Buscar este blog

10 de septiembre de 2012




El lago Mono se formó debido a una enorme erupción volcánica hace al menos 760.000 años atrás.  Situado sobre las montañas Mammoth, al este de California,  se acomoda este enorme depresión en un valle considerado la mayor caldera del Planeta.



El lago se encuentra al norte de los cráteres de Mono-Inyo, una serie de pequeños volcanes, curiosamente situados en línea recta. Aunque paulatinamente ha ido menguado, hubo otra época que sus aguas cubrían gran parte de Nevada y Utah, por lo que es considerado uno de los lagos más antiguos de los Estados Unidos.



Su más reciente erupción ocurrió hace 350 años,  producida por el cráter Panum, perteneciente al selecto grupo de Mono-Inyo.



Alimentado por el río Owens, esta cuenca hidrográfica sin salida al mar una vez fue un ecosistema sano, pero desde que en 1941 se decidió desviar las aguas para proporcionar recursos a las crecientes áreas de los Angeles, se ha convertido en un lago que parece de otro planeta. La salinidad comenzó a aumentar a niveles vertiginosos,  llegando a 280 millones de toneladas de sales disueltas.



En la actualidad la única vida posible entre estas aguas es un plancton de alga microscópica que le sirve de comida a la estrella del lago, el famoso Camarón de Salmuera, un pequeño crustáceo que no se encuentra en ningún otro lugar de la Tierra. No tiene ningún valor alimenticio para el ser humano, pero si,  para las aves de la zona.




Alcalino y hipersalino este asombroso lago de las montañas Mammoth proyecta a cualquier visitante a un submundo que parece no pertenecer al ecosistema de nuestro planeta, quedando en el recuerdo, toda la increíble belleza del Asombroso  Lago Mono.





Fuentes: El baúl de Josete, Tejiendo el mundo.
Fotos: Google.

3 comentarios:

Ana dijo...

¡Que mono el Lago Mono!, jaja, que original soy, ¿eh?, pero es que me lo has puesto a huevo.
Hermosas fotos, talmente producto de un mundo de fantasía. Que curioso es este mundo nuestro, ¿eh?
;)

Raquel dijo...

:)) Mono, muy mono el lago Mono, ¿a qué parece un paisaje de otro planeta?
Ya sabía yo que te iba a gustar :P

Carol Torrecilla García dijo...

Parecen paisajes de otro planeta, es cierto, por la virginidad y la belleza. Aún no creemos que nos quede nada nuevo por ver, y hay mucho, y no lo cuidamos.
¡Qué bonito, Raque, gracias por compartirlo!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...