Buscar este blog

29 de septiembre de 2012

Ojala que llueva...

y llovió.

Y la lluvia cayó del cielo para barrer lo malo, como una señal de que nada permanece, de que los días se acortan y  las estaciones pasan, de que todo es un ciclo que gira y gira. De un plumazo el verano ya sólo es recuerdo.
A algunas personas la lluvia les trae tristes recuerdos. Cuando el techo del cielo se cubre de nubes, negras nubes, nubes retadoras que amenazan la tierra, el corazón se encoge y la respiración se corta. Hay algo en la atmósfera, algo invisible, que te hace sentir muy pequeño, expuesto, vulnerable. Para algunas personas lo que  trae la lluvia es doloroso. Parece que la lluvia es el triste mensajero de la melancolía. Un mensajero húmedo, reumático, inconsolable. Pero la lluvia no es triste.
Hoy la lluvia no es triste. Hoy trae un buen presagio.
Tras la lluvia viene un cielo claro, resplandeciente, como recién estrenado. Hoy la lluvia,  programada siempre en blanco y negro, ha dejado paso a los colores más brillantes, y se respira con más libertad, más profundamente. El aire es distinto, más fresco.
Ojala que llueva… Y el cielo me concedió esta tregua después del infierno. Que llueva, tanto, tanto, tanto que tengamos que poner el cubo para la gotera.
Ojala que llueva para que todo lo reseco se ablande, y que se lleve flotando lo feo, lo sucio, lo malo...

3 comentarios:

Ligia dijo...

Ya hacía falta... Y espero que sigan las lluvias sencillas... Abrazos

Ana dijo...

A mí no me importa que sea un triste mensajero de la melancolía, no me importa que venga programada en blanco o en negro, ni en gris, no me importa que traiga el frío o que arrastre lo malo... Me gusta su cualidad porque limpia, porque refresca, porque despierta sensaciones que también son bellas, porque después, cuando la tierra huele a mojado, cuando los charcos proyectan la débil luz del sol y las nubes pasan, todo es nuevo y mejor...
Ojala que siga lloviendo un poco más que el cubo de las goteras no se ha llenado todavía.
Un beso Raque, ¡y lluvia para ti!
;)

Raquel dijo...

Este año ha sido muy seco. Esperemos que siga lloviendo, moderadamente claro.
Un beso Ligia.


A mi tampoco me importa. Me gusta la lluvia de vez en cuando, me gusta el olor de la tierra y del cielo y me gusta la sensación de frescura que deja.
Que llueva, aunque sea un poquito más.
Besos sister :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...