Buscar este blog

4 de agosto de 2010

Toy story 3


Título original: Toy Story 3
Director: Lee Unkrich
Guión: Michael Arndt
Música: Randy Newman
Fotografía: Animation
Reparto: Animation
Año: 2010
Duración: 103 min.
País: EEUU
Productora: Pixar Animation Studios / Walt Disney Pictures
Género: Animación.







Todo empezó hace quince años. Por aquel entonces Pixar Animation creó Toy Story, la primera película animada realizada por ordenador. Fue un 22 de noviembre de 1995 cuando se estrenó en EEUU, y se convirtió en un éxito inmediato; fue una de las películas más vistas del año y recibió un Oscar especial para su director, John Lasseter, además de otras tres nominaciones. La segunda parte llegó en 1999; fue la primera película creada, masterizada y exhibida completamente en forma digital y la primera secuela animada cuya recaudación superó la del original, unos 485 millones de dólares.
Con estos antecedentes era de esperar que la tercera parte siguiera la estela de éxito.


Para mi lo más sorprendente de Toy story 3 es lo humanos que son estos juguetes de animación, el carisma y el alma que reflejan en cada escena. Toy Story 3 cierra una saga de películas difíciles de superar.
En Toy story 3 vas a encontrar amor, amistad, emoción, aventura, terror, nostalgia, ternura, y unas cuantas lágrimas, las que sin duda se te escaparán de los ojos en un momento muy puntual de la película; al menos yo no pude contenerme.


En esta nueva parte unos juguetes desaparecen y a su vez aparecen otros, concretamente diecisiete nuevos juguetes, entre los que se incluyen Ken, el novio de Barbie; Lotso, un oso de peluche rosa que huele a fresas; Big Baby, un bebé de plástico, y Buttercup, un unicornio de suave felpa.


Crecemos. Es ley de vida. Pero nunca dejamos de jugar, sólo cambiamos nuestros juguetes por otros. Este proceso es natural. Y muchas veces ni nos damos cuenta. Un día ya somos adultos y no sabemos cuando ha pasado, ni cuando decidimos guardar en el desván (en el mejor de los casos) aquellos juguetes que tan buenos ratos nos hacían pasar.
Por eso el tono de la película es más oscuro que el de sus predecesoras. Hablar de cambios suele traer esas sombras de melancolía y tristeza a nuestra vida. No porque cambiar sea malo, sino por lo que significa. Cambiar es dejar cosas atrás, aceptar que podemos vivir sin algo que nos hacía felices. Dejar cosas para hacer espacio a las nuevas, a las que han de llegar.


Andy se marcha a la universidad y tiene que decidir qué hacer con sus juguetes, si guardarlos en una caja en el desván, donarlos a la guardería Sunnyside o tirarlos a la basura. Es una decisión difícil. Hace mucho tiempo que no juega con sus juguetes, a pesar de los esfuerzos que hacen éstos para llamar su atención, pero son sus juguetes y les tiene cariño. Debido a un malentendido parte de los juguetes acaban en una bolsa de basura, convencidos de que su dueño se ha desecho de ellos. Woody ha sido el único que se ha “salvado”. Andy ha decidido llevárselo a la universidad como recuerdo. El único que se ha percatado de la equivocación es el propio Woody, que decide rescatar a sus amigos. Esta nueva peripecia hará que accidentalmente acaben todos en una caja rumbo a la guardería Sunnyside.


Creyéndose abandonados, todos los juguetes, Buzz, Rex, el señor y la señora Potato, Jessie, el cerdito Hamm, los marcianitos y los demás aceptan quedarse en Sunnyside. Sólo Woody quiere regresar a su hogar, junto a Andy.
En su ya nuevo hogar conocen a Lotso, un oso rosa de nariz morada que huele a fresa, el anfitrión de Sunnyside, cordial y amable, que les muestra las instalaciones y a todos los juguetes que “viven” allí, y que además les asignará la sala de juegos en la que vivirán de ahora en adelante. Muy pronto, antes de lo que imaginan, los viejos juguetes descubrirán la verdadera cara de Lotso y tendrán que vérselas con los niños de la sala “oruga”.
A partir de ahí los juguetes vivirán una auténtica odisea para escapar y regresar a su verdadero y único hogar.


Toy story 3 es una aventura maravillosa, que como todas las grandes películas termina con un viaje. Un viaje que no es necesariamente físico. Un viaje como transición, y transformación. Ese es el verdadero viaje de Andy, su destino. Y en medio hay otro viaje, una huída. Una huída en la que nos sentiremos muy cerca de Woody, de Buzz, del señor Potato, tan genial como siempre; y en la que sentiremos con ellos la misma angustia de no ser descubiertos por un mono al que no se le escapa una.


