Buscar este blog

25 de agosto de 2010


El hombre, desde el Neolítico, fue recolector de todo tipo de frutos y verduras, que desde entonces no han faltado en su dieta. Ya la Biblia en su antiguo testamento indica a los hebreos que debían tomar por la Pascua siete hierbas amargas, una de ellas es el perejil mojado en agua con sal, el perejil significa la amargura y la sal las lágrimas vertidas en su salida de Egipto.
Hoy en día asimilamos las ensaladas a unos cuantos productos de la huerta como la lechuga, el tomate, el pepino, la cebolla y el pimiento; aunque podemos poner a nuestro gusto todo tipo de productos de salazón, pescados, mariscos, patatas y todo lo que nuestra imaginación nos permita. (fuente:Recetasok)

Lechuga

Alejandro Magno probó la lechuga en Egipto, y le gustó tanto que mandó que se cultivara en Grecia.
Antes, ya se consumía en Persia (600 a. C.), pero fueron los Adrià romanos de la época quienes le sacaron todo su rendimiento gastronómico.
Aprendieron a conservarla en salmuera, para consumirla todo el año, e incluso idearon una especie de ensalada bebible que se vendía durante el verano.
Se trata de uno de los alimentos más indicados para combatir la acidez en la sangre.




Zanahoria

El característico color naranja de las zanahorias fue el resultado de “un cruce patriótico” que se realizó en Holanda en el siglo XVI. Los holandeses eran los principales productores europeos de zanahorias en ese tiempo e impusieron sus semillas patrióticas. Para ello utilizaron el color emblema de la Casa Real Holandesa de Orange. Las primeras zanahorias, de las que se tiene constancia y documentadas, que comió un ser humano (Afganistán, año 3.000 a. C) eran púrpuras por fuera y amarillas por dentro.
En la antigua Grecia y Roma, la zanahoria se cultivaba con fines medicinales: se consideraba un potente afrodisíaco. Los comerciantes árabes extendieron las semillas. Se diversificaron los tonos: se vendían zanahorias púrpuras, blancas, amarillas, verdes e incluso negras. Después llegaron las de color naranja gracias a los holandeses.

Tomate

Cuando los conquistadores españoles llegaron a tierras americanas, prestaron atención a los productos alimenticios cultivados por los indígenas. Los aborígenes comían mucho fruto de tomate. Lo llevaron a Europa, pero no fue aceptado inmediatamente en las mesas europeas. En Francia todavía en el siglo XVIII se utilizaba como planta decorativa en jardines. En Alemania se comenzó su cultivo después de 1870. Se suponía que sus frutos eran venenosos, que podían producir vómitos y diarreas. Esta creencia se basa en la presencia de la solanina en el tomate verde, que es tóxico por eso el tomate debe consumirse maduro.
Tras su llegada a Europa, en 1544, el herbolario Matthioli escribía que en Italia se comía como las setas: fritos con sal y pimienta.
El tomate fue clasificado en la misma familia de plantas de tan mala fama como la mortal belladona. Las hojas y tallos (no el fruto) del tomate contienen alcaloides, un químico tóxico para los humanos.
En el s. XVII, aunque no era un alimento común, la gente empezó a llamar al tomate la "manzana del amor", lo que le ganó su reputación de afrodisíaco (se comía para estimular el deseo sexual).
El licopeno del tomate, una sustancia que también se encuentra en las sandías, las zanahorias, los albaricoques y los pomelos, es un potentísimo antioxidante que pertenece a la familia de los carotenoides y que tiene propiedades muy beneficiosas para nuestra salud.

Cebolla

La cebolla es uno de los vegetales comestibles más antiguos, tiene una historia de 3.500 años. Sus orígenes no son muy claros; su tierra de origen parece ser el Asia menor y el Mediterráneo.
Era una de las comidas preferidas por los egipcios que, la adoraban como divinidad y, junto al ajo, constituía la única fuente de sustentación para los esclavos ocupados en la construcción de las Pirámides.
Los Griegos y Romanos la usaban para curar la tos, el resfriado y el mal de garganta y, junto con un poco de sal, era un desayuno habitual además de ser usada en innumerables platos.

