Buscar este blog

5 de abril de 2013

Extra Cine XXXIX




El lado bueno de las cosas

En “El lado bueno de las cosas (Silver linings playbook)”, el profesor Pat Solitano (Bradley Cooper) vuelve a casa con sus padres después de una estancia en una institución mental, e intenta reconciliarse con su ex mujer. Las cosas se vuelven más desafiantes cuando Pat conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica con sus propios problemas.

Nada menos que ocho nominaciones a los Oscar se ha llevado (llevó) la película de David O. Russell. Por todos lados oía hablar de ella, poniéndola por las nubes, recalcando sus innumerables virtudes, subrayando los premios que ha obtenido y los que aspira obtener (y obtuvo), y haciendo notar lo insuperable de su reparto. Además tan efusivas opiniones hacían hincapié en que, a pesar de tratarse de una comedia romántica,  la cinta de  David O. Russell huía del glaseado típico de  este denostado género.
La he visto, y con todo tengo que decir que me ha parecido un poquitín sobrevalorada. Vale, seguro que estaréis pensando que soy una quisquillosa; la historia es buena, las actuaciones también, la banda sonora la pone un gran compositor como Danny Elfman, recibió el premio más importante, el que otorga el público, en el Festival de Toronto; su actriz principal se llevó un Globo de Oro (y un Oscar), y ha tenido una excelente aceptación en taquilla, pero, para mi, no ha sido para tanto.
Puede que los personajes se salgan de lo común pero la historia en si no mucho. Lo que destaca positivamente son los personajes carismáticos que interpretan Bradley Cooper y Jennifer Lawrence, y el buen hacer de los veteranos Rober de Niro y Jackie Weaver, además de su atmósfera disparatada y sus pinceladas de humor, pero en la parte negativa está su excesiva duración y que, siendo trasgresora en su forma, su fondo tira más a lo convencional.

Una película resultona. 6,7


Las sesiones

Basada en los escritos autobiográficos del periodista y poeta Mark O’Brien, “Las sesiones” cuenta la historia de un hombre confinado en un pulmón artificial que decide, a los 38 años de edad, perder su virginidad con la ayuda de una terapeuta y el asesoramiento de su sacerdote.

Si hay un adjetivo que puede describir lo que es esta película ese es honestidad. Honestidad en su desarrollo y en su planteamiento. La historia que narra “Las Sesiones” no se va por las ramas,  ni malgasta metraje en tramas paralelas que nos puedan desviar del anhelo de su protagonista, enfermo y postrado de por vida, pero con una sensibilidad a flor de piel. Inevitable es la comparación con “Intocable”,  ya que las dos cintas tratan sobre lo mismo, aunque sus diferencias son grandes. “Las Sesiones” opta por la naturalidad, nada se ve forzado ni increíble. Como decía al principio es honesta cien por cien. Quizás sencilla pero profunda, aunque realmente no regala nada más allá del conflicto principal. Los dos actores, John Hawkes y Helen Hunt, tenían una difícil papeleta y la resuelven con nota. John Hawkes impecable en un rol complicado; su cuerpo doblado y su rostro expresan casi tanto como los inteligentes diálogos que protagoniza, y Helen sublime en la piel, -ha de desnudarse literalmente- de la terapeuta sexual que termina sintiendo un afecto más especial por su paciente.
Una película de emociones, ni redonda ni perfecta pero si bastante recomendable. 7




La vida de Pi

En “La vida de Pi” conoceremos a Pi Patel, un muchacho cuyo padre es el dueño del zoológico de la ciudad de la India en la que viven. Su familia decide marcharse a Canadá, pero una tormenta hace naufragar el barco en el que viajan. Pi consigue salvarse gracias a una barcaza en la que también hay otro “pasajero”, un tigre de Bengala al que el joven intentará domar para poder sobrevivir.

La vida de Pi no se llevó el Oscar a mejor película –tenía una dura competencia- pero su director, Ang Lee, consiguió llevarse la dorada estatuilla como mejor director. Aunque en su conjunto no pueda decirse que sea una película redonda, lo mejor de ella está en la parte visual, realmente espectacular, con unos efectos especiales muy logrados y luminosos. A mí personalmente me gustó mucho. Me pareció una fabula preciosa con mensaje, que te hace pensar y no te deja indiferente, y sobre todo me resultó una experiencia muy entretenida, a pesar de que el 90 % de la historia se desarrolla sobre un bote en medio del mar. No tenía mucha fe en lo que iba a ver y quizás por eso me sorprendió muy gratamente. Aunque sólo sea por lo fascinante que resulta visualmente, la recomiendo. 7


Los Miserables

“Los miserables” es la nueva película de Tom Hooper, el oscarizado director de “El discurso del rey”. El filme transcurre en la Francia del siglo XIX. Hugh Jackman protagoniza la adaptación de este musical que a su vez se basa en la obra de Victor Hugo. Jackman encarna a Jean Valjean, un individuo que es enviado a prisión tras robar un trozo de pan con el que pretendía alimentar a sus sobrinos y a su hermana viuda. Russell Crowe da vida a Javert, el hombre que le hará la vida imposible, mientras que Anne Hathaway se pone en la piel de Fantine, una mujer que sufre no pocos infortunios a lo largo de su vida.