Podría resultar increíble, ya que pocas trilogías son capaces de aguantar un nivel aceptable de calidad, pero Toy story lo consigue. La historia es un acierto, conjuga de maravilla acción y emoción, y no pierde interés en ningún momento. Vivimos y sentimos a través de los ojos de esos “dibus”, que son más que eso. Porque, igual que cuando éramos pequeños, cuando las películas obraban esa magia en nosotros, nos hemos metido dentro de la película, sumergidos completamente, y respiramos y contenemos el aliento con los personajes.


Eso es lo más maravilloso que te puede pasar en un cine; estar allí, física y emocionalmente. Por eso cuando se acerca el final es imposible aguantar la emoción. Es un final agridulce, pero tierno. Destaco el personaje de Lotso, me gustan los atormentados, y este personaje lo es. No perdona, ni olvida. Su compañero Big Baby es inquietante, y terrorífico. Ken es genial, y su armario lo mejor de su “casa de ensueño”. Su rollito con Barbie es muy divertido. La mafia de la guardería también tiene su gracia. El mono, con sus ojos rojos como de haberse inyectado café en vena, es siniestro pero por eso mismo no te deja indiferente. Todos los personajes tienen su momento, como el lapso flamenco de Buzz o el de Mr. Potato algo más estilizado de lo habitual. Te emocionarás, y también habrá momentos para reír. Tengo más razones para recomendarte Toy story 3, pero es mejor que los descubras por ti mismo. Ve a verla, te aseguro que no te defraudará.


Desde el 21 de julio, fecha de su estreno en España, unas 865.000 personas han disfrutado de la película. Esto se traduce en una recaudación en torno a los 6,331 millones de euros. Teniendo en cuenta solo los datos del fin de semana pasado, la recaudación es de 4,359 millones de euros, lo que supone un 46% del total del mercado español.
Según Disney, esta apertura es la tercera mejor de una película de Disney/Pixar, solo por debajo de UP y de Buscando a Nemo. En Estados Unidos la película acumula ya 379,529 millones de dólares. Además, desde su estreno la película ha generado ventas tres millones y medio de dólares en productos.


10 comentarios:

Ligia dijo...

Esta mañana precisamente me la recomendaron, y con todo lo que has dicho sobre la película, VOY YA a verla. Las dos primeras me encantaron y creo que son tanto para chicos como para grandes. Abrazos

Raquel dijo...

Estoy segura de que te gustará. A mi me encantó, es una de las pelis mas bonitas del año. Es verdad que este tipo de cine no tiene edad; lo puede disfrutar tanto un niño como su padre.
Un abrazo.

Angel dijo...

Pues me gustaría verla, porque las dos primeras partes eran buenísimas.
Me has dejado con las ansias de verla. Por ahora he visto los trailers y son desternillantes.

Un abrazo!!

Ana dijo...

Me encantó verla, disfruté como un niño o mas. Creo que supera con mucho a sus predecesoras. Es tierna, divertida, emocionante, incluso lloré con algunas escenas. Me gustaron todos lo muñecos nuevos, pero ese peluche rosa, ayy, aunque sea el ruín de la peli, pero tiene su encanto con su bastón y su nariz morada.
Buena recomendación y buena critica.
Un besito
:D

Prometeo dijo...

Me cojo la recomendacion para este fin de semana, alegria y felicidad en unos personajes que son ya casi como amigos nuestros. UN abrazo.

Miguel Schweiz dijo...

Cierto, pues a disfrutarla ya que no son muchas las satisfacciones que nos ofrece últimamente el cine.

Raquel, puse en Amanecer el enlace de Grullas por la Paz, espero que te parezca bien. Si no me avisas ¿Vale?

Abrazos

Raquel dijo...

Hay momentos muy divertidos, pero también tiernos, aunque lo que mas abunda es la acción. Ve a verla, que seguro que te gusta y sales encnatado del cine.
Besos.


Sí, es que el bastón le da el toque, a mi también me gustó ese oso rosa, así que ya sabes que regalarme :)
Estoy contigo que supera a sus predecesoras.
Besos.


Pues ya me contarás que te pareció. Estoy convencida de que te gustará.
Un abrazo.


Sí, la verdad que ultimamente no hay pelis que valgan la pena en la cartelera. La cosa esta floja.
Pues claro que me parece bien, Miguel.
Un abrazo :)

peibol dijo...

Ya leíste lo q escribí en mi blog, así que no quisiera repetirme. Sólo diré una cosa:

Es una de las mejores películas que he visto en años. Imprescindible

Anónimo dijo...

A mi me sorprendió el osito que olía a fresaaa!!! mira que al final era un poco malucho él....
La peli me encantó!!!
MUAKS!!!!

இலை Bohemia இலை dijo...

Deliciosa película!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...