¿Por qué lloramos cuando cortamos cebollas?
Dentro de las células de la cebolla existen compuestos que contienen azufre. Cuando la cortamos se rompen las células y estos compuestos sufren una reacción química que los transforma en moléculas sulfuradas más volátiles, que son liberadas al aire.
Estos compuestos sulfurados reaccionan con la humedad de tus ojos generando ácido sulfúrico, que produce una sensación de quemazón. Las terminaciones nerviosas en los ojos son muy sensibles y detectan esta irritación. Entonces el cerebro reacciona diciéndole a los conductos lacrimales de tus ojos que produzcan más agua, es decir lágrimas, para diluir el ácido y proteger así los ojos.

Algunos trucos para cortar la cebolla de forma menos problemática:

- Corta la cebolla bajo agua fría. Los compuestos volátiles sulfurados se liberarán pero reaccionarán con el agua en lugar de alcanzar tus ojos.

- Congela la cebolla durante unos 10 minutos antes de cortarla. Así la temperatura fría de la cebolla ralentizará la reacción que da lugar a esos compuestos sulfurados volátiles. (fuente: Silvia Martínez)

Otras curiosidades

Una manzana, patata o cebolla tienen el mismo sabor si te las comes con la nariz taponada

Las ensaladas del Mc Donald's contienen hasta un 60% mas grasa que las mismas hamburguesas.

La ensalada Waldorf es una de las ensaladas más famosas del mundo, y no falta en el menú de ningún restaurante del mundo. Fue creada en 1896, en el hotel Waldorf-Astoria de Nueva york por Oscar Tschirsky, maitre del hotel en esos tiempos.

American Airlines ahorró 40.000 dólares en 1987 eliminando una aceituna de cada ensalada que sirvió en primera clase.


7 comentarios:

Ligia dijo...

Muy interesante lo que cuentas sobre las ensaladas. Estos días de calor suelo hacer muchas aunque en realidad solo pongo tomates, canónigos (en vez de lechuga) y trocitos de queso blanco. Besos

Ana dijo...

Curiosa entrada y muy entretenida. No tenía ni idea de que la zanahoria no ha sido siempre naranja, o que el tomate era considerado peligroso al punto de compararla con la belladona, o eso del ácido sulfurico de la cebolla...
Las ensaladas me gustan pero me dejan tibia, al rato tengo hambre, además la lechuga me sienta fatal, no sé porque. De todas formas necesito comer mas ensaladas.
Besos
;)

Anónimo dijo...

Como Ana tampoco tenía yo ni idea de que la zanahoria no trajera su color de serie ¡que los holandeses la tunearon!

A mí en realidad me gusta desde hace sólo unos años, por tanto, lo que me habré perdido en esos otros... afrodisíacamente hablando, se entiende.

Besos para la documentalista

Zhivago

Prometeo dijo...

Muy interesante; me encantan las ensaladas a todo tiempo, yo las acompaño de soja, queso, atun o anchoas, etc...un largo etec en el que no faltan aceitunas (pocas) o esparragos o remolacha,,,,un abarzo.

Raquel dijo...

En verano es lo único que me apetece comer, además se hace en un minuto, y aunque en realidad no es una comida que llene, al menos a mi me pasa eso que enseguida me da hambre otra vez, es un buen recurso para estos días de calor.
Besos :)


Pues me alegro que te haya entretenido estas curiosidades sobre alimentos tan comunes en nuestra casa como las zanahorias, los tomates y las cebollas.
Ya sabes que tenemos en común muchas cosas y en esto no va a ser menos. A mi la lechuga me parece algo indigesta también.
Besos :)



Los holandeses se empeñaron en que la zanahoria fuera naranja por patriotismo, hay que ver.
¿La zanahoria? pues bien rica que es. A mi antes sólo me gustaba hervida, pero ahora también me animo a comerla cruda, y me encanta. La verdad es que afrodisiaca o no, es una de las verduras que más me gustan.
Un beso :)


Qué bueno, con queso tierno y aceitunas negras. No he probado a hacerlas con soja pero tiene que ser muy sano.
Un abrazo :)

Chica de ayer dijo...

Perdona la tardanza Raquel. Esta vez nos hablas de la ensalada, y mejor momento que éste, ningún otro. Con el calor que hace, no hago sino comer ensaladas, de todo tipo. Tengo que decir que me encantan :). El tomate y el pepino, mis ingredientes por excelencia. Ambos con muchas vitaminas y propiedades.

Gracias por la información y por los consejos. ¡Ah! A ver si los del McDonalds leen esto y se mosquean :P jejejej. Pero es verdad, mejor una de casa o de un buen restaurante.

Un beso grande!!

Blogger dijo...

Anybody else is interested in getting a FREE MC DONALD'S GIFTCARD?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...