luminosidad y su dinamismo; una cinta repleta de humor blando e inofensivo. Para disfrutar con la familia. 5
 
 

3 comentarios:

இலை Bohemia இலை dijo...

Me falta por ver la de animación, pero la de Denzel me gustó, tienes sus partes más lentas, pero lo que es la historia me atrapó. La de Tom Cruise para mí es una más de acción sin mucho que destacar. Y la romantica me pareció pastelosa a más no poder, que te arregla una tarde de aburrimiento pero poco más...todavía me estoy preguntando como la prota logro meter en su pequeña mochila la mayor colección de pantalones cortos de la historia del cine????

Salu2

Raquel dijo...

:)) Pues no había caído en lo de los pantalones cortos, pero ahora que lo dices XD
Denzel es muy buen actor y sólopor eso la peli se libra de ser un muermo, porque si que es lenta en algunos tramos.

Un saludo Bohemia, gracias por la visita :)

Carol Torrecilla García dijo...

Solo he visto la romántica y creo que tienes razón exceptuando a El diario de Noah. Para escribir esa novela, que no me gusta nada, dicho sea de paso, se basó en la historia de la familia de su esposa, y creo que la trama es muy tierna. La peli me encanta y creo que es una de las mejores de amor de la historia del cine. Por el amor de Dios, ¿quién está en un asilo voluntariamente haciendo compañía a su mujer leyéndole una y otra vez el mismo libro para que su mente se atrofie menos? ¡Es precioso!
Besos, Raque.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...