Tenía muchas expectativas puestas en este musical, pero esas expectativas se desintegraron  a medida que avanzaban los primeros minutos de película, y claro, cuanto más minutos pasaban de peor humor me ponía, ¡quién me mandaría a mí! Aún faltaban casi dos horas y ya estaba subiéndome por las paredes, pero la ilusa esperanza de que pudiera mejorar me hizo aguantar, por si acaso... Nunca se me han hecho más interminables dos horas. En serio. La película se me hizo pesadísima, larguísima, insoportable en algunos tramos, una tortura cantada. Ya sé que estuvo nominada a un montón de Oscar, incluyendo una nominación a Mejor Película, pero no consiguió emocionarme, ni engancharme. Lo único que puedo destacar positivamente es a Anne Hathaway y su intervención, realmente emocionante y de nivel, y por supuesto a Hugh Jackman, admirable el trabajo que ha hecho, se nota que ha puesto el alma en este papel. Pero de resto… no sé si me pilló en un momento malo, o que me he dado cuenta de que me agotan un poco los musicales si son tan interminables, de hecho creo que la duración máxima, y soportable, de un musical deberían ser los noventa minutos y no más. Uf. Pero no puedo decir que haya disfrutado de su visionado. 4




4 comentarios:

Ligia dijo...

A mí me gustó Los Miserables, aunque reconozco que también la encontré un poco pesada... Me encantan los musicales, pero TODA la película cantada, me parece una pasada...
No sé si yo estoy influenciada por la obra en sí que la había visto por televisión y me había impresionada hace tiempo...
La de Pi estoy por verla un día de éstos.
Abrazos

Natalia Ortiz dijo...

Me apetece bastante esta entrada referente a varias películas con argumentos bastante diferentes entre sí.

En el caso de El lado bueno de las cosas, creo que comparto mucho de lo que dices, ya que creo que es más cuestión de los actores y del atractivo que causen por su carisma, su veteranía o lo que fuere... que por la originalidad del tema. La actuación no digo que sea mala. Es buena, sí, pero en estos últimos años está habiendo muchas películas que hablan de estos temas, y no lo veo como algo novedoso o sorprendente.
Las sesiones no la he visto, pero Intocable me encantó y es posible que esta película me gustara.
La vida de Pi como bien nos dices, lo mejor de ella está en la parte visual sin lugar a duda. A mí me llamó la atención con los efectos y la historia, pero hay cosas como por ejemplo, que el tigre no se comiera al chico mientas dormía, entre otras, que no tienen explicación. Y lo de que se desarrolle en un bote casi toda la película, a ratos pueden llegar a cansar.
Los miserables en líneas generales me gustó, pero es cierto que llegó un momento en el que decía "Dios mío, ¿esto no se acaba ya?". Demasiados minutos musicales, no sé. No me lo esperaba y me faltaba algo de diálogo. Me quedo con las actuaciones de Hugh Jackman y Anne Hathaway. Muy buenas. El resto no es que estuvieran mal para mi gusto, pero tenían bastante menos peso en la película, sobre todo si pensamos en Hugh Jackman, que es quien sale en prácticamente toda la película.
Un abrazo :)

Carol Torrecilla García dijo...

Hola Raquel:
Opino más o menos lo que tú respecto a la primera peli que has comentado. La verdad que me ralló un poco, aunque también hubo algo que me gustaba de los personajes.
Lo malo es que la interpretación de la protagonista no me pareció muy buena. No me creía lo que ella trataba de interpretar. Me sorprendí cuando le dieron el Globo de Oro.
En cuanto a La Vida de Pi y Los Miserables tengo muchas ganas de verlas. Todavía no han caído en mis manos. =)

Raquel dijo...

A mi me resultó muy cargante, creo que porque es toda cantada sin diálogos en dos horas y media largas que dura y se hace un poco pesada. Los musicales suelen gustarme pero este no me conquistó.
Un abrazo.


Hola Natalia.
El lado bueno de las cosas sin ser mala, para nada, tampoco me pareció para tirar cohetes, si reconozco que los actores están bien y tiene química pero no sé, otras películas me han gustado más.
La vida de Pi tiene muchos flecos, pero como está contada a modo de fábula creo por eso se explica un poco tantas cosas inverosímiles.
Los miserables se me hizo eterna, la verdad; esperaba más y me terminó desesperando.
Un abrazo grande Natalia :)


Pues coincido, lo que más me gustó fue la personalidad de los protagonistas, diferente, excéntrica, pero yo tampoco me creí mucho la interpretación de la actriz, tampoco estoy de acuerdo en ese Globo de Oro y mucho menos con el Oscar, un poco sobrevalorada.
Un abrazo Carol, un gusto verte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...